Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iván Thays: "Los blogs son cosa del pasado"

El escritor peruano Iván Thays presenta hoy su ponencia ¿Sueñan los escritores con ovejas eléctricas? en el Festival VivAmérica (Casa de América), en la mesa redonda Comunicación 1000.0, junto al español Juan Freire y el uruguayo Edgardo Zunini (19 a 10 horas).

Iván Thays sueña mucho con ovejas eléctricas. No les tiene miedo. Está convencido de que "el futuro de la literatura está en el ciberespacio". Por eso ha tomado prestado el título de la visionaria novela ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K. Dick, para reflexionar en el Festival VivaAmérica sobre literatura, futuro y soportes diversos en su ponencia ¿Sueñan los escritores con ovejas eléctricas?

Miedo y romanticismo. Esas dos razones estriban en el vértigo natural al cambio tecnológico que afecta a la República de las letras en nuestro tiempo, según Thays (Lima, 1968). "Miedo natural al cambio, observado entre editores, libreros, escritores... Y una imagen romántica de la literatura, reflejada en ese tipo de autores que no tienen computador. Eso es como decir: 'no voy en auto". Para Thays, el escritor de hoy debería de adaptarse a las dos plataformas, analógica y digital, "ya que en los próximos diez años convivirán ambas y van a necesitarse mutuamente hasta que el libro electrónico desbanque al libro de papel. A este último le doy diez años, aunque debido a la rapidez con que avanzan los adelantos electrónicos, pueden ser menos".

El autor, entre otras novelas, de El viaje interior, La disciplina de la vanidad o Un lugar llamado oreja de perro, finalista del premio Herralde 2008, mantiene un blog de actualidad de referencia en el panorama literario (http://notasmoleskine.blogspot.com ). No se considera un geek, aunque sí especialmente tecnoadicto, al tanto de cada novedad en la materia. "Para mí los blogs son cosa del pasado. Cada vez recibo más enlaces a poesías y relatos con nota en Facebook. Hoy, un blog no enlazado a Twitter está perdido", explicaba Thays por teléfono a Babelia días atrás desde Perú.

Asegura que las broncas entre escritores son más jugosas en el maremágnum de la web. "Lo que pasa es que en el mundo digital imperan reglas distintas; una de ellas es el anonimato. Y el mundo digital protege a los anónimos. El otro asunto que fomenta este tipo de broncas es la inmediatez". Y no le cabe duda de que un enormísimo cronopio como Cortázar habría tenido hoy un blog. "Me lo imagino con uno divertidísimo, lleno de trucos y enlaces que llevan a sitios que no guardan ninguna relación".

Estar o no estar, esa es la cuestión para Iván Thays. "Otro tema es el tiempo que quita un blog a tu propia obra. Pero también es cierto que si uno deja de publicar en ocho años, desaparece. Cuando salió Un lugar llamado Oreja de Perro, Edmundo Paz Soldán me dijo que le costaba creer que hacía diez años que no publicaba nada, porque seguía mi blog, sabía todo de mí, me tenía muy presente".

Thays llevaba dos años sin venir a España, pero se mantiene al tanto de su actualidad a través de los

periódicos. Cree firmemente que los efectos de la crisis están creando más inestabilidad de la que se piensa. "Y en general, veo a Europa más pesimista con la crisis que Estados Unidos. No están acostumbrados, como aquí en América Latina. A mí no me sorprende lo de Ecuador [la sublevación policial que hace unos días pudo acabar con la vida de su presidente, Rafael Correa]. Seguramente, dentro de poco no va a pesar mucho. Me han invitado a la Feria del Libro de Quito y ni siquiera se planteaba algún cambio en la programación. Ustedes, en cambio, se asustan bastante".