Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fin de semana de la catástrofe

Del viernes al domingo las salas del cine en España recaudaron solo 3,8 millones de euros y tuvieron apenas medio millón de espectadores

Hasta anoche, la venta de entradas en 2013 ha caído un 16%, y la recaudación un 13%, en comparación al mismo periodo de 2012

Olga Kurylenko y Tom Cruise en 'Oblivion', la película más vista el pasado fin de semana.
Olga Kurylenko y Tom Cruise en 'Oblivion', la película más vista el pasado fin de semana.

¿Ha sido el peor fin de semana de la historia del cine en España? Desde Rentrak España, que audita los datos de taquilla de las salas desde 1997 no están seguros, aunque lo califican de “catastrófico”. Desde FAPAE, la confederación de productores audiovisuales españoles, sí creen que al menos en los últimos seis años no se ha visto otro igual. En los últimos tres días, el top 20 (el listado con las 20 películas más taquilleras) suma 3,7 millones de euros (son cifras provisionales ya que faltan algunos cines, la cantidad definitiva rozará los 3,6 millones). Desde Rentrak apuntan que todas las películas sumadas alcanzarán los 3,8 millones de euros. Y lo que es más revelador, al cine han ido solo unos 500.000 espectadores.

En un fin de semana mediano ese número se duplicaría hasta casi un millón. El fin de semana anterior la taquilla superó los 5,2 millones (y ya era malísimo), y el del 5, 6 y 7 de abril sumó 6,57 millones de euros. Para medir la salud recaudatoria de una película, se considera un resultado mediano, al menos aceptable, que logre más de 1.500 euros de media por pantalla en la que se proyecta. Pues bien, del top 20 solo lo logran Oblivion (que además es la más taquillera) con 2.382 euros y la danesa La caza, con 1.765 euros por sala.

Coincidiendo con este desastre, en una rueda de prensa conjunta esta mañana en el certamen de Málaga Pedro Pérez, presidente de FAPAE, los productores españoles, y Juan Ramón Gómez Fabra, presidente de FECE, la federación de exhibidores, han incidido con más datos en la alarmante situación, provocada según Fabra por la piratería y ese 21% del IVA. La cifra más comentada es la que resulta de comparar la taquilla y los espectadores de estos 21 días de abril de 2013 con los primeros 21 días de abril de 2012: la caída de entradas ha sido un 45,2% y la de la taquilla sin el IVA, de un 50%. “Alarma absoluta”, asegura Pérez. “Descorazonador”, según Gómez Fabra. En lo que va de 2013 la recaudación ha caído un 13% (de 182,3 millones de euros a 158,8 millones) y la asistencia a cines un 16% con respecto al mismo periodo de 2012.

“Ya advertimos de que la caída sería progresiva y que el fin de año aún aguantaríamos. Pero desde enero cada día que pasa es peor que el anterior. Pedimos al Gobierno que rectifique el IVA”, pedía Pérez. Fabra a su lado ha explicado: “En 2004 fueron a las salas 194 millones de espectadores, en 2012 un 40% menos”. Tras incidir en la desagradable sorpresa que sufrieron cuando el Gobierno subió el IVA al 21% (el más alto de Europa), aseguró que el "ivazo" no es el único enemigo: “No se han mejorado las políticas antipiratería. La oferta gratuita es una agresión. Pero la fiscalidad excesiva, cuando ya estábamos al borde del abismo, nos ha empujado al fondo del despeñadero. En Canarias, donde las entradas del cine no están gravadas con el IVA sino con el IGIC, que es del 7%, la taquilla se ha incrementado un 5,13% en los siete meses transcurridos desde la llegada del ‘ivazo’ y la afluencia crecido un 10,32%”.

Preguntado sobre si los exhibidores piensan bajar las entradas y sobre qué margen tenían aún para congelar los precios, Fabra respondió: “Somos el ocio más barato que hay en España, aunque la gente tenga una percepción diferente por la subida provocada por la nueva fiscalidad y la estereoscopía, más cara. El año pasado, a pesar de la llegada del 21%, las entradas subieron de 6,65 euros de media a 6,93 euros. Si le descontamos el IVA, a inicios de 2012 costaban 6,16 euros y a finales, 5,73 euros. Bajaron. Nosotros hemos además multiplicado nuestras ofertas especiales, los descuentos y seguiremos con ellos. Con ellos puedes ver una película hasta por cinco euros”.

