Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cátedra Vargas Llosa crea un premio a la mejor novela publicada en español

El galardón será bienal y está dotado con 100.000 dólares. Premiará las mejores novelas publicadas en español en cualquier lugar del mundo

Presentación de la nueva novela de Mario Vargas Llosa 'El héroe discreto' en Casa America. Ampliar foto
Presentación de la nueva novela de Mario Vargas Llosa 'El héroe discreto' en Casa America.

“Como el Booker Prize, pero a la española”, así define Carlos Granés, asistente de dirección de la Cátedra Vargas Llosa, el recién creado Premio Bienal de Novela Mario Vargas Llosa. El galardón, uno de los mejor remunerados de la escena literaria hispanohablante, será recompensado con 100.000 dólares, 75.000 euros (el Cervantes premia con 125.000 euros). Esta primera convocatoria es para novelas editadas en 2012 y 2013 en cualquier parte del mundo siempre y cuando sean en español. El ganador se dará a conocer el 28 de marzo de 2014, y saldrá de una lista de tres finalistas que se divulgará dos semanas antes.

Los encargados de elegir el primer ganador serán Nélida Piñón, Víctor García de la Concha, Marco Martos, Christopher Domínguez Michael y David Gallagher; además de J. J. Armas Marcelo, director de la Cátedra Vargas Llosa, que actuará de secretario con voz pero sin voto. El jurado podrá variar en cada convocatoria, y se elegirá entre las personalidades y los críticos más reputados del ámbito literario iberoamericano. Esta vez el anuncio se hará coincidiendo con el cumpleaños de Vargas Llosa, 28 de marzo, que caerá en viernes pero normalmente se hará la última semana de marzo.

El premio es financiado por la Cátedra Vargas Llosa y por la Universidad de Tecnología e Ingeniería de Perú. Mientras el Booker Prize se otorga cada año a autores en lengua inglesa nacidos en Gran Bretaña y cada dos años en su categrái Internacional a escritores de cualquier parte del mundo en el mismo idioma, el Vargas Llosa va dirigido a creadores que lo hagan en español.

La organización ha decidido hacer lo más abierta posible esta primera convocatoria con el objetivo de medir qué tipo de autores competirán en las ediciones venideras: “Esperamos que se presenten entre 300 y 400 escritores", confía Granés, quien agrega que desde que abrieron la inscripción del plazo, en marzo, han recibido obras de Ecuador, Perú, Venezuela, Colombia, México o España.

Además del premio, la idea es convertir Lima, ciudad donde se entrega el galardón, en la capital de las Letras Iberoamericanas. La semana previa a la entrega se organizarán mesas redondas, charlas y demás actividades entre escritores, intelectuales y académicos españoles y de otros países. Según las bases del concurso, los ganadores están obligados a viajar a la capital peruana para participar en estas actividades.

El Mario Vargas Llosa, explica Granés, pretende servir de plataforma para que la obra ganadora dé un salto cualitativo y cuantitativo. “Está pensado para premiar a la mejor novela. Esto no quiere decir que tenga que ser necesariamente un autor reconocido. Puede ganar un escritor que esté empezando. Sin ningún problema”, asegura.

El Premio Rómulo Gallegos, creado en 1964 en honor al novelista y político venezolano, ocupa un espacio similar dentro de la literatura española. El galardón, que en principio pretendía recompensar solo a escritores latinoamericanos finalmente se extendió a todo el ámbito hispanohablante. Sobre la necesidad de otro premio que distinga a los mejores novelistas en español, Granés hace un alegato en favor de volver a generar expectativas en el ámbito hispanohablante: “En realidad no hay muchos premios en este idioma. Están los que otorga el Estado, pero no independientes. Creo que hay espacio para ambos concursos y es bueno para estimular nuestra literatura”.