Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

No habrá dinero, pero sí cultura

2013 se abre ante el público amante de las artes con un ambicioso abanico repleto de novedades y, en algunos casos, con excelentes fondos de armario

Una visitante observa 'El gran masturbador' en la exposición sobre Dalí en el Pompidou.
Una visitante observa 'El gran masturbador' en la exposición sobre Dalí en el Pompidou. FRANCE PRESS

Arte, cine, libros, teatro, música, danza, Historia... el año que ya ha arrancado ofrecerá una oferta paradójicamente ambiciosa. Paradójica... porque como es sabido, el horno no está, en lo cultural, para bollos de gran lujo. Aún así:

ARTE: de Dalí a David Bowie

2013 se verá salpicado de ambiciosas exposiciones de todo tipo y condición. Unas de las más esperadas son las que el Reina Sofía dedicará a la escultora Cristina Iglesias (5 de febrero) y a Salvador Dalí (23 de abril): esta última será, sin duda, el bombazo popular del año. Cildo Meireles (16 de mayo) en el palacio de Velázquez, Miquel Barceló en Elvira González (26 de enero) o Durero grabador (6 de febrero) en la Biblioteca Nacional serán citas imprescindibles.

La colección de Patricia Phelps de Cisneros, considerada una de las más importantes en obras de artistas latinoamericanos, llega al Reina Sofía el 22 de enero. Colectiva, pero con préstamos de diferentes museos, es una de las dos exposiciones con las que Mapfre arranca su año: Luces de bohemia (2 de febrero). Cien obras inspiradas en los gitanos para dar cuerpo al mito del artista bohemio. A la vez inauguran Impresionistas, posimpresionistas y el nacimiento del arte moderno, 78 obras maestras (Monet, Renoir, Seurat, Signac, Van Gogh, Cézanne...) procedentes del Museo de Orsay de París.

El vecino museo Thyssen prolonga el paisaje con Impresionismo y aire libre. De Corot a Van Gogh (5 de febrero). El Prado pone en valor sus fondos y anuncia tres singulares exposiciones. La primera está dedicada a Juan Fernández, El Labrador (11 de marzo), maestro en la composición de naturalezas muertas. El trazo español en el British Museum. Dibujos del Renacimiento a Goya y La belleza encerrada, completan el programa oficial del museo. Fuera de España, lo más interesante se concentra en Londres: los retratos de Man Ray en la National Portrait, la retrospectiva que la Tate Modern dedica a Roy Lichtenstein (21 de febrero), o la primera retrospectiva mundial sobre el músico David Bowie (Victoria & Albert, 23 de marzo).

CINE: 'hobbits' y 'supermanes’

La temporada acabará como empezó: con un hobbit: el 13 de diciembre llegará a España El hobbit: la desolación de Smaug, y Peter Jackson seguirá triunfando en las salas, y provocando más debate con sus 48 fps y su 3D. No habrá un batman, pero sí un superman, con El hombre de acero, en la que Zack Snyder intentará triunfar allí donde resbaló Bryan Singer, quien por cierto estrenará Jack, the giant slayer. Otro director que luchará por mantener su estatus de creador taquillero es Sam Raimi, con su Oz. Igual que Guillermo del Toro, que pasará su reválida con su previsible blockbuster Pacific rim. Y si aún queda público con ansias de muerte y destrucción, Brad Pitt lucha contra los zombies en Guerra mundial Z, cuyo rodaje ya ha dado pie a todo tipo de rumores malévolos, manchando el nombre de su director, Marc Forster. Finalmente, uno que lucha por ser quien fue: M. Night Shyamalan, que en After Earth ha contado con la mitad de la familia Smith: Will y su hijo Jaden, en un filme de aventuras y ciencia-ficción.

