La Fontana di Trevi ya tiene patrocinador

El derrumbe de unos estucos de una cornisa causa daños por 200.000 euros Tras el Coliseo, el alcalde encarga de nuevo las obras a un 'sponsor'

El área de la Fontana di Trevi, aislada el pasado lunes tras el derrumbe de unos trozos de estuco.
El área de la Fontana di Trevi, aislada el pasado lunes tras el derrumbe de unos trozos de estuco. ETTORE FERRARI (EFE)

Para algunos la solución era muy simple: usar toda la calderilla que yace bajo el agua de la fuente. Y, vista la cifra, tal vez hasta bastaría. Tras el derrumbe de algunos trozos de estuco de una cornisa, la Superintendencia a los Bienes Culturales de Italia anunció que la Fontana di Trevi necesitaba 200.000 euros para volver a lucir intacta. Y el alcalde de Roma, Gianni Alemanno, encontró el mismo remedio que para el Coliseo: un patrocinador.

No ha habido ni concurso, pero ya hay un ganador. La empresa Acqua Claudia (productora, como dice el nombre, de agua embotellada) financiará la restauración de la mayor fuente de Roma. "La Fontana di Trevi es uno de los símbolos de nuestra ciudad y de Italia. Y la herida que sufrió ha de subsanarse de inmediato. Ya que poseo Acqua Claudia, que es el agua de Roma, pensé que era justo responder al llamamiento de Alemano", ha afirmado Mauro De Dominicis, presidente del grupo BSE, propietario de la empresa.

“El mecenazgo de los emprendedores es un elemento fundamental”, ha declarado Alemanno, agradeciendo a De Dominicis el paso adelante. Hasta aquí todo fácil, todo rápido y todo bien. El alcalde tiene su sponsor, la fuente su restauración y Acqua Claudia una visibilidad enorme.

Detalle de los desprendimientos en la mampostería de mármol de la Fontana di Trevi en Roma.
Detalle de los desprendimientos en la mampostería de mármol de la Fontana di Trevi en Roma.ETTORE FERRARI (EFE)

Pero hay, al menos según La Repubblica, algo más. El grupo BSE posee también la compañía de encuestas Data Monitor. Y su directora general es la esposa de Luigi Crespi, portavoz de Alemanno. Además, esa misma compañía publicó hace poco una encuesta que aseguraba que los consensos con la gestión del alcalde se habían disparado. Y, tercer indicio, Acqua Claudia se publicita en una página web, Il clandestino, de propiedad del hermano de Crespi.

Sea como fuere, la oposición, y en particular el Partido Democrático, tampoco se ha tomado bien la elección: “Es la última vergüenza de Alemanno. Pedirles la limosna a los patrocinadores para encontrar calderilla para la Fontana di Trevi”. Qué paradoja. Bastaba con buscar bajo el agua.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción