Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Agustín González

Medio siglo de dedicación a la escena y el cine

El actor, fallecido hoy a los 74 años, debutó con 'Escuadra hacia la muerte' y se despide con 'Tres hombres y un destino'

El actor Agustín González, de 74 años, ha fallecido hoy en una clínica de Madrid tras dedicar 51 de su vida al mundo del teatro, arte en el que se estrenó en 1953 con un pequeño papel en la obra Escuadra hacia la muerte, de Alfonso Sastre. Más conocido por el gran público por su trabajo en el cine y la televisión, González fue sin duda un genio de la escena y en el recuerdo deja grandes interpretaciones como la de Max Estrella en Luces de Bohemia.

Agustín González Martínez nació en Madrid el 24 de marzo de 1930, donde al terminar el bachillerato se matriculó en la Escuela de Aparejadores, pero su gran vocación era el espectáculo. Comenzó su carrera como actor en el Teatro Español Universitario (TEU), donde estuvo varios años durante su etapa como estudiante de Filosofía y Letras. En 1953 estrenó la obra teatral de Alfonso Sastre Escuadra hacia la muerte donde hacía un pequeño papel. Al año siguiente debutó en el cine con Felices Pascuas, de Juan Antonio Bardem.

En la década de los 60 también empezó a prodigarse en el cine, en películas como Plácido (1961), de Berlanga; Atraco a las tres (1962), de José María Forqué; De cuerpo presente (1965), de Antonio Eceiza; o Un día es un día (1968), de Francisco Prosper. En 1970 representó Luces de Bohemia de Valle Inclán, donde trabajó con José María Rodero interpretando a Latino de Hispalis. La compañía exhibió la obra por toda España y posteriormente fue llevada a televisión. En cine trabajó en Tamaño natural (1973), de Berlanga, en La Regenta (1974), de Gonzalo Suárez; o Cinco tenedores (1979), de Fernán-Gómez; y participó en dos cortometrajes de Álvaro Sáenz de Heredia.

Su década dorada, los 80

Durante la década de los 80 fue uno de los actores más contratados por la mayoría de los directores españoles. Así, intervino en películas como El nido (1980), de Armiñan; Volver a empezar (1981), de José Luis Garci; La colmena (1982), de Mario Camús; Dos mejor que uno (1984), de Angel Llorente; Los santos inocentes (1984), de Mario Camus; y Las bicicletas son para el verano (1984), de Jaime Chávarri. Además, volvió a trabajar con Berlanga en la trilogía La escopeta nacional (1978), Patrimonio nacional (1980) y Nacional III (1982).

Por esos años, logró los premios Long Play al mejor actor de teatro (diciembre de 1982) y el Ayuntamiento de Madrid le concedió el Premio Ricardo Calvo (mayo de 1984). En cuanto al teatro, trabajó como protagonista en Todos eran mis hijos, de Arthur Miller, llevada a Buenos Aires y por la que obtuvo el Premio de Teatro Hotel Meliá Parque de Valladolid. También protagonizó El león en invierno (1990), de James Goldman. En televisión intervino en series como Cervantes donde hizo el papel de Góngora; Escalera Exterior, Escalera Interior; Los ladrones van a la oficina; 7 vidas; A las Once en casa y Hospital central.

En 2001 protagonizó la obra de teatro Trampa para un hombre sólo, original de Robert Thomas, y en 2003 encarnó a Don Lope de Figueroa en El alcalde de Zalamea, papel éste por el que recibió, el 26 de abril de 2004, el Premio Max de las Artes Escénicas al mejor actor de reparto. Su última representación la inició en noviembre de 2004 en el Teatro Reina Victoria de Madrid con la obra Tres hombres y un destino, junto con otros dos veteranos de la escena española, José Luis López Vázquez y Manuel Alexandre, función en la que tuvo que ser sustituido en las últimas semanas por Juan Jesús Valverde tras sufrir una neumonía.