Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘Buscando la luz IV’ bate el récord de subasta en la obra de Chillida

La casa Christie's vende la escultura del artista vasco por más de 4,8 millones de euros

‘Buscando la luz IV’ bate el récord de subasta en la obra de Chillida

La monumental escultura Buscando la luz IV de Eduardo Chillida, de 16 toneladas de peso, fue subastada hoy en Londres por la casa Christie's en 4.093.875 millones de libras (4.806.209 euros ó 6.320.943 dólares), récord para el artista vasco. La imponente pieza de acero corten, creada en 2001 y de ocho metros de alto, superó la anterior marca lograda en subasta por el escultor donostiarra, Rumor de limites no. VI (1969), vendida también por Christie's en 2006 en Londres por 2.024.000 libras (2,38 millones de euros y 3,12 millones de dólares al cambio de hoy).

Buscando la luz IV forma parte de la colección privada Homenaje a Chillida, integrada por 45 obras de artistas de distintos países unidos por su admiración por el escultor vasco, que se exhibieron juntas en 2006 en el museo Guggenheim de Bilbao y que serán subastadas entre hoy y mañana por Christie's.

La monumental pieza fue vendida a un comprador no identificado en una puja de Christie's dedicada al arte de posguerra y contemporáneo en la que la estrella fue un cuadro sin título de Basquiat (1982), adjudicado en 18,76 millones de libras (22,11 millones de euros o 28,82 millones de dólares).

Buscando la luz IV, creada por Chillida el año anterior a su muerte, se exhibió desde 2002 hasta 2004 en el parque escultórico de Yorkshire (norte de Inglaterra) y posteriormente en el Guggenheim y en la plaza de la Convivencia de Bilbao, junto a las torres creadas por Arata Isozaki.

Los últimos días ha podido verse en Londres en el Royal Hospital Gardens de Chelsea mientras el resto de la colección privada Homenaje a Chillida fue reunida por Christie's por última vez en una exposición en Londres antes de ser subastada hoy y mañana para pagar deudas.

Esa colección fue gestada tras la muerte en 2002 del escultor donostiarra por la empresa vasca Grupo Orvasco y, según las estimaciones de la casa londinense de subastas, su precio en el mercado puede superar los diez millones de euros.

Más información