Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La SGAE ‘hereda’ el legado de Bernardo Bonezzi

El prolífico autor de bandas sonoras de películas y compositor del icono de la movida madrileña 'Groenlandia', fallecido el pasado año, fijó la entrega en su testamento

Una de las últimas imágenes de Bernardo Bonezzi, en su casa de Madrid.
Una de las últimas imágenes de Bernardo Bonezzi, en su casa de Madrid.

El prolífico legado del músico Bernardo Bonezzi, el niño prodigio de la movida madrileña y autor de más de 40 bandas sonoras de películas, muchas de ellas de Almodóvar, queda en manos de la SGAE. El heredero del compositor madrileño, fallecido a los 48 años el 30 de agosto de 2012, hizo entrega de su legado a la Sociedad General de Autores y Editores el pasado 5 de julio, cumpliendo la voluntad expresada por el músico en su testamento. La Junta Directiva de la SGAE, reunida el 31 de mayo, adoptó la decisión de aceptar tan importante material en el Centro de Documentación y Archivo (CEDOA) de la Sociedad de Autores.

Esta donación de Bonezzi está formada por las partituras de bandas sonoras de películas  exitosas como Mujeres al borde de un ataque de nervios, ¿Qué he hecho yo para merecer esto o El amor perjudica seriamente la salud y teleseries populares como Farmacia de guardia o La huella del crimen, así como numerosas canciones y anuncios. El músico compuso con solo 13 años el tema Groenlandia, primer sencillo de su grupo Zombies y que se convirtió en canción icono de la movida madrileña. Tras sus obras juveniles, consolidó una importante carrera como autor de bandas sonoras para películas de su amigo Pedro Almodóvar y para otros cineastas como Agustín Díaz Yanes, Manuel Gómez Pereira o Enrique Urbizu. En 1996, Bonezzi ganó un premio Goya por Nadie hablará de nosotras cuando hayamos muerto.

La herencia de Bonezzi se incorpora a las colecciones especiales y archivos personales del CEDOA, formada por más de una treintena de donaciones o legados de autores musicales y teatrales. Estos valiosos repertorios incluyen también una importante representación de archivos de empresarios teatrales, actrices y actores, cantantes, instrumentistas o editores musicales, así como dos colecciones especiales del fondo histórico de la SGAE.

Una vez catalogado, el legado de Bernardo Bonezzi estará a disposición de cualquier interesado en la obra de este autor. El Centro de Documentación y Archivo de SGAE tiene abiertas sus puertas tanto a investigadores o intérpretes, como a público en general que pueden hacer uso del valiosísimo patrimonio allí alojado. Además, dispone de un servicio de reprografía para aquellas personas que, por motivos de investigación o de estudio, necesiten obtener reproducciones de los fondos. Las colecciones se reparten en tres localizaciones: el madrileño Palacio de Longoria y las sedes de la SGAE en las ciudades de Barcelona y Valencia.

Más información