Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cuando Lee Ranaldo encontró a Refree

El exguitarra de Sonic Youth graba un disco en la capital catalana con la ayuda del productor barcelonés Raül Fernández

El productor Refree (izquierda) y Lee Ranaldo.
El productor Refree (izquierda) y Lee Ranaldo. EL PAÍS

13 de abril. Lee Ranaldo escribe desde Porto, Portugal. Parece contrariado: se ha cancelado el festival, en Marruecos, donde iba a participar con su grupo y a presentar una performance audiovisual con su compañera, la fotógrafa Leah Singer. La aventura incluía artistas internacionales y músicos magrebíes, transporte hasta el interior del Sahara y estancia en haimas, seis litros diarios de agua por persona. La expedición africana se ha esfumado y el guitarrista de Sonic Youth se encuentra varado en la península con varios días libres. Su promotor español ha improvisado actuaciones en Gijón y Zaragoza que añadir a las anunciadas en Madrid, Barcelona y Bilbao. Y los responsables del festival Primavera Sound le han ofrecido la posibilidad de grabar un disco en un estudio barcelonés, para la recién fundada discográfica El Segell del Primavera. La marca despega de la mano del joven productor Headbirds, cuyo single debut ya está disponible. El sello editará únicamente en digital y vinilo.

Estoy trabajando en un álbum de rock, en Nueva York, y estas sesiones me han dado la oportunidad de probar algo distinto

Lee Ranaldo

Hiperactivo y multidisciplinar, Ranaldo no ha parado desde que la separación del matrimonio Gordon/Moore dejase en suspenso el futuro de Sonic Youth, institución sin cuya determinante influencia no se entiende el fenómeno alternativo de los noventa. Aparte de lo estrictamente musical, una variación a la carta de repertorio rock, proyectos experimentales y recitales en solitario, este innovador de la guitarra, que como tal se reconoce discípulo de John Fahey y Joni Mitchell, reparte sus ansias creativas entre la escritura, el dibujo y la fotografía. Su primer álbum en solitario de canciones, Between the Times and the Tides (2012), le ha brindado un nuevo público. Tan fibrosa grabación proyecta conjuros rock y aceradas baladas donde el acervo de Neil Young se impone a experimentos y estruendos, y ha elevado su estatura más allá del rol mediáticamente secundario que tenía en la banda madre. Imaginando las sesiones barcelonesas, pensó en cantar alguna canción en castellano. Remitió unas letras para que intentara su traducción; no hubo tiempo, quizás la próxima vez.

‘’Elegimos que fuese una sesión acústica pues, con mi banda, últimamente hemos probado a hacer actuaciones en dicho formato, como la que ofrecimos en Ourense’’, explicaba antes del último concierto de la gira. ‘’Muchas de estas canciones las compuse en una guitarra acústica, y me gusta pensar que pueden vivir distintas situaciones. Pueden ser interpretadas como rock eléctrico, con grupo acústico, o en solitario. El mes próximo voy a tocarlas, en Holanda, acompañado de una sección de cuerda, la Kaleidoskop Ensemble. Estoy trabajando en un álbum de rock, en Nueva York, y estas sesiones me han dado la oportunidad de probar algo distinto, en este caso un disco acústico’’.

Lee Ranaldo, Alan Licht, Steve Shelley y Raül Fernández. ampliar foto
Lee Ranaldo, Alan Licht, Steve Shelley y Raül Fernández.

Ranaldo se muestra satisfecho de la colaboración con Raül Fernández, encargado de supervisar la grabación en el estudio The Room, que acogió a la Lee Ranaldo Band al completo, y más tarde en su propio estudio doméstico, donde se captaron las voces y se hicieron pequeños retoques. Fernández prepara también un disco de su proyecto Refree, cantado íntegramente en catalán, para El Segell del Primavera. Ranaldo admite que la experiencia barcelonesa les ha servido ‘’para dar con nuevas perspectivas sonoras, tras un año musicalmente rico en la progresión de la banda, para el álbum que estamos ultimando en Nueva York’’. Y añade que tendrá en cuenta a Fernández en su faceta de arreglista para futuros proyectos.

‘’Cuando me llamaron desde el Primavera Sound, contándome el proyecto, obviamente me encantó la idea’’, afirma ilusionado Fernández. ‘’Pregunté cuál tenía que ser mi papel, si tenía que producir o qué. Me dijeron que trabajásemos juntos, que hiciera que estuvieran cómodos y sonara bien, y a partir de ahí que fuésemos encontrando todos nuestro sitio. Y así fue. Progresivamente desarrollamos nuestra relación, desde el primer día que nos encontramos en el estudio sin conocernos, hasta al cabo de cinco días en que, satisfechos con el material grabado, ya hablábamos de cómo trabajar juntos nuevamente. Ha sido un placer trabajar con Lee, y lo digo no sólo desde la admiración musical, también desde lo personal’’.

Hasta que se concreten las mezclas del material registrado, en el que participó el batería de Sonic Youth, Steve Shelley, no se decidirá el número de temas a incluir, entre repertorio propio y versiones de Neil Young, Bob Dylan, Sandy Denny y Monkees. Mientras se perfila el artefacto barcelonés de Lee Ranaldo, el músico neoyorquino completará su segundo álbum oficial, todavía sin título, cuya publicación muy probablemente le vuelva a traer a España.