Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'papeles' de Salamanca llegan al Archivo Nacional de Cataluña

Los legajos concluyen en San Cugat del Valles un accidentado viaje de 12 días

Las 500 cajas de documentos del Archivo de Salamanca han concluido esta mañana un viaje de 12 días desde la ciudad castellana hasta Cataluña. Los conocidos como papeles de Salamanca ha llegado al Archivo Nacional de Cataluña, en la localidad barcelonesa de San Cugat del Valles, según han informado fuentes del Ministerio de Cultura.

Merced a una ley aprobada por el Parlamento, el pasado 19 se sacaron del archivo salmantino los legajos incautados durante el franquismo a instituciones y particulares catalanes. Muy de madrugada, un grupo de operarios protegidos por la policía cargaron los papeles en dos furgonetas blancas y partieron hacia Madrid sin incidentes. Una vez en la capital guardaron los documentos en una cámara acorazada del Ministerio de Cultura, con la idea de que un comité de expertos los examinara para darles salida luego hacia Cataluña.

Sin embargo, el Ayuntamiento de Salamanca presentó un recurso administrativo contra el traslado de los documentos, alegando que en esas 500 cajas había algunos que no podían verse afectados por la ley. La Audiencia Nacional decretó la suspensión cautelarísima del traslado, lo que dejó inmovilizados los documentos en Madrid. Seis días después, los cinco magistrados de la Sala Séptima de la Audiencia Nacional levantaron por unanimidad la inmovilización, y a las 8.00 horas de hoy han llegado al Archivo Nacional de Cataluña, en la localidad barcelonesa de Sant Cugat del Vallés. No obstante, aún quedan por resolver un recurso de inconstitucionalidad interpuesto por la Junta de Castilla y León y otro ante la Audiencia Nacional elevado por el Ayuntamiento de Salamanca.

Calvo: "Están donde tienen que estar"

Producida la entrega, la ministra de Cultura, Carmen Calvo, ha asegurado que los documentos "están donde tienen que estar" y ha defendido el camino que se ha seguido por ser "muy transparente". "Como ha dicho algún historiador de este país, se restituye lo que fue expoliado. Ahora no ha sido expoliado nada porque el Archivo de la Guerra Civil de Salamanca se queda intacto funcionamente hablando para el uso de investigadores y ciudadanos, y los originales los tienen a quienes les pertenecieron", ha argumentado.

La consejera de Cultura de la Generalitat, Caterina Mieras, ha celebrado la llegada de los papeles porque "todo está a punto para la exposición de los legajos, que se celebrará lo antes posible" aunque no sabe si podrá ser esta misma semana. Tras el traslado, el PP ha criticado el modo en el que se ha producido la restitución mientras ERC ha pedido más gestos de restitución de la memoria histórica. Así, Mariano Rajoy ha dicho que "las cosas se han hecho muy mal y que no había ninguna necesidad de crear un problema de esas características y de humillar gratuitamente a los salmantinos". "Es algo impropio de un sistema democrático normal del que podamos sentirnos orgullosos mandar una compañía de los GEOS a Salamanca para coger los papeles del Archivo", ha añadido.

Por su parte, el líder general de IU, Gaspar Llamazares, ha subrayado que con el traslado "se cumple la ley" y recomendó trabajar para mejorar el Archivo. En su opinión, este traslado no debería haber tenido mayor trascendencia a no ser para aquellos que todavía no han cerrado la página de la historia. Desde Cataluña, el portavoz de ERC en el Parlamento, Joan Ridao, ha pedido nuevos gestos al Ejecutivo en materia de recuperación de la memoria histórica y concretamente reclamó que se relance el proyecto de ley que prevé la anulación de los consejos de guerra al ex presidente de la Generalitat Lluis Companys o a Salvador Puig Antich.