Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine en español arrasa

Concha de Oro para la venezolana ‘Pelo malo’, la película de menor presupuesto de la sección oficial. ‘La herida’, de Fernando Franco, Premio Especial del Jurado

La actriz Marián Alvárez (izquierda) recibe la Concha de Plata de San Sebastián por su interpretación en 'La herida', de Fernando Franco.
La actriz Marián Alvárez (izquierda) recibe la Concha de Plata de San Sebastián por su interpretación en 'La herida', de Fernando Franco.

El cine más arriesgado y en español es el gran triunfador en el Festival de Cine de San Sebastián. Historias mínimas, pero contundentes. Pelo malo, la película venezolana dirigida por Mariana Rondón, el proyecto de menor presupuesto de la sección oficial (350.000 euros), ha logrado la Concha de Oro de esta 61ª edición. Los tres grandes premios de esta edición, marcada por un nivel en su sección oficial algo inferior en calidad a la del año pasado y por una ausencia importante de estrellas, han ido a parar a películas en castellano. Además de la Concha de Oro para Pelo malo, todo un grito contra la intolerancia en la sociedad venezolana, el jurado del Zinemaldia, presidido por Todd Haynes, ha concedido el Premio Especial del Jurado al largometraje español La herida, de Fernando Franco, y el de dirección al mexicano Fernando Eimbcke por Club Sandwich. No ha quedado ahí la cosa. La Concha de Plata a la mejor actriz ha sido para Marián Álvarez por La herida y la mejor fotografía para Pau Esteve Birba por Caníbal, de Manuel Martín Cuenca. Solo uno de los grandes cineastas europeos se ha colado en el palmarés: con el premio del guión al veterano realizador francés Bernard Tavernier, por su adaptación del exitoso cómic Quai d’Orsay, junto a Antonin Baudry y Christopher Blain, autores del libreto. Otro de los grandes, el intérprete británico Jim Broadbent –ganador del Oscar con Iris- se ha alzado con la Concha de Oro al mejor actor por el filme Le week-end, del realizador Roger Michell. El FIPRESCI, que han otorgado los críticos internacionales, ha sido para Quai d’Orsay, de Tavernier.

El dolor y la angustia ante la intolerancia instalada desde hace tiempo en la sociedad venezolana contra la homosexualidad fue lo que llevó a Mariana Rondón a escribir y dirigir Pelo malo, tercer largometraje de su carrera. La realizadora ha tenido palabras cálidas y generosas al recordar el cariño que ha encontrado en las calles de San Sebastián. Rondón ha agradecido al festival y al jurado haber tenido en cuenta a esta película “tan chiquita”. “Hice esta película para curarme de tanta intolerancia. Pensar distinto a nosotros, ser diferente no es un problema, al contrario es lo más hermoso que tiene el ser humano, sobre todo cuando se encuentra con los otros. Gracias San Sebastián por respetar las diferencias”, ha dicho la realizadora de Pelo malo. Todd Haynes, presidente del jurado, ha asegurado que la decisión de premiar Pelo malo estuvo claro desde que la vieron y que la decisión había sido unánime.

Fernando Franco, director de La herida, también ha hablado de “película chiquita y arriesgada”, al recoger el Premio Especial del Jurado. La herida ha sido una de las grandes sorpresa de este certamen proyectada el último día de concurso. El mexicano Fernando Eimbcke, Concha de Plata al mejor director por Club Sándwich, una intimísima y casi anecdótica película sobre una relación edípica entre una madre y su hijo adolescente, es un cineasta curtido en festivales. Sus dos anteriores películas han logrado galardones por certámenes de todo el mundo.

“Transmite la necesidad vital de ser amada” ha sido el argumento del jurado al anunciar la Concha de Plata para Marian Álvarez por su papel “valiente y generoso” en La herida. La actriz, vestida de rosa y con voz entrecortada, ha dedicado el premio a todas las personas que padecen algún trastorno psicológico, a las que se ha comprometido a intentar seguir dándoles voz desde el cine. El intérprete Jim Broadbent, Concha de Plata al mejor actor por Le week-end, no ha asistido a la ceremonia pero han leído en su nombre unas palabras: “El festival de Cine de San Sebastián es el mejor certamen al que he asistido nunca y por eso este premio tiene un valor especial”. Pau Esteve Birba, el operador de Caníbal, ha sido el más parco y sencillo al recoger el premio: “Gracias”, ha dicho.

El jurado ha optado claramente por premiar al cine más pequeño e independiente, de presupuesto muy ajustado, y avalar las películas en español, que salen muy reforzadas en esta 61ª edición, que se ha clausurado  en una gala presentada por Unax Ugalde y Edurne Ormazábal. Lo que viene siendo desde hace tiempo un clamor en la cinematografía del mundo entero, que señala a las películas latinoamericanas como las apuestas más vitales y artísticas, se ha hecho realidad en este palmarés. De todos los lugares llegan las declaraciones de amor hacia el cine latinoamericano. Todavía resuenan las palabras del director del Festival de Venecia, Alberto Barbera, que aseguró que el “futuro del cine está en América Latina, una tierra donde están sucediendo muchas cosas”, y la apuesta decidida y firme por parte del responsable del Festival de San Sebastián, José Luis Rebordinos, que siempre ha defendido al presencia de este cine por estar entre los “más creativos del mundo”. Pelo malo es la quinta película latinoamericana en ganar la Concha de Oro y su realizadora es la tercera directora en lograrlo.

El cine vasco ha reconocido el riesgo de la historia narrada por Aitor Merino sobre su amistad con el etarra Asier Aranguren, condenado a ocho años de cárcel por colaboración con banda armada y ahora en libertad en Pamplona, en el filme Asier ETA biok (Asier Y yo), con el premio Irizar al Cine Vasco. Merino, muy emocionado, ha recordado el apoyo de sus amigos de Madrid para sacar adelante este largometraje que ha codirigido con su hermana Amaia.

En la alfombra roja ha destacado extravertido y delicioso el más pequeño, también de estatura, el actor Kyle Catlet, el niño protagonista de El extraordinario viaje de T.S, Spivet, el filme dirigido por Jean-Pierre Jeunet y que ha clausurado el Zinemaldia.

Palmarés de San Sebastián 2013

Concha de Oro a la Mejor Película: Pelo malo, de Mariana Rondón (Venezuela).

Premio Especial del Jurado: La herida de Fernando Franco (España).

Premio al Mejor Director: Fernando Eimbcke por Club Sándwich (México).

Concha de Plata a la mejor actriz: Marian Álvarez por La herida, de Fernando Franco (España).

Concha de Plata al mejor actor: Jim Broadbent por Le week-end, de Roger Michell (Reino Unido).

Premio al Mejor Guion: Bertrand Tavernier, Antonin Baudry y Christopher Blain por Quai d'Orsay, de Bertrand Tavernier (Francia).

Premio a la Mejor Fotografía: Pau Esteve Birba por Caníbal de Manuel Martín Cuenca (España).

Premio Horizontes Latinos: O lobo atrás da porta, de Fernando Coimbra (Brasil).

Premio Kutxa Nuevos Directores: Benedikt Erlingsson, por Of horses and men (Islandia-Alemania)

Fipresci: Quai d’Orsay, de Bertrand Tavernier (Francia).