Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Hágase productor por 10 euros

Los promotores del filme 'Antes de morir' buscan dinero en Aste Nagusia

¿Qué hace un gigantesco camión Kenworth aparcado en el paseo de Uribitarte, a pocos metros del Txikigune, el territorio de juegos de los niños en Aste Nagusia? El camión, una unidad reluciente con las ruedas a estrenar, era ayer el reclamo para la recaudación de fondos destinados a producir la película (Todos los días...) Antes de morir, el primer largometraje que dirigirá Víctor Cabaco, licenciado en Bellas Artes por la UPV.

La productora del filme, Civitas Imagium, necesita reunir seis millones y medio de euros para financiar un thriller protagonizado por Gorka Aguinagalde (el guardia civil de Airbag), Olivia Molina (Dieta mediterránea), Javier Cifrián (El próximo oriente) y Pablo Puyol (Un paso adelante). Parte del presupuesto llegará a la productora a través de pequeñas aportaciones de quienes se van sumando al proyecto, difundido a través del camión.

Medio centenar de personas ya han aportado más de 2.000 euros

La alegría festiva aligera el control del bolsillo y anima a aportar un dinerillo a la película. Convertirse en productor de cine cuesta en este caso solo 10 euros. Es la participación mínima; a partir de ahí, lo que el flamante productor quiera (siempre en múltiplos de 10), con la garantía de que podrá retirar el dinero si lo desea hasta el momento de iniciar el rodaje. Si llegan los beneficios, se repartirán.

Hasta ahora se han sumado medio centenar de productores, que han comprado participaciones por valor de poco más de 2.000 euros. "Con esta campaña buscamos el efecto viral, que la gente se sienta orgullosa de participar en la película, que se difunda el proyecto en las redes sociales", explica el productor ejecutivo del filme, José Luis Chaves.

El sistema de captar fondos con pequeñas aportaciones de grandes colectivos recibe en inglés el nombre de crowdfunding y ha sido experimentado con éxito en países anglosajones para financiar campañas políticas, proyectos vinculados con ONG o iniciativas independientes en el campo de la música y el cine.

"La acogida es muy buena. Cuando lo explicas, todo el mundo cree que es una gran idea". Por ahora en las redes sociales tienen más éxito que en la venta de participaciones: 1.283 personas apoyan la película a través de Facebook. Pablo Puyol, junto a otros miembros del equipo, animaba ayer a sumarse al crowdfunding. Él todavía no ha comprado su participación, pero aseguró que piensa invertir 2.000 euros.