Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘El muerto y ser feliz’, ganadora del Festival de Cine de Toulouse

El filme de Javier Rebollo se lleva la Violeta de Oro a la mejor película de certamen

Ya ganó el FIPRESCI y la Concha de Plata al mejor actor para José Sacristán en San Sebastián

El realizador Javier Rebollo posa junto a los actores, José Sacristán, y Valeria Alonso.
El realizador Javier Rebollo posa junto a los actores, José Sacristán, y Valeria Alonso. EFE

El filme realizado por Javier Rebollo, El muerto y ser feliz, coproducción entre España, Argentina y Francia, fue premiado hoy con la Violeta de Oro, el primer premio del Festival de Cine Español de Toulouse (sur).

El filme de Rebollo suma así un nuevo galardón, tras hacerse con el Premio FIPRESCI y la Concha de Plata al Mejor Actor para José Sacristán en la 60ª edición del Festival de San Sebastián.

El director ya había recibido este galardón de Toulouse por La Mujer sin Piano; la cinta hoy premiada ha sido doblemente distinguida al recibir el premio a la mejor actriz su intérprete Roxana Blanco.

El tercer largometraje de Javier Rebollo (después de Lo que sé de Lola y La Mujer sin Piano) es una road movie rodada a lo largo de cinco mil kilómetros por Buenos Aires, Rosario, Santa Fe, Córdoba, Santiago del Estero, Tucumán, Salta, Jujuy y Bolivia.

El premio a la mejor interpretación masculina fue para Antonio Dechent, por A puerta fría, el filme dirigido por Xavi Puebla, que también resultó premiado en la categoría de mejor guión, galardón que recibieron Jesús Gil Vilda y el propio Puebla.

El premio a la mejor música original fue concedido por el jurado a Pablo Cervantes, por la composición para Els nens salvatges, dirigida por Patricia Ferreira, mientras que el que distingue la mejor fotografía fue para Migue Amoedo, por De tu ventana a la mía, cinta dirigida por Paula Ortiz.

El galardón a la mejor ópera prima fue concedido a Seis puntos sobre Emma, dirigido por Roberto Pérez Toledo, que también recibió el premio del público, mientras que el de mejor cortometraje fue para Zeinek Gehiago Iraun, de Gregorio Muro.