Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

China abre los ojos a la escultura española del siglo XX

La muestra 'De Picasso a Barceló' se puede ver hasta el 30 de junio en Pekín

Expone 79 obras de artistas como Gaudí y Chillida

Exposición 'De Picasso a Barceló. Escultura española del siglo XX’ en el Museo Nacional de Arte de China, en Pekín. Una visitante pasa junto a la obra ‘Cabeza de pájaro’ (1985), de Jaume Plensa. Ampliar foto
Exposición 'De Picasso a Barceló. Escultura española del siglo XX’ en el Museo Nacional de Arte de China, en Pekín. Una visitante pasa junto a la obra ‘Cabeza de pájaro’ (1985), de Jaume Plensa.

Los amantes del arte en China –y cada vez son más- tienen la oportunidad de conocer de primera mano hasta el 30 de junio en Pekín un poco más la creación española. Un total de 79 obras de artistas como Picasso, Gaudí, Chillida, Gris, Gargallo, Oteiza y Leiro forman parte de la exposición De Picasso a Barceló. Escultura española del siglo XX, que fue inaugurada ayer en el Namoc (siglas en inglés de Museo Nacional de Arte de China), en el marco del 40º aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre España y el país asiático.

La muestra recoge la evolución que ha experimentado la escultura española desde las primeras vanguardias hasta la actualidad, y hace un énfasis especial en la relación entre el dibujo y la escultura a través del camino que va desde la idea hasta su transformación en figura tridimensional.

Las esculturas están acompañadas de uno o varios dibujos del mismo artista, en un recordatorio de la estrecha relación que unen a una y otros en el proceso creativo, aunque los dibujos expuestos son obras independientes en sí mismas. “El diálogo singular entre la pintura y la escultura es lo que hace particularmente interesante la exposición”, afirmó Román Escolano, presidente del ICO (Instituto de Crédito Oficial) -a cuya fundación pertenecen las piezas expuestas-, ante unas doscientas personas, en el acto de inauguración en el museo. “El dibujo es el momento íntimo de la creación del artista, y la escultura es la exposición al público de ese momento mágico”, señaló el nuevo embajador de España en Pekín, Manuel Valencia, quien despertó aplausos entre el público chino cuando afirmó que tenía que irse rápidamente porque poco después presentaba las cartas credenciales al presidente chino, Xi Jinping.

Varios visitantes acuden la inauguración de la muestra 'De Picasso a Barceló' en el Museo Nacional de Arte de China en Pekín. ampliar foto
Varios visitantes acuden la inauguración de la muestra 'De Picasso a Barceló' en el Museo Nacional de Arte de China en Pekín. EFE

La exhibición arranca con el modernismo de Antoni Gaudí (Chimenea ventilador, 1909), y sigue con la reacción noucentista catalana de Manolo Hugué; más vanguardista en Julio González o Pablo Picasso, de quien se puede ver la escultura en chapa de acero Femme debout (Mujer de pie), de 1961. El surrealismo llega de la mano de Salvador Dalí y su Desnudo femenino, histérico y aerodinámico (1934-1973), y Joan Miró (Mujer, 1970). Las figuras y los dibujos se suceden, en un despliegue equilibrado, que lleva, entre otros, a artistas como Ángel Ferrant, Antoni Tàpies, Eduardo Arroyo, Martín Chirino, los austríacos Adolfo Schlosser y Eva Lootz, Susana Solano, Jaume Plensa y Miquel Barceló.

La exhibición ocupa tres salas de la tercera planta del Namoc, uno de los principales museos de China de arte moderno y contemporáneo, situado a pocos cientos de metros de la Ciudad Prohibida. “Esta exposición es una buena oportunidad para reforzar la amistad entre los dos países. No solo hay que promover la relaciones políticas y económicas sino también las culturales”, afirmó su director, Fan Dian, a este periódico. “Tenemos ganas de conocer mejor el arte español, ya que en China son más conocidos el arte de Estados Unidos o el de Francia”, aseguró Fan Dian, a pesar de que Picasso, Dalí y Gaudí se encuentran entre los artistas más populares en el país.

Exposición 'De Picasso a Barceló. Escultura española del siglo XX’ en el Museo Nacional de Arte de China, en Pekín. Una visitante fotografía la obra ‘Sin título’ (1988), de Andreu Alfaro.
Exposición 'De Picasso a Barceló. Escultura española del siglo XX’ en el Museo Nacional de Arte de China, en Pekín. Una visitante fotografía la obra ‘Sin título’ (1988), de Andreu Alfaro.

La exposición ha sido organizada por la Fundación ICO, la sociedad estatal Acción Cultural Española (AC/E) y la embajada de España en Pekín. Según Miguel Albero, director de programas de AC/E, ha contado con un presupuesto “inferior a 100.000 euros”, financiados casi en su totalidad por la propia sociedad estatal.

La Colección ICO de Escultura con Dibujo, a la cual pertenecen las piezas expuestas, está integrada por obras de pequeño formato del siglo XX de 38 artistas, y desde hace 20 años ha viajado a numerosos países. Forma parte de los fondos del museo ICO, junto con la Colección de Pintura Española Contemporánea y la Suite Vollard, una serie de 100 grabados realizados por Picasso entre 1930 y 1936, que Escolano dice que le gustaría mostrar el año que viene “en China y otros países de la zona”.

El Gobierno chino tiene previsto organizar, también el año que viene, en el Cuartel del Conde Duque, en Madrid, una muestra de arte contemporáneo del país asiático, en la que la mayoría de las obras procederán de la colección permanente del Namoc, según asegura Fan Dian.