Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'glamour' de Julia Roberts llega a San Sebastián

La actriz estadounidense posa junto con Javier Bardem, con el que comparte su última película, en su llegada a la capital guipuzcoana, donde recibirá el premio Donostia 2010

Los actores Javier Bardem y Julia Roberts posan para los medios a la entrada del hotel María Cristina en San Sebastián, en cuyo festival de cine promocionarán la película que han protagonizado.
Los actores Javier Bardem y Julia Roberts posan para los medios a la entrada del hotel María Cristina en San Sebastián, en cuyo festival de cine promocionarán la película que han protagonizado. JESÚS URIARTE

El glamour ha llegado por fin esta noche a la 58ª edición del Festival de Cine de San Sebastián. Enfundada en un traje oscuro, subida a unos enormes tacones, y con la cara parcialmente oculta tras unas gafas de sol, la actriz Julia Roberts ha hecho su primera aparición en público en la ciudad guipuzcoana. Roberts es la primera gran estrella internacional en llegar este año a San Sebastián, donde tendrá trabajo doble. Por un lado, recibirá el único premio Donosita de este año; por otro, está participando en la promoción de la película Come, reza, ama, que protagoniza junto con el español Javier Bardem.

Precisamente el español la ha arropado en su primer posado para los medios. Ambos han llegado en dos coches separados hasta las puertas del hotel María Cristina, donde les esperaban el director del festival, Mikel Olaciregui, y centenares de personas. Los nervios de la gente se han transformado en gritos cuando Bardem descendía del primer vehículo y comenzaba a firmar autógrafos. Segundos después, Roberts ha salido de su coche y se ha fundido en un efusivo abrazo con el actor español ante los medios gráficos.

Roberts y Bardem han llegado a la ciudad en un vuelo privado procedente de Londres y que forma parte de la ruta de promoción europea de su última película. Esta noche, él saldrá a cenar con unos amigos. La actriz de Pretty Woman, y Oscar a la Mejor Interpretación en 2000 por Erin Brockovich. ha preferido quedarse a descansar en el hotel ante el ajetreado día que le espera mañana.