Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alex de la Iglesia: "Esta ley no es la solución para nadie"

Creadores, productores y representantes de los internautas opinan del nuevo texto tras llegar el Gobierno y el PP a un acuerdo sobre la 'ley Sinde'

El Gobierno y el PP han pactado una ley Sinde con más garantías judiciales, en la que el proceso para cerrar una web podría alargarse hasta 17 días. El Ejecutivo de Zapatero se compromete a modificar la aplicación del llamado canon digital en un plazo de tres meses tras la entrada en vigor de la ley. Este acuerdo ha suscitado de inmediato reacciones en el mundo de la cultura y en el de la Red. Esta es una muestra de las opiniones:

Alex de la Iglesia, presidente de la Academia de Cine: "No es solución para nadie"

"Lo mejor hubiera sido empezar de cero. Es una ley que desde sus inicios ha sido muy impopular. Enfrentar a creadores con la Red es el mayor de los errores. Llevo meses intentando conseguir un consenso entre todos y no hemos sido escuchados por los políticos. Esta ley no es la solución para nadie".

Miguel Bosé, cantante: "Se están dejando de percibir miles de millones"

"La predisposición de los partidos es buena. Son conscientes de que están regulando para que haya un intercambio justo. La ley no es perfecta, y además quizá el error fue meterla dentro de toda la Ley de Economía Sostenible. Pero tenemos que tener una, aunque más adelante se reforme. No podemos seguir a la altura de un país tercermundista. La ley tiene que pasar porque le conviene a muchos ministerios -Trabajo, Exteriores, Hacienda, Industria y Cultura-, y le conviene a todo el país. Se beneficia de ella mucha más gente que solo los artistas. Y eso es lo que tienen que defender los partidos políticos. Se están dejando de percibir miles de millones de euros, se ha creado una economía sumergida. Y detrás irán muchos puestos de trabajo".

Antonio Guisasola, presidente de Promusicae: "Es rebajar aún más una ley descafeinada"

"No es una buena noticia. Creo que es rebajar aún más una ley que ya estaba descafeinada. Parece mentira que con todo el debate que ha habido sea tan difícil sacar algo eficaz, que no sea tan tímido y corto. El problema que veo con los plazos judiciales es que los jueces ya tienen plazos para las sentencias y no se cumplen nunca, desconfío que lo vayan a hacer en este caso. El hecho de tener que pasar por un juez de primera instancia va a dispersar el proceso, porque habrá que tratar con jueces distintos dependiendo de la zona. Unos serán más rápidos, otros más lentos... con la comisión ya había garantías de que fuera ágil y homogéneo".

Antonio María Ávila, director ejecutivo de la Federación de Gremios de Editores de España: "Los jueces tendrán que ponerse las pilas"

"La FGEE ha apoyado públicamente la ley Sinde y apoyamos el pacto entre el Gobierno y el PP porque, aunque la norma sea débil y esté lejos del ideal, nos parece fundamental que en este país se empiece a perseguir mínimamente la piratería. Al menos es un mensaje a la sociedad porque España se ha convertido en el basurero pirata de Europa. Y eso no es algo que solo atañe a los creadores o a los editores, atañe a toda la economía. En los papeles del Senado de EE UU que consultan los inversores para instalarse en un país España aparece como 'poco fiable'. Y eso frena la inversión. Hay un agujero legal y hay que taparlo. Luego ya veremos cómo se mejora el tapón".

"Que haya más garantías jurídicas nos parece bien si eso tranquiliza a la gente, eso sí, siempre que no vayan en perjuicio de la celeridad. Nuestro sistema judicial no es lento, es ultralento. Los jueces tendrán que ponerse las pilas porque una justicia demasiado lenta termina siendo injusta. Si son dos días y se especifica que improrrogables con vista oral, bien. Si son 20 y no se especifica nada, serán 60 en nuestro sistema. Todos los excesos terminan produciendo el efecto contrario del que buscan. También el exceso de garantías. ¿Para qué quieres que te den la razón después de muerto?".

Javier de la Cueva, abogado experto en Internet: "La justicia no tiene medios"

"Esto es tratar de salvar la cara haciendo ver que inventan algo nuevo. Si van a meter un nuevo procedimiento y además se lo van a poner a unos jueces de lo contencioso administrativo, para este viaje no hacen falta alforjas, eso es algo que ya tenemos con la legislación vigente". "En cuanto al plazo que se tarda en decidir sobre una web, el término medio es de dos meses. Es imposible que sean cuatro, ni nueve ni diez días: te tardan más los papeles en ir de un juzgado a otro. Pueden poner un plazo más corto, pero la realidad nos volverá a demostrar los hechos: que los procedimientos judiciales en España no pueden ser así de rápidos por una razón muy sencilla, la justicia no tiene medios.

