Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo de la cultura vela el cuerpo de Agustín González en su último escenario

El veterano actor falleció ayer en Madrid a los 74 años víctima de una bronquitis

Con la llegada del féretro de Agustín González, fallecido ayer a los 74 años a causa de una neumonía, ha quedado instalada a las 13.00 horas la capilla ardiente del actor en el madrileño Teatro Reina Victoria donde, hasta pocos días antes de su muerte, representaba la que se ha convertido en su última obra, Tres hombres y un destino. La capilla ardiente permanecerá abierta 24 horas para que el público pueda rendirle homenaje.

El féretro, recibido con aplausos, ha sido colocado en el centro del escenario del Reina Victoria, sobre un catafalco gris, rodeado de cuatro candelabros y presido por un crucifijo, junto al que reposa la corona de flores de su pareja, Maite de la Cruz, y los hijos del actor, Luis y Susana. En el recinto esperaban la llegada del féretro la presidenta de la Academia de Cine de España, Mercedes Sampietro, el director del Centro Dramático Nacional, Gerardo Vera y el Consejero de Cultura de la Comunidad de Madrid, Santiago Fisas, junto los numerosos compañeros de profesión como José Luis López Vázquez, Pepe Rubio, Tristán Ulloa y Julia Gutiérrez Caba.

Momentos después de llegar el féretro, y en medio de un imponente silencio, la compañera sentimental de Agustín González ha depositado una rosa roja encima del féretro. Entre las primeras coronas que han ido llegando a la capilla ardiente se encuentran la enviada por el propio Teatro Reina Victoria, la del Teatro Español o la de la Comunidad de Madrid. También han recibido al féretro la ex ministra de Cultura Pilar del Castillo, el ex director del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música (INAEM) Andrés Amorós, la hija de Fernando Fernán-Gómez, Elena, el empresario Enrique Cornejo, o Carmen Sevilla y Luis Lorente, productor de Tres hombres y un destino.

24 horas abierta al público

"La escena ha perdido un extraordinario carácter de la interpretación", ha señalado Del Castillo, para recalcar: "Entre nosotros se había ido fraguando un singular afecto". Afecto que también sentía Amorós, quien ha recordado: "Estuvimos hace poco en Granada haciendo competencia de recuerdos teatrales. Agustín era muy inteligente, muy intelectual y con una memoria para temas teatrales inmensa". Carmen Sevilla, por su parte, ha recordado que dentro de dos días tenía una cita con los tres actores de la obra Tres hombres y un destino para hacerles una entrevista para Cine de Barrio.

"Hablé con ellos y estaban todos riéndose, con un gran sentido del humor. Hablamos incluso de que me iban a dedicar la función. ¡Fíjate!", ha señalado la artista. Media hora después de la llegada del féretro, se han abierto las puertas del teatro para que el público pueda dar su adiós al actor. Junto al féretro se ha colocado un libro de condolencias, abierto a todo el mundo. Desde su apertura, se han ido acercando a la capilla ardiente cientos de ciudadanos anónimos que dejaban en este libro frases de cariño hacia el actor fallecido. También han querido dar su último adiós a González actores como Blanca Portillo, Berta Riaza, Pedro Osinaga o Iñaki Miramón.

La capilla ardiente permanecerá abierta durante 24 horas, hasta las 12.30 horas de mañana martes, día en el que González será incinerado en el cementerio madrileño de La Almudena. El Reina Victoria, que suspendió su función de ayer tras la muerte del actor, ha anunciado que abrirá mañana de nuevo las puertas al público para seguir con las representaciones de Tres hombres y un destino, una emotiva comedia con tintes dramáticos en la que tres veteranos actores en paro toman al asalto el teatro para exigir que les den trabajo. Juan Jesús Valverde, que sustituye al actor fallecido desde que cayó enfermo, ocupará su lugar.