Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Teatro Real reduce presupuesto y apuesta por el repertorio

La temporada 2012-2013 contará con cuatro montajes de obras de Mozart

El Teatro Real ha celebrado esta mañana la última reunión ordinaria del año de su patronato, presidido por Gregorio Marañón, para aprobar los presupuestos del próximo curso y la programación para la temporada 2012-2013. Los acuerdos alcanzados, sin embargo, especialmente en lo que concierne a las cifras económicas, están sujetos a las decisiones que tome el futuro Gobierno del PP y el ministerio o secretaria de Estado del ramo. Por ello, Marañón ha señalado que la reunión del patronato ha sido ordinaria, "pero excepcional por el contexto de crisis económica y cambio político que vive el país".

En cualquier caso, el Real ha aplicado la previsión de reducción de presupuesto pactada con el Ministerio de Cultura saliente, que supone un 10% menos que la temporada en curso. Así, las cuentas para 2012-2013, año en que se conmemorará el 15º aniversario de la reapertura del coliseo madrileño, tienen una cuantía de 46.396.374 euros. Dicha reducción se ha visto compensada por un aumento en los ingresos por patrocinio (ingresos que alcanzan los 7,3 millones de euros) y por la disminución en los gastos de producción artística. "Estamos haciendo un enorme esfuerzo para mantener el ambicioso proyecto del teatro y los niveles de excelencia", ha señalado Marañón al término de la reunión. "2012 se caracteriza por la baja de las aportaciones de las administraciones públicas, pero nos solidarizaremos con ello, la situación nos aqueja a todos", ha insistido el presidente del Patronato.

Poco a poco el teatro, como ha señalado el presidente del Patronato, ha adquirido relativa mayor independencia de la aportación pública. En 2004 las administraciones (ministerio, Comunidad y Ayuntamiento de Madrid) financiaban el 58% del presupuesto y el resto se obtenía a través de patrocinios y taquilla. Hoy, en cambio, se han invertido las cifras. Además, la idea es que las producciones propias empiecen a generar ingresos a través de su alquiler a otros teatros.

Pese a las dificultades, se mantiene el número de óperas y representaciones. De este modo, si en 2010 hubo un déficit del coste de producción respecto al ingreso de taquilla de 1,7 millones, para 2012 está previsto que se genere un importante superávit, convirtiendo así la programación en fuente de ingresos y una de las marcas del teatro. Precisamente, el patronato, de forma excepcional (normalmente la programación no se da a conocer hasta el mes de marzo y a través de su director artístico) ha aprobado y comunicado los títulos que se representarán en 2012-2013. Este diseño artístico ejerce de claro contrapunto a una temporada, la presente, que algunos sectores más conservadores del teatro (y del propio patronato) consideraron "poco equilibrada" por su carácter contemporáneo y sus escasas concesiones al repertorio más clásico.

Adelanto de la presentación

De ahí, quizá, que el Real haya preferido adelantar su presentación (en febrero hay la intención de dar más detalles sobre cada uno de los montajes): que se avecinan tiempos complicados en todos los frentes. "En el teatro estamos viviendo el cambio político con gran tranquilidad. Por el cambio estatutario que se vivió en 2009 debería haber una cierta estabilidad", ha señalado Marañón, que no ha especificado si habría cambios en el organigrama motivados por decisiones políticas. "Los contratos se cumplen, a menos que quien lo esté ejerciendo no lo haga correctamente", ha insistido. La continuidad de Gerard Mortier (hay que recordar que abandonó de un portazo la ópera de Nueva York cuando se le redujo el presupuesto), no es algo que nadie ponga en cuestión actualmente.

En 2012-2013, el Real acogerá cuatro montajes de obras de Mozart (Così fan tutte, Don Giovanni, La flauta mágica y una versión en ballet de sus danzas); además, se representará Macbeth, de Giuseppe Verdi; Suor Angelica, de Giacomo Puccini o Roberto Devereux, de Gaetano Donizetti. Plácido Domingo cantará el Il Postino que dirigirá el joven Pablo Heras-Casado. "Es una temporada excelente. Además hay que recordar lo que dijo Mortier cuando presentó la presente: él creía en diseñar una programación equilibrada, pero con espacio entre las diferentes temporadas para formarlo", ha apuntado Marañón en referencia a las polémicas generadas por las óperas de este curso. Polémica, en cierto modo, estéril: porque la ocupación durante las representaciones de los tres títulos hasta ahora vistos ha supuesto una media de algo más del 93%. Aunque, eso sí, ya sea por la crisis o por la programación, no ha renovado su abono un 11% de público.

Al final, la próxima temporada sumará 14 óperas (cuatro en versión concierto) y cuatro ballets. Por cierto, uno de ellos supondrá la primera producción propia del nuevo director de la Compañía Nacional de Danza, José Carlos Martínez: Romeo y Julieta, de Prokofiev (el próximo abril).

PROGRAMACIÓN

Ópera

Moses und Aron, de Arnold Schönberg (1874-1951). Versión de concierto. Dos funciones: septiembre de 2012.

Borís Godunov, de Modest Musorgski (1839-1881). Nueve funciones: octubre.

Il Prigioniero, de Luigi Dallapiccola (1904-1975). Suor Angelica, de Giacomo Puccini (1858-1924). 11 funciones: noviembre.

Macbeth, de Giuseppe Verdi (1813-1901). Ocho funciones: diciembre.

The Perfect American, de Philip Glass (1937). Ocho funciones: enero / febrero de 2013.

Parsifal, de Richard Wagner (1813-1883). Versión de concierto. Tres funciones: enero / febrero de 2013.

Così fan tutte, de Wolfgang Amadé Mozart (1756-1791). Diez funciones: febrero / marzo.

Roberto Devereux, de Gaetano Donizetti (1791-1864). Versión concierto. Dos funciones: marzo.

Les pêcheurs de perles, de Georges Bizet (1838-1875). Versión concierto. Tres funciones: marzo.

Don Giovanni, de Wolfgang Amadeus Mozart (1756-1791). Ocho funciones: abril.

La rappresaglia, de Saverio Mercadante (1795-1870). Cuatro funciones: mayo.

Wozzeck, de Alban Berg (1885-1935). Ocho funciones: junio.

Die Zauberflöte, de Mozart. Tres funciones: junio / julio.

Il Postino, de Daniel Catán (1949-2011). Cinco funciones: julio.

Ballet

Ballet de l' Opéra de Lyon. One of a Kind. Cinco funciones: octubre de 2012.

Israel Galván. Ocho funciones: diciembre.

Mark Morris Dance Company. Mozart Dances. Seis funciones: diciembre de 2012 / enero de 2013. Compañía Nacional de Danza.

Romeo y Julieta, de Serguei Prokofiev. Ocho funciones: abril de 2012.