_
_
_
_

Carnavales en construcción

Desde Cádiz a Barranquilla, desde Venecia a Santa Cruz de Tenerife millones de personas se preparan para las mayores fiestas populares del mundo

Aurora Intxausti
Una pareja portando espectaculares máscaras pasean por Venecia
Una pareja portando espectaculares máscaras pasean por VeneciaGABRIEL BOUYS (AFP)

Medio mundo está de fiesta preparándose para enmascarar su cuerpo y su rostro durante los días del Carnaval. La música  y el baile son fundamentales en este tipo de festejos pero mientras en Europa el cuerpo se tapa con curiosos y espectaculares trajes, en Latinoamérica hay un evidente culto al cuerpo. Se celebra antes de Pascua, marcando el comienzo de la Cuaresma.

En Venecia surgió en 1480 cuando los nobles se disfrazaban para mezclarse con el pueblo. Las máscaras son el elemento más importante del carnaval. Fue en el siglo XVIII cuando alcanzó su máximo esplendor porque empezaron a acudir viajeros y aristócratas de toda Europa en busca de diversión y placer. El descubrimiento de América y el cambio de la Ruta de la Seda supuso la decadencia de Venecia por la perdida de poder mercante y militar y el carnaval llegó casi a desaparecer. Ha sido en los siglos XX y XXI cuando ha vuelto a recuperar su esplendor. Sus participantes utilizan trajes similares a los del XVIII. Abundan las máscaras blancas con encaje negro y sombreros de tres puntas. A partir de 1972 se fueron sumando otro tipo de colores a las máscaras pero predominando las blancas, plateadas y doradas.

El de Cádiz junto al de Santa Cruz de Tenerife son los más famosos de España. El primero destaca por sus famosas chirigotas. Las agrupaciones músico coral cantan, principalmente por las calles de la localidad coplas humorísticas. Mientras que en la isla canaria la elección de la reina del carnaval, con fastuosos trajes de más de 20 kilos, marca el inicio de la fiesta.

El de Barranquilla, además de ser la fiesta folclórica y cultural más importante de Colombia, es el segundo más grande del mundo después del de Río de Janeirio, en Brasil. En este festejo participan más de un millón de personas y su nacimiento data del siglo XIX. En él participan más de quinientas agrupaciones con disfraces y carrozas.

En Brasil se produce estos días una verdadera explosión de color donde las escuelas de samba, blocos y bandas ocupan barrios enteros. En el siglo XIX comenzaron a desfilar por las calles grupos de personas tocando y bailando, fueron los antecesores de las modernas escuelas de samba. Millones de personas participan en este famoso carnaval.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por los mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Aurora Intxausti
Coordina la sección de Cultura de Madrid y escribe en EL PAÍS desde 1985. Cree que es difícil encontrar una ciudad más bonita que San Sebastián.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_