Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una cita para hablar del terror y exorcizarlo

Escritores y editores acompañan a Leopoldo Brizuela en la entrega del decimoquinto premio Alfaguara por su novela 'Una misma noche'

Ignacio Polanco, presidente de PRISA; Rosa Montero; Leopoldo Brizuela, y José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura. Ampliar foto
Ignacio Polanco, presidente de PRISA; Rosa Montero; Leopoldo Brizuela, y José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura.

Cuando los altavoces dejaron de anunciar las firmas de escritores empezó el breve y veloz concierto del cierre de las persianas metálicas de las 356 casetas del Paseo de Coches del Retiro. Eran las dos y media de la tarde, y público, libreros, editores y escritores marcharon en busca de comida, descanso, trabajo o un acto literario más… Varios de ellos llegaron a los Jardines de Cecilio Rodríguez donde se entregaba el XV Premio Alfaguara de Novela al argentino Leopoldo Brizuela por Una misma noche. Terminaba la primera mañana de sábado en la 71ª Feria del Libro de Madrid.

Empezaba un paréntesis en la jornada para escuchar y hablar de una historia sobre el terror, el miedo, las dictaduras, la injusticia, la memoria y la importancia vital de “recordar que hay que recordar”, según José María Lassalle, secretario de Estado de Cultura. Junto a él, Rosa Montero (presidenta del jurado) e Ignacio Polanco (presidente del Grupo PRISA, al que pertenece Alfaguara y este diario). Los tres acompañando al galardonado y autor de un “thriller existencial” con toda la categoría de “novela moral y sutil”, en palabras de Montero. Una obra que, afirma Polanco, “habla de sentimientos universales como el miedo la vileza y el dolor de una época como fue la dictadura militar argentina”. Porque, aseguró Lassalle, las dictaduras deben ser condenadas y Brizuela ha paliado un dolor. “Pero paliar no significa ni el perdón, ni el olvido, ni maquilar con explicaciones la fisonomía despreciable de la dictadura”.

Y más cosas que le han hecho ver a Brizuela los periodistas que lo han entrevistado. “Han ayudado a que este libro de pronto se vaya de mí. Y eso implica una gran alegría y una tristeza porque ya no me necesita”, reconoció. Su novela fue la premiada en un año récord en manuscritos: 785. En el acto se recordaron las figuras de Isabel Polanco y Carlos Fuentes. Y se declaró abierta la convocatoria del XVI Premio Alfaguara.

Luego todos celebraron, desde Teodoro Sacristán, director de la Feria, hasta Luis Collado de Google Books España; pasando por escritores como Javier Reverte, Carlos García Gual, Carmen Posadas, Marcos Giralt Torrente, Jorge Volpi, Edmundo Paz Soldán, Andrés Neuman y Clara Sánchez; agentes literarios como Guillermo Schavelzon o el presidente de la Confederación Española del Gremio de Editores y Asociación de Libreros (Cegal), Fernando Valverde.

Antes de las cinco empezaron a marchar y varios de ellos fueron rumbo a las casetas donde comenzaba un nuevo concierto de persianas que se abrían.