Entre los dramas, el espectador podrá escoger entre la más sobria Diana, en la que Naomi Watts encarna a Lady Di, retorno al cine político de Oliver Hirschbiegel (El hundimiento) o la más espectacular y alocada El gran Gatsby, en la que Baz Luhrmann se lanzará a por la cuadratura del círculo: el relato de Francis Scott Fitzgerald sobre el gran arribista social y ahora en 3D, con Leonardo DiCaprio, Tobey Maguire y Carey Mulligan. Habrá dos malick: la que ya proyectó en Venecia, To the wonder, con Ben Affleck y Javier Bardem, y la que parece más interesante: Rey de copas, con Christian Bale, Natalie Portman y Cate Blanchett. Otro de los grandes actuales, Ryan Gosling, repite con el director de Blue Valentine en The place beyond the pines junto a Bradley Cooper: duelo policial entre los dos actores del momento. El tercer intérprete en alza, Michael Fassbender, podría estrenar en Cannes su nueva colaboración con su director fetiche, Steve McQueen: Twelve years a slave.

En España, mientras Alejandro Amenábar decide si su próximo proyecto es en inglés o español (porque el guion ya lo tiene a punto de caramelo), Fernando León levanta su siguiente trabajo y Daniel Monzón rueda por fin El niño, con Luis Tosar, la taquilla se la repartirán entre Pedro Almodóvar con Los amantes pasajeros (regreso a la comedia más loca de sus inicios), Alex de la Iglesia con Las brujas de Zugarramurdi, con satanismo, humor negro, aventuras y locura visual, es decir, su mejor receta; Daniel Sánchez Arévalo logrará otro triunfo en la comedia con La gran familia española; Jaume Balagueró rodará y estrenará Rec4; y en dibujos animados la sensación de la temporada será la hispanoargentina Futbolín, con Juan José Campanella pasándose a la animación en 3D con la ayuda del maestro Sergio Pablos. Isabel Coixet –que ha filmado dos filmes en 2012- y Nacho Vigalondo (Open windows, con Elijah Wood) aportarán su granito de arena. El tapado podría ser Patxi Amezcua (25 kilates), que esta semana ha terminado el rodaje de otro thriller, Séptimo, con Belén Rueda y Ricardo Darín. Y Santi Zannou dará otro vigoroso puñetazo con Alacrán enamorado.

Lo que sí habrá seguro es un nuevo encontronazo entre los dos grandes directores daneses: Lars von Trier, que se pasará al porno –ya veremos en qué grado- con Nymphomaniac (Charlotte Gainsbourg, Stellan Skarsgård, Connie Nielsen, Christian Slater, Jamie Bell y Shia LaBeouf), y Nicolas Windind Refn, a quien los rumores le atribuyen el mérito de inaugurar Cannes el 15 de mayo con Only god forgives.

2013 no estaría completo sin mencionar el nombre del tipo que soportará la mayor responsabilidad en las últimas décadas del cine. Michael Arndt —escritor de Pequeña Miss Sunshine y Toy story 3— pasará el año encerrado escribiendo los guiones de la séptima, octava y novena entrega de Star wars. Eso es un reto, y no el porno danés.

TEATRO: los todoterrenos

Los grandes todoterrenos no paran. José María Pou será actor, director y traductor de A cielo abierto, de David Hare, que ahora hace con Nathalie Poza y en otoño estrena como director Los hijos de Kennedy, de Robert Patrick, con Maribel Verdú y Raúl Arévalo. Juan Echanove va a dirigir e interpretar, junto a María Galiana, Conversaciones con mamá, obra de Santiago Carlos Oves. Lluís Pasqual dirigirá Blackbird, de David Harrower, y Els feréstecs, de Goldoni. Gerardo Vera, tras salir del Centro Dramático Nacional (CDN), hará con Marc Rossich una recreación del Macbeth de Shakespeare, Los asesinos del sueño, con dos animales escénicos de primer orden: Nuria Espert y Alfredo Alcón. También dirigirá El crédito, la última obra de Jordi Galcerán.

Su sucesor en el CDN, Ernesto Caballero, afronta la programación de este templo escénico con montajes como El malentendido, de Albert Camus, con dirección de Eduardo Vasco o El régimen del pienso, de La Zaranda.

Ojo a pequeñas salas y sus esfuerzos titánicos e interesantes. Ahí están Nuevo Teatro Fronterizo, con José Sanchis Sinisterra al frente; Teatro del Arte, que acoge Málaga, de Lukas Bärfuss (con tres luminosos actores, Ana Wagener, Roberto Enríquez y Críspulo Cabezas). Otras casi desconocidas programan joyitas como La casa de la Portera, la Sala Nudo o Microteatro por dinero. Nuestro autor vivo más internacional, Juan Mayorga, reaparece con El crítico.

