Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

En la piel de Fidel Castro

El actor Juan Luis Galiardo interpreta al dictador cubano en la comedia 'I love Miami'

El actor Juan Luis Galiardo ha presentaedo esta noche en Madrid la comedia I love Miami en la que se mete en la piel de un Fidel Castro despojado del mito que huye en balsa a Miami ante un atentado en la isla. Esta opera prima del director Alejandro González Padilla cuenta con la participación especial de la hija rebelde del jefe del Estado cubano, Alina Fernández Revuelta, que interpreta su personaje.

Mientras Castro sobrevive a un atentado en las costas de Cuba y llega a Miami, sus compañeros de gobierno publican la noticia de que el líder está enfermo y así tienen más tiempo para anunciar la desaparición y la transición del mando a su hermano Raúl Castro.

I love Miami no pretende ironizar ni criticar a Fidel si no que le da "la oportunidad al mito" de ver "la otra Cuba" y evalúa su vida a raíz de unos personajes que le recuerdan su historia personal: un niño bastardo, un joven idealista y una cocinera viuda como fue su madre.

La hija de Castro en el rodaje

"La película es un homenaje dedicado a los balseros cubanos que arriesgan su vida en la travesía por el mar en busca de la libertad", ha explicado González Padilla, que es hijo de inmigrantes españoles en México. Este homenaje ha movido a la hija de Fidel a aceptar el papel ya que no comulga ideológicamente con su padre.

José Luis Galiardo cuenta con un gran parecido a Castro, sumado a la hora y media de maquillaje a la que se sometía para la caracterización, pero González Padilla ha destacado sobre todo "su ironía, su fuerza corporal, su carisma, además de conseguir interpretar un Fidel que es un perfecto Quijote y Fidel es el último Quijote".

Preparar el personaje

Por su parte, Galiardo ha asegurado que para interpretar un Castro fuera de su uniforme verde oliva y lejos del poder de estos más de 46 años se inspiró en la entrevista que el líder comunista mantuvo con Maradona. Asimismo, la hija de Castro le ayudó a ponerse en la piel del dirigente cubano.

"Alina Fernández me dio mucho apoyo y me dijo, después de tratarnos, que lo haría muy bien porque era tan gran actor como su padre", ha explicado Galiardo. En este sentido, el actor ha bromeado diciendo que no sabía si esta afirmación era un insulto para Castro o un halago para él, pero ante todo el comentario de Fernández le dio "moral".

"Mis personajes los preparo de dentro a fuera. Recorres todo tu recorrido emocional y luego fluye en las palabras. No buscas la rabia fuera sino que está dentro de ti", ha comentado Galiardo sobre la preparación de su personaje. Sin embargo, ha asegurado que es "mucho más difícil interpretar a un personaje real, porque cuesta hacerlo creíble, que a un personaje histórico". Sin embargo, Galiardo también se ha fijado en "lo histriónico y la gran gestualidad" de Castro para trazar a su personaje.

En esta producción hispano-mexicana participan 52 actores, 18 de ellos cubanos y el resto procede de distintas zonas castellano hablantes. La hija de Castro también participó como asesora de los diálogos y los parlamentos de la película, que se rodó íntegramente en Miami.