Ignacio Escolar (columnista y autor del blog Escolar.net): "Estamos parcheando"

"Todo esto me suena a que hay que salvar de alguna manera el nombre ley Sinde en vez de devolverla y empezar desde cero. Esto hay que arreglarlo sin parchear una vez tras otra una norma obsoleta. Estamos parcheando una ley que se remonta a los ochenta, que viene de la época de cuando Solana era ministro de Justicia, cuando lo más parecido a Internet era Naranjito. La solución no era hacer un atajo porque la justicia es lenta, existen mecanismos para hacer la justicia más rápida. Que haya más jueces en el proceso es bueno dentro de lo malo, pero no es la solución, la cosa no es que haya más jueces sino que solo haya jueces".

Fernando Berlín (periodista, director de Radiocable.com): "No beneficia a los creadores"

"Esta nueva enmienda se está intentando presentar como una propuesta de consenso entre la Red y la industria cultural, cuando eso no es cierto. Ni ha sido debatida, ni consensuada en Internet. Por lo que conocemos, además de hacerse a espaldas de los internautas, mantiene el espíritu inicial de la ley Sinde: una comisión pagada con el dinero de todos, que tiene atribuciones cuasijudiciales. Solo beneficia a los industriales de la cultura, no a los creadores. Además, de nuevo deja en una situación de inseguridad a cualquier página que publique un simple link a un diario. La única salida sería eliminar la ley Sinde y abrir un debate sosegado con los industriales de la cultura, el ministerio, los creadores y los internautas".

Julio Alonso (fundador y director de Weblogs SL): "Que la Red no sea un estado de excepción"

"Para mí la cuestión crítica es quién es el que al final toma la decisión del cierre de una web y quién se pronuncia sobre el fondo de la cuestión. De lo que se trata es de que en Internet no haya unas reglas judiciales distintas, sino que se apliquen las mismas que fuera de Internet, que la Red no se convierta en un estado de excepción. Cerrar webs de una manera rápida y que el cierre lo determine un juez son ahora mismo dos cosas que casi parecen incompatibles en España. Se pueden pensar en vías alternativas, como la creación de un juzgado especial pero ahí empiezas a plantearte si el bien jurídico que hay que proteger tiene más valor que otros que no tienen su proceso especial".

Lorenzo Silva, escritor: "La intervención del juez debe ser ágil"

"Es obvio que un juez debe intervenir cuando se manejan datos personales confidenciales de un usuario. Pero eso ya sucede. Solo un juez puede autorizar, por ejemplo, que se intervengan las comunicaciones de una persona. Si eso es lo nuevo, no es ninguna novedad. Aparte de que hay servidores piratas cuya identidad no es ningún secreto. No obstante, todas las garantías me parecen bien. Solo espero que no sea una maniobra para llevar la ley a una vía muerta. O hacerla descarrilar".

"Por eso habrá que leer cómo queda la ley en el apartado de la intervención judicial, porque si la investigación cae en manos del juez de primera instancia al que le toque... pues ya está desbordado. Otra cosa es que sea un juez especializado en la Audiencia Nacional. El juez debe ser ágil, como cuando se le pincha el teléfono a un narcotraficante, que se hace en 24 horas. Tal vez no sea el problema más urgente, pero no se puede esperar siete meses para decidir ciertas cosas".

"Se supone que los jueces deben garantizar que no se atente contra ningún derecho, pero me temo que hasta ahora se da más importancia al derecho de alguien que maneja una copia ilegal que a la del creador que es copiado. El Parlamento debe aclararse de una vez y decidir qué derecho decide proteger. Y que se atenga a las consecuencias. Yo creo que Vargas Llosa aporta más a la sociedad que Megaupload, pero tal vez los políticos no piensen lo mismo. Que lo digan".

José Luis Pardo, filósofo: "Hace falta un nuevo modelo"

"Por un lado, que algo sea gratuito no lo hace malo. Igual que algo no es bueno solo porque haya costado mucho sufrimiento. Disfrutar preparando un examen de piano no tiene menos mérito que sufrir haciéndolo. Pero, por otro, que algo sea tecnológicamente viable no quiere decir que sea legal ni moralmente lícito. Claro que las descargas gratuitas son un modelo de negocio, pero ¿por qué no lo implanta un diario como EL PAÍS? Porque no es legal y el diario no vive en aguas internacionales como las páginas de descargas".

"Internet no es al ámbito mayor de la democracia como se dice muchas veces. Es una tecnología cuyos propietarios son privados (de Google para abajo) y cuyo uso es mayoritariamente privado (el que nosotros le damos). Yo defiendo la necesidad de una legislación pública para que persiga los delitos, igual que se hace cuando se investiga una cuenta bancaria. Eso sí, no deberíamos regular lo público en beneficio de un negocio privado".

