Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enrique González Macho: "Internet será uno de los debates de la Academia, no el único"

El distribuidor sustituirá a Álex de la Iglesia. Su candidatura se impone sobre la del realizador Bigas Luna

El distribuidor Enrique González Macho (Santander, 1947) se ha impuesto hoy en las elecciones para presidente de la Academia de Cine. Su candidatura ha triunfado sobre la de Bigas Luna (Barcelona,1946) en unas elecciones que han contado con una participación menor de la esperada. Tras el recuento de los votos solo han votado 357 -256 por el distribuidor, 101 por Bigas Luna- de los 966 que pueden participar, lo que representa casi un 40% del censo. González Macho estará acompañado en su mandato por la actriz Marta Etura y la realizadora Judith Colell.

"Estoy muy ilusionado aunque un poco nervioso, la verdad", comentó emocionado el ganador. "Agradezco a Bigas Luna que se haya presentado", ha añadido. Durante la tumultuosa comparecencia, en la que las dos vicepresidentas, Marta Etura y Judith Colell han participado muy activamente, González Macho ha dicho que su labor será la de "construir y a mejorar las cosas". El distribuidor ve en la Academia el reflejo de una profesión con diferentes opiniones. "Habrá que debatir sobre las descargas", ha aclarado en relación a la polémica que acabó con la presidencia de su antecesor Alex de la Iglesia. "Pero no será el debate de la Academia, hay muchas otras cosas que hacer. Hay que encontrar la fórmula para que los internautas acceden a lo que quieren y los creadores obtengan beneficios".

Además, ha señalado que no sabe si su candidatura es continuista o no: "No vengo a romper nada, sino a seguir construyendo para que la Academia crezca".

"No estoy en absoluto ni decepcionado ni desilusionado, porque lo tenía previsto", señaló nada más conocer el resultado el candidato perdedor, Bigas Luna, que ha hecho estas declaraciones muy relajado y tranquilo. "Lo que está claro es que González Macho es lo que la gente quería. Es muy buena opción", ha dicho sobre su rival. "Le he abrazado, le he felicitado y le he dado las gracias, pero creo que mi candidatura era menos continuista con la presidencia anterior". Preguntado sobre si se volverá a presentar a la presidencia de la Academia, respondió: "No creo, pero nunca se sabe".

Las elecciones de hoy domingo para sustituir al director de Balada triste de trompeta, Alex de la Iglesia, que presentó su dimisión en protesta por la llamada ley Sinde, se presentaban muy reñidas. En la Academia se ha vivido con emoción. Estaban llamados a las urnas 966 académicos de los 1.200 miembros de la institución que pueden votar por encontrarse al corriente de sus pagos. Las urnas de la Asamblea General de la Academia se abrieron a las 11 de la mañana y han permanecido disponibles hasta las 13 horas (no se permite el voto por delegación), aunque ha habido una gran mayoría de académicos que han optado por el voto por correo. Es la segunda vez en la historia de la institución que rivalizan dos candidaturas. La anterior fue la que enfrentó a la actual ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, con el director artístico Gil Parrondo. En esa ocasión, fue González-Sinde quien se alzó con la presidencia.

La vuelta de Pedro y Agustín Almodóvar, esa por la que tanto luchó Alex de la Iglesia durante su mandato, calentó la elección. El jueves pasado, la junta directiva de la Academia de Cine aprobó la petición de reingreso de los hermanos Almodóvar, que habían abandonado la institución en diciembre de 2004.

La terna elegida hoy sustituye a Alex de la Iglesia como presidente y a Iciar Bollain y Emilio Pina, como vicepresidentes primero y segundo, respectivamente. Bigas Luna, acudía a las urnas acompañado en su terna por la actriz Leonor Watling y el director de producción Yousaf Bokhari.

A 24 horas de este domingo decisivo, los dos candidatos se mostraban ilusionados y tranquilos. Bigas Luna decía que estas eran unas elecciones muy emocionantes. "No me gusta la palabra ganar, prefiero hablar de resultar elegido", explicaba el realizador de DiDi Hollywood. "Si salgo, me pondré inmediatamente a trabajar, en caso contrario felicitaré a Enrique y me pondré a su disposición para lo que quiera. El mundo audiovisual tiene cada vez una mayor repercusión humana, social, política y económica que creo debemos afrontar. Es un momento histórico porque nunca ha habido tal difusión de imágenes en el mundo entero. Todo eso necesitar de cierto orden", añadía Bigas Luna.