Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ABC del policiaco según P.D James

Babelia adelanta un extracto de 'Todo lo que sé de novela negra'

La autora británica Phillys Dorothy James (Oxford, 1920), más conocida como Pd James, lleva medio siglo escribiendo policiaco y trabajó durante 30 años en los servicios de seguridad británicos. Tiempo más que suficiente para conocer al dedillo todos los intríngulis del género criminal. En Todo lo que sé de novela negra, que Ediciones B saca a la venta el 22 de septiembre, desentraña las claves de este estilo que ella domina tras publicar más de 20 libros. Babelia publica en exclusiva el sexto capítulo, Cómo contar la historia: el contexto, el punto de vista y los personajes, de su último libro.

La intención de la madre literaria del detective Adam Dalgliesh es "dar respuesta a algunas de las preguntas más frecuentes de los lectores" y su vía para lograrlo referencias a su propio método de trabajo. Temerosa de pecar de vanidosa arranca excusándose por ello: "Probablemente no aporte nada nuevo al público que ya me haya oído hablar sobre mi obra a lo largo de los años ni, por supuesto, a mis colegas del género". Colegas a los que no hace menos. En estas páginas aparecen desde clásicos como Sherlock Holmes o el padre Brown a Agatha Christie, Chandler, Hammett, y contemporáneos como Sara Paretsky o Ruth Rend.

La propuesta de este singular libro partió en 2006 del departamento editorial de la biblioteca Bodleian a la que James respondió emocionada. "Como natural de Oxford fui desde mi más tierna infancia de que la Bodleian Library era una de las más antiguas y prestigiosas bibliotecas del mundo". La entrega de la obra, que no alcanza las doscientas páginas, se demoró varios años.

¿Qué elemento es fundamental en una obra narrativa: los personajes o en contexto? P- D. James está convencida de que los lectores se decantan por los primeros y que, sin embargo, el entorno tiene el mismo peso narrativo. "El contexto es donde esas personas viven. Se mueven y desarrollan su existencia, y nosotros necesitamos respirar el mismo aire que ellos, ver a través de sus ojos, recorrer los caminos que transitan y habitar las estancias que el autor ha dispuesto para ellos", sostiene en el capítulo. Una identificación tal que explica el que muchas novelas compartan su título con el lugar en que acontece: Cumbres borrascosas o Howard?s End.

James aboga también por crear el contexto narrativo, fundamental en una trama de terror, no sólo a través de la voz del narrador, sino con la ayuda de algún personaje. De forma que la mirada de este último influya en el ambiente, básico para creerse el argumento y la acción. Y pone un ejemplo: la mansión tenebrosa en medio de un páramo entre brumas, un escenario vital para crear la atmósfera terrorífica de Sabueso de Baskerville, de Conan Doyle.