Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cuerpo de Morente llega a la SGAE entre gritos de "el más grande"

La capilla ardiente para velar el cuerpo del cantaor granadino ya está abierta.- Decenas de personalidades del mundo del flamenco acuden para dar el último adiós

Familiares y amigos de Morente llevan el féretro del cantaor, entre ellos Antonio Carbonell, Montoyita, Javier Conde y Arcángel.
Familiares y amigos de Morente llevan el féretro del cantaor, entre ellos Antonio Carbonell, Montoyita, Javier Conde y Arcángel. EFE

El féretro con los restos de Enrique Morente ya está en la capilla ardiente que se ha instalado desde poco menos de la cinco de la tarde en la sede de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE), en el centro de Madrid. Allí, decenas de personalidades del mundo del flamenco le han recibido entre aplausos y gritos de "el más grande". Subido a hombros por el torero Javier Conde -yerno del Morente-, y el cantaor Arcángel, entre otros, el ataúd ha sido recibido por su viuda, Aurora Carbonell, y los tres hijos del cantaor, Estrella, Soleá y Enrique en la sala donde estará expuesto.

Según ha informado la familia en un comunicado, su cuerpo será trasladado a las 8 de la mañana del miércoles a Granada. Ciudad donde será enterrado esa misma tarde en el cementerio de San José junto a la Alhambra.

Ya se han acercado a la sede de la SGAE artistas como Tomatito, el niño Josele, Pitingo, El Negri, Rosario y Lolita Flores o Joaquín Sabina. Asimismo, la presidenta de Comunidad Madrid, Esperanza Aguirre, se ha presentado para dar el pésame a la familia de Morente, quien falleció ayer a los 67 años tras varios días en coma. Laura García Lorca, sobrina del poeta Federico García Lorca, ha venido desde Granada para asistir al velatorio del cantaor.

En representación del mundo de la política, también se han acercado a la sede de la SGAE el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán; el alcalde de Oviedo, Gabino de Lorenzo; la Secretaria de Estado de Igualdad, Bibiana Aído; o el consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Paulino Plata.

Paco de Lucía ha viajado desde Mallorca para acompañar a la familia y despedirse del ronco del Albaicín. Por su parte, Kiko Veneno, muy afectado por la muerte del cantaor, ha dicho "no solo hemos perdido un amigo, sino también una persona fundamental para el mundo de la cultura".

A las puertas de la capilla se han colocado tres libros de condolencias. Inicialmente se permitía solo la entrada de familiares y conocidos a la sala, llena de llanto y luto por la desaparición de Morente. Una hora y media después de la llegada del féretro, y tras voces de protesta, se ha permitido la entrada de público. Una larga fila de gente de todas las edades, algunas con flores y otras llorando, ya se puede ver fuera de la sede de la SGAE, en la calle Fernando VI del céntrico barrio madrileño de Alonso Martínez.

Una lluvia de coronas sigue llegando a la sala. Una de ellas, la de Sabina, llena de rosas blanca, portaba un simple mensaje: "Gracias, maestro".

De momento se desconoce por cuanto tiempo estará abierta la capilla ardiente, pero la familia ya ha informado de que tras su velatorio se llevarán el cuerpo para enterrarle en su querida Granada.

Una muerte rodeada de polémica

Mientras velan el cuerpo de un gran renovador del flamenco, su familia ha iniciado una batalla legal contra la Clínica de La Luz, en donde ha fallecido el cantaor tras nueve días en coma después de una operación complicada en el aparato digestivo. Hoy se ha conocido que la denuncia que la familia presentó ayer contra el equipo médico es la segunda por el mismo caso. La primera fue presentada el pasado día 11. La clínica ha salido al paso de las especulaciones y ha aclarado que Morente sufría un cáncer de esófago con metástasis, en vez de la úlcera de la que informó la familia.

El alcalde de Granada, Juan Torres Hurtado, se ha desplazado a Madrid para acudir a la capilla ardiente, aunque antes de su salida ha decretado tres días de luto oficiales en la localidad, cuna del cantaor. En el Ayuntamiento de Granada se instalará mañana miércoles otra capilla ardiente antes de ser enterrado.