Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
PROPIEDAD INTELECTUAL

Wert: "La decisión del Supremo no impedirá que entre en vigor la 'ley Sinde"

El ministro de Educación, Cultura y Deporte recuerda que el reglamento establece un sistema mixto, en contra de la opinión de la Asociación de Internautas

La ministra de de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. Ampliar foto
La ministra de de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert. EFE

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha explicado hoy que la admisión a trámite ayer del Tribunal Supremo del recurso presentado contra el reglamento de la ley Sinde es un trámite procesal "sin mayor importancia", que no impedirá su entrada en vigor en marzo.

En declaraciones a Antena 3, el ministro ha indicado que la decisión no tiene ningún efecto suspensivo de la norma por lo que se mantendrá su calendario de entrada en funcionamiento y ha destacado la suma importancia que en su opinión tiene "demostrar seriedad y compromiso con el cumplimiento de las exigencias de respeto a la propiedad intelectual".

Además, Wert ha rebatido el argumento de la Asociación de Internautas respecto a que el Reglamento que desarrolla las funciones de la Comisión de Propiedad Intelectual atribuye a un órgano administrativo "competencias asignadas a los jueces por ley". El titular de Cultura ha recordado que las previsiones no son estrictamente administrativas sino que se establece un sistema mixto, administrativo y judicial, que prevé la intervención de la jurisdicción contencioso administrativa.

El titular de Educación, Cultura y Deporte ha estimado que los internautas que no sean partidarios "del gratis total" no tienen porqué sentirse ofendidos por el Reglamento. "Sólo se atiende a la dimensión negativa de esta norma, el cierre de webs", ha reprochado el ministro, que ha animado a fijarse en lo positivo, como es el objetivo de que se genere en las industrias culturales un modelo de negocio que permita las descargas legales. "Si no somos capaces de encontrar ese modelo es el fin de la creación cultural. Nos quedará el patrimonio (...), pero no habrá nuevos creadores", ha advertido.