Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El libro por entregas de Roncagliolo ‘Óscar y las mujeres’, en las librerías

La aventura literaria del escritor peruano ha llegado a todos los países de habla hispana

El escritor peruano Santiago Roncagliolo, en Madrid.
El escritor peruano Santiago Roncagliolo, en Madrid.

No hay datos que permitan sustentar que la aventura que emprendió Santiago Roncagliolo (Lima, 1975) ha sido un éxito o un fracaso. Lo que está claro es que a él no le asusta que sus libros se lean en Internet y luego salgan en papel. El 18 de enero con la editorial Alfaguara hizo una apuesta: su nueva obra tenía que salir por entregas en la Red. Durante un mes los lectores de Latinoamérica y España han sido los más fieles seguidores a las palabras escritas por Roncagliolo. Los capítulos no salían al mismo tiempo en todos los países, sino que iban rotando. El libro Óscar y las mujeres (Alfaguara) ya se puede adquirir en papel porque ha salido a la calle en Perú, México y España. La venta en Colombia se retrasará unos meses más.

Para sostener la cohabitación entre Internet y el papel, Roncagliolo, que siempre tiene la sonrisa en su cara, dice: “A nadie se le va a ocurrir regalar un link. Si quieres que alguien disfrute con la lectura le obsequias con un libro, que es algo tangible y puede disfrutar con ello en la mano e ir pasando las páginas. Al menos a mí me gusta más que me regalen un libro”. En la mesa en la que mantenemos la conversación lleva un periódico y varios cuadernos para ir apuntando ideas, “siempre le estoy dando vueltas a la cabeza, la mente es muy olvidadiza, por eso es mejor anotar las cosas que se me van ocurriendo”.

La experiencia para este escritor peruano, que llegó a España después de haber sido guionista de varias telenovelas tipo culebrones de gran éxito en su país, considera que este último experimento con Alfaguara ha sido “muy bueno". "Hay escritores que son catastrofistas pensando que la Red se va a comer al papel. Yo no, la Historia ha ido demostrando que un medio puede convivir con otro. No desapareció la escritura porque apareció la radio, ni la radio porque llegó la televisión… Hay que experimentar hasta llegar al punto en el que ambos puedan cohabitar sin hacerse daño un medio a otro”. No se puede olvidar que antes que Roncagliolo hubo otros escritores que construyeron sus novelas a modo de entregas como Dickens, Tolstoi, Conan Doyle, Dumas, García Márquez y Stephen King, sin olvidar a Corín Tellado. Era un mundo y unas épocas distintas, pero igual de cambiantes e interesantes que ahora, y los lectores esperaban impacientes sus escritos. Ahora todos los textos, o la mayoría de ellos, están recogidos en libros que se pueden comprar en papel o en ebook.

Santiago Roncagliolo tiene claro cuáles son las reglas del juego a la hora de realizar su trabajo. “Si tengo que meterme en la Red pienso que es un juego, que puede ser divertido, e incluso favorable para el escritor porque puede llegar a lugares inimaginables. Un autor puede tener lectores que se encuentran en pueblos y países en los que el libro en papel no llega porque las carreteras son imposibles. Acceder al mercado de Estados Unidos en papel es bastante complicado, pero con Internet hay muchos menos problemas. Si quiero comprar un libro en un idioma distinto al de mi escritura, difícil encontrar, lo hago a través de la Red sin dudarlo, pero si quiero algo en castellano voy a la librería”.

El autor peruano, afincado en España desde hace algo más de una década, ha realizado varios experimentos en la Red: una crónica de viajes y un libro en el que él escribió el primer capítulo y los internautas el resto. “Siempre estoy imaginando cosas diferentes para no aburrirme”. Hablamos de cómo era cuando llegó a España y de cómo se ve ahora. “Creo que en esta evolución me he ido convirtiendo en varias personas diferentes. Mi proceso personal ha sido muy variado, ahora estoy más en contacto con la realidad. Es más fácil vivir en la ficción que estar pisando tierra, pero así es la vida”, lo dice con media sonrisa..

Estamos a escasos metros del Congreso de los Diputados donde se celebra el debate del Estado de la Nación. “Soy experto en crisis porque viví la de Perú de los años ochenta. Me duele ahora la de España, pero veo que la movilización de la gente por lo que cree es muy importante: defensa de la Sanidad Pública, la Educación, en contra de los desahucios, es algo muy positivo. No hay corrupción generalizada porque se está produciendo en los círculos de poder y no en el ciudadano de la calle”. ¿Qué le pediría al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy? “Que haga algo, que no espere que las cosas se solucionen por sí solas o que se olviden. Que haga propuestas serias para salir de la precariedad".

¿Cree que esta novela podría convertirse en una serie de televisión? “Los escritores tenemos cierto pudor a la hora de ver reflejado en la pantalla grande o pequeña nuestro trabajo, pero a mí no me importa. Dos de mis libros ya se han llevado al cine, Pudor y Abril rojo. Si quieren hacerlo con Óscar y las mujeres sería fantástico, aunque tendría que rodarse en Miami, que es donde se desarrolla la historia".