Santos Juliá gana el Premio Nacional de Historia

Ouka Lele recibe el galardón de fotografía

El historiador gallego Santos Juliá ha ganado hoy el Premio Nacional de Historia, que concede el Ministerio de Cultura y está dotado con 15.000 euros, por su libro Historia de las dos Españas (Taurus), en el que advierte del riesgo de lo que él denomina las identidades colectivas fijas, que, dice, "son una invención y están abocadas al enfrentamiento".

Juliá, nacido en Ferrol (A Coruña) en 1940, es catedrático en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociología de la UNED y director en esta universidad del Departamento de Historia Social y del Pensamiento Político.

Hemeroteca
Todos los artículos de Santos Juliá en EL PAÍS

Más información

El jurado que le ha concedido el premio ha estado presidido por Rogelio Blanco, director del Libro, y compuesto por Carlos Seco Serrano, Alfonso Rodríguez Gutiérrez de Ceballos, Juan Velarde, José AlvarezJunco, María Dolores Cabañas, Manuel Pérez Ledesma, Carmen Labrador y Julio Valdeón, premiado en la edición anterior.

Entre sus obras figuran Historia económica y social, moderna y contemporánea de España, Un siglo de España, El aprendizaje de la libertad. Memoria de la transición o Violencia política en la España del siglo XX.

El riesgo de la "identidad colectiva fija"

Historia de las dos Españas nos acerca a aquellos intelectuales que ofrecieron sus tesis sobre la idea de las dos Españas desde la revolución liberal de principios del siglo XIX hasta el final del franquismo. En este contexto, Santos Juliá ha asegurado hoy que "la identidad nacional" es compatible con la aprobación de un nuevo Estatuto catalán, por ejemplo. "Nuestra identidad puede cambiar con el tiempo", ha dicho.

No obstante, Juliá ha advertido del peligro de usar el término nación, muy en boca de todos los políticos estos días, con un significado "esencialista, de identidades colectivas fijas, y ésta es una trayectoria que alimenta odios y rechazos y que históricamente acaba por llevar al enfrentamiento".

"Uno puede tener una identidad colectiva, pero eso no define todo el ser, en el que son posibles mezclas de diferentes identidades", ha explicado el historiador premiado. "Cuando uno define todo lo que es por una identidad colectiva que además tiene caracteres esencialistas, se definirá a sí mismo en contra de otros. El 'yo no soy' vale tanto como el 'yo soy' o el 'yo afirmo ser', y de ahí siempre sale un conflicto", afirma Santos Juliá, para quien "deberíamos desacralizar la identidad, quitarle ese carácter de eternidad, de trascendencia, de algo metahistórico".

Ouka Lele, Premio Nacional de Fotografía

La "artista global" Ouka Leele (Madrid, 1957), como ella misma se denomina, ha sido galardonada hoy con el Premio Nacional de Fotografía 2005. El jurado ha valorado que su obra, demás de ser un testimonio decisivo de la sensibilidad y la vida artística española desde los años ochenta hasta hoy, contiene unas personales aportaciones cromáticas, compositivas y narrativas que tienden a cuestionar los límites del lenguaje de la fotografía.

Lo más visto en...

Top 50