Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Me alegro de acercar a los lectores de otros países la forma de vida japonesa”

La escritora de novelas de misterio Miyuki Miyabe, autora de la 'Tetralogía de Tokio' habla de su obra, recientemente publicada en castellano. Un best seller en su país

Incluso para los expertos españoles en cultura japonesa el nombre de Miyuki Miyabe suena más a chino que a la lengua nipona. Pero en su país, esta tokiota experta en el género policíaco y de misterio es toda una superventas, con más de 40 millones de ejemplares despachados. Eso a fecha de 2007, cuando aparece el último recuento, que arranca en 1987, año en que se publicó su primera novela. De los 46 libros que ha sacado a la calle desde entonces, 15 han dado el salto a la gran pantalla, y un buen número de ellos han sido traducidos a una decena de idiomas. El español, el undécimo, solo se sumó a la lista a finales de 2011, cuando Quaterni editó el primer tomo de su Tetralogía de Tokio: El susurro del diablo, que completan Fuego Cruzado, La sombra de Kasha y el más reciente RPG. Juego de Rol.

Portada de 'La sombra de Kasha', de Miyuki Miyabe
Portada de 'La sombra de Kasha', de Miyuki Miyabe

“Cuando mi obra se traduce a idiomas extranjeros, yo me alegro de poner al alcance de lectores de otros países la forma de vida de nuestros días en cualquier ciudad japonesa: los deseos e inquietudes, las alegrías y las penas de los japoneses en general, y que se sorprendan o se identifiquen con ellos”, cuenta la autora (1960) vía email, a partir de una traducción del español al japonés, que regresa invertida. “Mis novelas están muy relacionadas con la sociedad urbana actual de Japón y se desarrollan en unos escenarios habitados por gente normal y corriente”.

Ganadora en 1998 del muy relevante premio Naoki, que decide con su concesión la identidad de los autores que se convertirán en referencia obligada en el campo de la literatura de corte popular, la escritora pone en duda la influencia que este ha ejercido sobre su pluma: “Más que haber experimentado un cambio por haber recibido el galardón, creo que, al haber llegado ya personalmente a los cuarenta años, la edad ha hecho que tenga más claro lo que quiero escribir, así como mi rumbo profesional también. Ahora me siento más capacitada para afrontar mis nuevas novelas y pensar serenamente sobre lo que deseo escribir”.

Sobre la inspiración para sus historias de intriga, repletas de giros inesperados y una tensión tan agónica como inquietante, Miyabe no tiene clara su proveniencia. Ni siquiera su existencia. “Una vez que el libro está publicado y leo la reseña sobre él, pienso frecuentemente: 'Ah, de manera que he escrito algo así', asegura. Traducida en numerosas ocasiones al lenguaje del cine, lo reconoce como una de sus influencias: “Me gusta desde que era niña”.

Ahora que ya ha sido presentada formalmente en el ámbito hispanohablante, ¿por dónde recomienda empezar a adentrarse en su mundo de ficción? “Creo que no me corresponde a mí elegir una novela en particular como la más representativa entre todas las que he escrito: eso deben decirlo los lectores”, apunta. “Pero la obra que me proporcionó mayor madurez como novelista y me dio más a conocer, es la titulada en español La sombra del Kasha”.

Traducción del japonés por Mariló Rodríguez del Alisal