Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
58º Festival de San Sebastián

'Neds', de Peter Mullan, Concha de oro y premio al mejor actor en San Sebastián

El cine catalán sale reforzado con el Premio Especial del Jurado para 'Elisa K' y el galardón a la mejor actriz para Nora Navas en 'Pa negre'.- Raúl Ruiz, mejor director por 'Misterios de Lisboa'

No ha habido mucho dónde rascar en esta 58º edición del Festival de Cine de San Sebastián (Zinemaldia), la última que dirigirá Mikel Olaciregui. El jurado, presidido por el realizador serbio Goran Paskaljevic, no se ha complicado la vida. Neds, de Peter Mullan, ha logrado la Concha de oro a la mejor película y la de plata a la mejor interpretación masculina para su protagonista, Conor McCarron. El chileno Raúl Ruiz logra la Concha de plata al mejor director por Misterios de Lisboa. La película Elisa K, una apuesta arriesgada, un drama dividido en dos partes y dirigido por Jordi Cadena y Judith Colell, ha recibido el Premio Especial del Jurado. Por su parte, otra de las favoritas, Pa negre, de Agustín Villaronga, se lleva la Concha de plata a la mejor actriz protagonista, para Nora Navas. A este triunfo del cine catalán hay que sumar el premio a la mejor fotografía para Aita, de José María Orbe, que aunque rodada en euskera y en el País Vasco, está producida por Luis Miñarro.

El título Neds responde a las siglas de No Educados y Delincuentes, y muestra el hundimiento en el fango de la violencia de un chaval superdotado intelectualmente en los años setenta en la capital escocesa. Exultante, Peter Mullan ha declarado ante la prensa: "Es agradable ganar premios, pero es mejor ganar un público".

Mullan comenzó su carrera dirigiendo cortos, pero viendo que así no lograba trabajo, se reconvirtió en actor, y de los buenos, como descubrió Ken Loach en sus inicios con Riff-Raff o Mi nombre es Joe. Intérprete de lujo, volvió a plantearse la dirección y debutó con Huérfanos (1997), un estimable drama. Sin embargo la campanada la dio con su segundo largo como realizador, Las hermanas de la Magdalena, León de Oro en Venecia 2002, y ahora ha logrado un récord muy difícil de igualar en cine mundial con esta Concha de oro para su tercera película.

"Voy aprendiendo como actor y como director. Mi filme tiene actores jóvenes a los que les doy libertad. Esta libertad he aprendido con darla con el tiempo", ha dicho el director, a quien el festival además reconoce su buen ojo por haber elegido a Conor McCarron, concha de plata al mejor actor: "En el rodaje fue muy bueno, fue fácil de guiar hasta casi en términos embarazosos. Llegó con 300 rivales por un anuncio que pusimos en los periódicos. Mi hemano, encargado del casting, me enseñó una cinta con él, y se salía".

Conor McCarron tampoco ha ahorrado elogios para Mullan: "Tiene los pies en el suelo. Parece que te conoce de toda la vida. Su estilo es sencillo. Si vuelvo a trabajar en el cine, sospecho que será difícil que otros directores estén a su altura".

Peter Mullan estos días rueda en Inglaterra War horse, dirigida por Steven Spielberg, quien el felicitó de los primeros: "Recibí ayer la llamada en el set gigante de Spielberg. No podía decírselo a nadie. Top secret. Y va Steven y grita delante de mil personas: '¡Felicidades! ¡Has ganado! ¡Me encanta Donostia!'. Si ha habido filtraciones, fue culpa de Steven".

Previamente a ganar el galardón, Mullan había explicado el sentido de Neds: "Mi intención con esta película no era hacer únicamente una crítica al sistema educativo en Gran Bretaña, sino dar a conocer las bajas expectativas que el sistema ofrece a estos jóvenes y el daño que les hace. La educación está claro que es fundamental, pero creo que hay que cambiar el enfoque en el sentido de que no todo el mundo es capaz de conseguir un éxito académico de la forma tradicional. Algunos jóvenes pueden tener otras habilidades y otros dones que hay que fomentar y explotar. La lengua, la física, la historia, las matemáticas no sirven a todo el mundo. Ahí están las manualidades o el arte dramático que puede ayudar a muchos jóvenes a expresarse en las escuelas y no en las calles peleando", dijo hace unos días en Donosti. El adolescente protagonista, Conor McCarron, ha logrado la Concha a la primera, con su debut en pantalla.

Éxito catalán

Otro filme sobre infancia y adolescencia, Elisa K, de los catalanes Jordi Cadena y Judith Colell, ha atraído lo suficiente al jurado como para concederles el Premio Especial con su inmersión en la infancia de una niña que es violada por un amigo de su padre, y el repentino recuerdo del hecho ya en su posadolescencia. "El olvido es un mecanismo de supervivencia y de eso va también Elisa K, de cómo puedes seguir viviendo con eso, y cómo quedas cuando lo recuerdas, tu vida se destruye y debes volver a crearla y a crearte, con eso que te va a acompañar siempre".

Pa negre, una estupenda adaptación de la novela homónima de Emili Teixidor realizada por Agustín Villaronga, sobre la dura vida en una comarca catalana en la posguerra, se ha llevado la Concha a la mejor actriz, para Nora Navas. "No creo que una peli vaya de una cosa o de otra, de la guerra civil o de un pueblo o una familia. Lo importante es que cuenten cosas de verdad, que interesen", ha dicho Navas ante la prensa.

Villaronga tiene claro la necesidad de una visión menos simplista de la época: "La guerra es como echar piedras en un charco de mierda. Todo el mundo queda salpicado. Por eso la gente que tiene que salir adelante en situaciones tan duras no merece ser juzgada, hay que tener una mirada piadosa sobre ella. No se puede decir de un brochazo quiénes son los buenos y quiénes los malos. Como mínimo debemos intentar entender a las personas, a todas, a las de uno y otro bando". Finalmente, para el cine catalán, la fotografía de Jimmy Gimferrer en Aita ha tenido también su reconocimiento en el palmarés.

El trofeo al mejor guión se lo ha llevado el noruego Bent Hamer (un habitual de Donostia) por el libreto de su película A casa por navidad. Además el jurado ha concedido una Mención Especial a la película La mezquita, del marroquí Daoud Aoulad-Syad.

El Premio de Horizontes Latinos ha sido para Diego Luna y su pelicula Abel. Está dotado con 35.000 euros. Los colores de la montaña, de Carlos César Arbeláez, filme colombiano panameño, se lleva el Premio Euskal Nuevos Directores, un premio con prestigio y que ha descubierto figuras como Laurent Cantet.

El premio de la crítica internacional, el FIPRESCI, ha sido para Genpin, un documental sobre una clínica de partos naturales, dirigido por Naomi Kawase.

Entre los galardones revelados previamente estaban el del Público, para Barney's version, con Paul Giamatti en su propio tour de forcé, el del Público al mejor filme europeo para ¿Cuánto pesa su edificio, señor Foster?, de Norberto López Amado y Carlos Carcas, un documental sobre la vida de uno de los grandes arquitectos del siglo XXI; y el de la Juventud, para Abel, el debut como director del actor mexicano Diego Luna.