Miguel Narros regresa a los clásicos con La dama Duende, y para teatro barroco el de la Compañía Nacional de Teatro Clásico: El lindo Don Diego, de Moreto, dirigido por Carles Alfaro y La verdad sospechosa, de Ruiz de Alarcón, por Helena Pimenta.

Teatreros de moda: Miguel del Arco afronta Deseo (con Emma Suárez, Luis Merlo, Gonzalo de Castro y Belén López) y Carol López, Hermanas. Dispara, agarra el tesoro, repite, un texto sobre el 11-S de Mark Ravenhill, que dirige Josep Maria Mestres, contará con Carmen Machi.

POP-ROCK: el retorno de la voz negra

Cuando se trata de analizar la música por venir, viene bien pasarse por Sound of 2013, la lista que la BBC realiza a final de cada año con lo más prometedor. Es la más científica, participan más de 200 profesionales de todos los ámbitos de la industria. Con los años se aprende a discernir entre los nombres de las tendencias, dónde suelen andar más finos.

Y este año resulta que hay una muy clara: vuelven las voces negras, especialmente las femeninas y muy jóvenes: Entre los 15 elegidos está el pop saltarín de A M E, una adolescente de 18 años de Sierra Leona asentada en Reino Unido desde niña; la rapera de Detroit Angel Haze, de 21: Laura Mvula, de 26, y a la que describen como una mezcla entre Billie Holiday y Beach Boys. El dúo Aluna George, ambos de 24, que suena como si James Blake fuera una cantante de R&B y por último Alissa, de 19, que es una voz clásica de ese mismo género y ya ha saboreado el triunfo en un dueto con Nas. El R&B, o Urban contemporary, vive un momento de esplendor, ocupando el lugar que el indie rock, ahora convertido en sonido comercial, deja.

CLÁSICA: mandan Verdi y Wagner

El nuevo año estará marcado a fuego por el 200 aniversario del nacimiento de Verdi y Wagner. La celebración teñirá la programación de los grandes teatros y vestirá de gala a festivales como el de Salzburgo y, especialmente, Bayreuth. El otro gran tema que marcará el año, será la sinfonía de recortes presupuestarios que castiga a la música. En el Real, las dos grandes atracciones del 2013 serán los estrenos de The perfect american, la nueva ópera de Philip Glass basada en las luces y las sombras de la vida de Walt Disney. Además, el cineasta y director de escena Michael Haneke llevará a Madrid su visión de Cosi fan tutte, de Mozart, dirigida en el foso por Sylvain Cambreling. El Real terminará el curso con el concierto de la Filarmónica de Berlín interpretando la Novena Sinfonía de Beethoven.

DANZA: impronta cubana

Los días 9 y 10 de febrero el Ballet am Rheim (Ópera de Dusseldorf) presenta en el Teatro del Liceo de Barcelona El arte de la fuga de Martin Schläpfer sobre música homónima de Juan Sebastian Bach. El día 14 de marzo una función única en el Teatro Real de Madrid servirá de presentación a un proyecto sectorial dentro de la Compañía Nacional de Danza (CND) con coreografías modernas de ballet. En el mismo teatro (16 al 27 de abril) la CND reestrena una versión actual de Romeo y Julieta con coreografía de Goyo Montero. Y el Ballet Nacional de Cuba hará una gira por toda España desde septiembre (Barcelona) hasta noviembre (Sevilla), donde el día 2 celebrarán una gala por el 70º aniversario de la primera aparición de Alicia Alonso en Giselle).