El futuro, según el presidente de los exhibidores, va a peor: “En breve el Ministerio de Hacienda no va a recibir dinero, sino solicitudes de aplazamiento del pago del IVA. Lo veíamos venir, porque enero, febrero y marzo han sido lluviosos, pero en cuanto ha salido el sol en abril el mercado se ha derrumbado. Y en seis meses llega el fin del celuloide”. En 2014 ya no se distribuirán de forma masiva las películas en celuloide sino en formato digital. La reconversión digital de una sala cuesta unos 60.000 euros. La industria, según el jefe de los exhibidores, ha invertido 100 millones de euros en esta labor, y por ahora solo el 50% de las salas han dado el salto. El próximo 1 de enero se acaba el plazo.

Fabra recuerda que ese cambio se ha hecho “sin ayudas, como sí han recibido otras industrias”, y que veremos en los próximos fines de semana cómo se ahonda la diferencia entre las distintas recaudaciones de las películas: “Habrá un taquillazo, a lo sumo dos, que recauden más de un millón de euros, y algún filme de autor que saque buenas medias. El resto, las películas que estaban en medio, que recogían espectadores del tirón de las grandes, caerán en picado. Desaparecerá el término medio”.

El hachazo del IVA

Durante la rueda de prensa y las posteriores entrevistas, hubo más análisis sobre la situación actual, que Pérez achacaba, en el caso del IVA, no al Ministerio de Cultura, con el que se negocia ahora mismo la nueva Ley del Cine, sino a “instancias superiores”, el Ministerio de Hacienda. “Queremos que rectifiquen. Que volvamos a un IVA como el que hay en el resto de Europa, que mejoren las posibilidades de desgravaciones fiscales”. Por las desgravaciones se refería a las posibles nuevas medidas que impulsen la producción en España: “No creo que la Ley del Mecenazgo ayude al cine por dos razones: no habrá Ley del Mecenazgo esta legislatura y las productoras son empresas con ánimo de lucro, bueno, al menos con ánimo. Los mecenas son los espectadores que pagan su entrada. La agresión del IVA es al espectador. Ahora estamos en el tiempo de las respuestas. Nosotros ya hemos hecho propuestas y la Comisión Mixta que reúne al Gobierno y a la industria se reúne de nuevo el día 8. Hasta el 31 de mayo tenemos tiempo, para que durante el segundo semestre se legisle y el 1 de enero de 2014 empiece una nueva Ley del Cine. Pero si el 31 de mayo no hay acuerdo ni texto…”.

Aunque en la mesa no había representantes de los distribuidores, Pérez recordó que el 82% del cine en España lo distribuyen las majors hollywoodienses, “hecho inaudito en el resto de los grandes países de Europa”. “El cierre de Alta Films ahonda en un déficit español: no hay una distribuidora española con el tamaño de la sucursal de una major en nuestro país”. A Fabra le dolía el hecho de que el Gobierno no apoya nada a la industria, a la creación de empleos. “Están siendo, bueno, lo dejaré en tibios. Seguimos teniendo 90 millones de espectadores, pero ¿dónde está la Ley de Propiedad Intelectual? ¿Hasta cuándo no perseguirán el todo gratis?”.

El respiro del cine español

Mientras se desmorona el cine en España, el cine español aguanta en el abismo cogido con la punta de los dedos. En realidad, de dos dedos: el de Mamá (película con un 33% de producción española) y el de Los amantes pasajeros, dos títulos que han aguantado la cuota de mercado del cine español.

Pedro Pérez recordaba, en mitad de terreno apocalíptico que describía, que hasta ayer 21 de abril, la recaudación del cine español ha crecido en 2013 en comparación al mismo periodo de 2012 un 35,6% (24’07 millones frente a 17), mientras que el extranjero ha caído un 18’38%. De ahí que la cuota alcance el 15,9% cuando el 21 de abril de 2012 estaba en el 9,7%. “Vivimos aún de las películas que se empezaron hace dos o tres años. Pero ya vemos que la actividad se reduce, que este año solo se han arrancado 28 rodajes, cuando en 2012 ya llevábamos 33. Puede que a lo mejor concentramos excesivamente los estrenos españoles y tenemos meses ‘valle’, en los que no hay cine español. Pero si el año pasado aquí en Málaga auguré que sería una gran temporada, hoy creo que 2013 no será catastrófico para el cine español aunque desde luego no mejoraremos el 2012”.

 

ACTUALIZACIÓN: Finalmente el top 20 ha sumado definitivamente 3.772.737 euros con 530.231 espectadores. Oblivion ha recaudado 1.129.696 euros, con 2.349 euros de media, y solo el filme de Tom Cruise y la danesa La caza, décima en taquilla con 90.564 euros y 1.709 euros de promedio, superan los 1.500 euros de media por pantalla.

Más información