"Tenemos que pensar qué es ahora la propiedad intelectual. Es posible que la cultura haya vivido en una burbuja como la inmobiliaria. Ahora se dice: la gente no podrá vivir de esto. Igual es que ha vivido de esto demasiada gente. Los de mi generación nunca nos planteamos que de esto se pudiera vivir. Hay que reformar la Ley de Propiedad Intelectual, pero teniendo en cuenta que no se puede desmontar el sistema viejo sin tener uno nuevo. Todos participamos en un tejido editorial que, como negocio, quiere ganar dinero. Como el que gana con unos libros puede arriesgarse a publicar otros, lo que demuestra que no solo es un negocio. Se arriesga (o apuesta a largo plazo): publica a Claude Simon, que no vende nada, y resulta que le dan el Premio Nobel. Acertó en la apuesta. Dejarlo todo a la autofinanciación y a producir solo lo que quieren los usuarios es peligroso. Sirve para Mel Gibson, que vende las entradas antes de hacer la película, pero no creo que ese modelo produzca muchos Claude Simon".

Agustín Fernández Mallo, escritor: "La cultura no se acaba porque cambie el modelo económico"

"Me parece razonable que se suavice la ley introduciendo más control judicial. No creo que ningún órgano político de ningún Gobierno deba tomarse atribuciones que corresponden a un juez. La Administración de Justicia siempre es mayor garantía. ¿No son los jueces los que cierran las páginas de pederastas?".

"Está claro que tiene que haber una regulación, una ley, la que sea. No creo en la falacia del gratis total. En esta vida nada es gratis. Ahora bien, creo que los creadores (y yo soy también usuario) tenemos un problema que se intenta trasladar a la sociedad. El problema es que el mundo va de forma imparable por un lado que entra en conflicto con el mercado de la cultura tal y como está estructurado. Tratamos de mantener un modelo antiguo. Las reconversiones son dolorosas, pero también del mundo del carbón se pasó al del gas".

"A veces los llamados creadores somos como un oso de Alaska al que se le derrite el hielo bajo los pies y grita. Nosotros gritamos, pero eso no va a evitar que el hielo siga derritiéndose. Los grupos fuertes -que tienen razón, todo el mundo tiene derecho a vivir de su trabajo- se vuelven inmovilistas y no atienden a los matices. Salvo excepciones, un escritor no se va a hacer millonario. A los más modestos (como a los músicos) las copias le sirven de promoción. Eso hay que tenerlo en cuenta. Igual que estoy en contra del gratis total, no estoy nada de acuerdo con ese discurso falaz de que si cambia el modelo económico se acaba la cultura. Desde siempre la gente ha escrito sin cobrar un duro. Nadie está en esto por dinero".

Frank T: rapero: "Alguien tiene que defender los derechos de los artistas"

"Teniendo en cuenta que en otros países la ley es más dura, esta me parece bastante bien. Porque lo que no sería justo es multar al usuario. El internauta no tiene la culpa de que le pongan la miel en los labios... si pudiéramos descargarnos lavadoras, zapatillas, ropa, cubatas, gratuitamente, todos lo haríamos. El fraude lo hacen los que ponen a disposición de la gente los productos culturales. Además, ellos están ganando dinero con la publicidad que ponen. En vez de hacerse ricas las discográficas, ahora ganan el dinero estas webs. Se está cambiando el papel. Alguien tiene que poner orden en todo esto, tiene que haber una ley. Seguro que habrá que puntualizarla, o arreglarla más adelante. Pero tiene que haber alguien que defienda los derechos de los artistas, porque estamos completamente desamparados".

Javier Krahe, cantautor: "Es un pitorreo lo que ha pasado hasta ahora"

"Teniendo en cuenta que tendré que ser juzgado algún día y llevo así cinco años, quizá puedan inventar algo para que no suceda esto en el caso de las descargas. Que haya un juez, parece lo más lógico. Pero tiene que ser rápido y ágil para que funcione. Me fío bastante de lo que van haciendo en otros países, y en los países que cuentan se ha hecho una ley. Es un pitorreo lo que ha pasado aquí hasta ahora. Esto no es barra libre, así que prefiero que haya una ley. Yo soy muy poco internauta, pero de serlo no se me ocurriría bajarme nada gratis. Personalmente, lo que ocurre con Internet respecto a mi persona es que cada vez cobro menos".

Jesús Encinar, fundador de Idealista.com: "Pierden Internet y la industria cultura"

"Mal rollo. Hoy pierden Internet y la industria cultural. Todos salimos perdiendo".