Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El túnel del AVE en Barcelona no será adjudicado hasta que Cercanías funcione correctamente

Malestar en la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona, que piden a Fomento que adjudique las obras de inmediato

La decisión de no adjudicar las obras del túnel de AVE en Barcelona el pasado mes de octubre no fue casual. Respondió a una política calculada en el Ministerio de Fomento consistente en dar prioridad absoluta a la recuperación del servicio de Cercanías y aplazar todo lo demás, ha explicado el secretario de Estado de Infraestructuras, Víctor Morlán.

La decisión no ha sentado bien al Gobierno catalán ni al Ayuntamiento de Barcelona, que han pedido a Fomento que adjudique las obras de inmediato. Lo ha reconocido hoy el alcalde de la ciudad, Jordi Hereu. Ni él ni Morlán quisieron comentar la respuesta del ministerio a esta decisión. El secretario de Movilidad del Gobierno catalán, Manel Nadal, aseguró que la adjudicación se hará lo antes posible, "si se puede en diciembre, mejor que en enero, y en enero mejor que en febrero y en febrero mejor que en marzo". Al llegar a ese mes, en el que deben celebrarse las elecciones, se calló.

Renovación urbanística

Morlán explicó la situación del túnel tras la reunión del Consorcio Barcelona Sagrera alta Velocidad, entidad formada por el Ayuntamiento, la Generalitat y el Ministerio de Fomento que debe impulsar y gestionar las obras en la zona donde irá la gran estación del AVE en Barcelona y que comporta también una profunda renovación urbanística con miles de viviendas y amplias zonas verdes ganadas tras el soterramiento de las vías actuales. El consorcio decidió encargar a Adif la licitación de las obras correspondientes.