Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Hemos perdido el pudor de contar que las cosas van mal”

La finalista del Planeta, Mara Torres, habla de su debut en la ficción con 'La vida imaginaria'

El germen de la novela salió de la vida de la periodista

La periodista y escritora Mara Torres. Ampliar foto
La periodista y escritora Mara Torres. EFE

La periodista Mara Torres debuta en la ficción y queda finalista del Premio Planeta (150.250 euros) con La vida imaginaria. Está entusiasmada. El germen de esta novela surge de la propia vida de Torres. “En 2007 viví un momento de soledad y me inventé, lo necesitaba, crear un personaje de mi edad que me hiciera compañía”. ¿Cómo el clásico amigo invisible? “Sí, así nació mi amiga invisible, Fortunata Fortuna, una mujer que es abandonada y que intenta recuperar su vida. Me ayudó mucho y luego la guardé en un cajón. La volví a sacar años después y ahí es donde empiezo a inventar de verdad. El origen es biográfico, pero no el desarrollo ni el final”.

Fortunata Fortuna es un homenaje a Fortunata y Jacinta, de Pérez Galdós. “El personaje de Fortunata me fascina, su historia de amor y desamor. Ponerle hoy Fortunata a tu hija es hacerle un órdago, pero se compensa por el apellido, Fortuna. En los momentos bonitos, cuando se divierte y bromea con sus amigos, la llaman Nata, pero por la noche, cuando se siente sola, es Fortunata”.

Dos ideas laten en esta historia, cuenta Mara Torres (Madrid, 1974). La del poder de la imaginación y la reivindicación de los sueños y el periodo que elige, entre 2009 y 2010 en Madrid, en el contexto de la crisis. “La novela empieza cuando Fortunata imagina que se encuentra con su expareja en otra ciudad. He querido contar todo lo que le pasa a uno por la cabeza hasta que pasa de verdad. Tienes una cita y piensas en lo que vas a decir, cómo vais a quedar, te estás montando tu propia película. Hasta que suena el teléfono y no es la persona que tú esperabas. La vida es lo que imaginamos. Disfruto mucho en un trayecto en coche o en tren fantaseando o cuando escucho música y se me llena la cabeza de imágenes”.

En cuanto a la ambientación de la novela, Torres asegura que La vida imaginaria se desarrolla sobre una divisoria. “He elegido 2009 y 2010 porque ya sabíamos que las cosas iban mal aunque aún no supiéramos que irían mucho peor. En ese momento se produce un cambio de chip. Hemos perdido el pudor de hablar de que las cosas van mal, de que estamos en el paro…. Antes, cuando las cosas no iban bien, disimulábamos. Ahora queremos hablar y comentarlo con los amigos”.

Mara Torres llevó el programa nocturno de la Cadena SER Hablar por hablar entre 2001 y 2006 y pasó luego a La 2 Noticias de TVE. “Son dos programas complementarios. En Hablar por hablar tratábamos sobre la parte más íntima de los oyentes. Aprendí muchísimo. En La 2 Noticias, la mirada es hacia fuera, hacia la actualidad y al margen de la actualidad, sobre historias que dan la vuelta al mundo. Es un puzle muy interesante”.

De su experiencia en el programa líder de la madrugada, Torres escribió el libro Hablar por hablar. Historias de madrugada, editado por Aguilar y en la misma editorial Sin ti. Cuatro miradas desde la ausencia, sobre cuatro personajes reales que han perdido a un ser querido. “Aunque tienen aspecto de relatos son historias reales porque parten de entrevistas”.

Más información