LIBROS: un viaje infinito

 Aunque en lo literario el 2013 empieza con la mirada biográfica del Nobel chino Mo Yan sobre su país en Cambios (Seix Barral), uno de los libros que protagonizarán el año será un inédito de Juan Ramón Jiménez: Vida (Pre-Textos), el gran proyecto inacabado del Nobel español. La crisis seguirá tomando las librerías. A Crisis económica en España, 1300-2012. Lecciones de la historia (Alianza), de Fernando Comin y Mauro Hernández, habrá que añadir El informe Stiglitz. Por una reforma del sistema económica internacional (RBA), de Joseph Stiglitz, y Gobernanza inteligente para el siglo XXI. Una vía intermedia entre Occidente y Oriente (Taurus), de Nicolas Berggruen y Nathan Gardels. En los aledaños de este presente y con vuelos más literarios, Pere Gimferrer ha escrito el poemario Alma Venus, y Antonio Muñoz Molina el ensayo Todo lo que era sólido, ambos en Seix Barral. La memoria de España continúa con Felipe II, de Hugh Thomas (Planeta), Los mitos del 18 de julio, coordinado por Ángel Viñas, y España partida en dos, de Julián Casanova, (Crítica). La ficción en español traerá este año a Carme Riera con su novela autobiográfica Tiempo de inocencia (Alfaguara), Rafael Chirbes con En la orilla (Anagrama), Ramiro Pinilla con El cementerio vacío (Tusquets), Santiago Roncagliolo con Óscar y las mujeres (Alfaguara), Eduardo Lago con Siempre supe que volvería a verte (Destino) y Francisco González Ledesma con Peores momentos de morir (Planeta). La narrativa en otros idiomas traerá dos libros premiados como los mejores en 2012 en Reino Unido y Estados Unidos, respectivamente: Una reina en el estrado, de Hilary Mantel (Destino), y La casa redonda, de Louise Erdrich (Siruela). De Francia llegarán Emmanuel Carrère con Limónov (Anagrama) y Mathias Enard con Calle de ladrones (Mondadori); de EE UU, John Irving con Personas como yo (Tusquets), David Foster Wallace con su primera novela La escoba del sistema (Pálido fuego), y Michael Chabon con Telegraph Avenue (Mondadori). De Italia, Dacia Maraini con Amor robado (Galaxia Gutenberg) y Erri de Luca con El crimen del soldado (Seix Barral).

HISTORIA: la cita exploradora

A todos los aventureros con alma de explorador les emocionará el 200 aniversario del nacimiento de Livingstone, el 19 de marzo. Más desapercibido pasará el de la muerte del jefe shawnee Tecumseh (5 de octubre de 1813), aunque no debería hacerlo el 150 del nacimiento —y 80 de la muerte: un hombre de números redondos— de Anthony Hope (1863-1933), el autor de El prisionero de Zenda. De otra aventura moderna, en la II Guerra Mundial, se cumplen en septiembre 70 años: el rescate de Mussolini en el Gran Saso por los paracaidistas de Otto Skorzeny. Y los mismos de la tremebunda batalla de blindados de Kursk (julio-agosto), para algunos historiadores más decisiva que la de Stalingrado. Se celebra el milenario del reino de Granada, que se erigió independiente en 1013 bajo la familia bereber de los ziríes. La celebración dará pie a un largo programa de actividades (http://milenioreinodegranada.es/viviras-mil/). También de gran relevancia para nuestra historia es el tricentenario de la Paz de Utrecht, donde perdimos Gibraltar.
El 1 de julio se cumplen los 150 años de la batalla de Gettysburg, decisiva en la Guerra Civil estadounidense. Exposiciones, conciertos, reconstrucciones de la batalla y otras actividades conmemorarán la efeméride, puesta de actualidad por la película Lincoln de Spielberg. En París se celebran ya los 850 años de la catedral de Nôtre-Dame con diferentes actividades y un nuevo conjunto de campanas. Exposiciones interesantes son las previstas en Viena sobre las excavaciones austriacas en Giza entre 1912 y 1929 (Kunsthistorisches Museum), en Edimburgo sobre los vikingos (National Museum) y en Londres sobre Pompeya (British). En arqueología, siempre a la espera del descubrimiento de alguna tumba real faraónica perdida (lamentablemente no podemos preverlo aquí), las esperanzas están puestas en la montaña-sepultura del primer emperador chino. En Egipto, a la espera de que el Museo Egipcio se mude a las cercanías de las pirámides, se ha puesto en marcha un plan para reacondicionar el viejo edificio que fue protagonista involuntario de la revolución egipcia.

Más información