Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Manuel de Prada gana el Premio Nacional de Narrativa por 'La vida invisible'

La novela profundiza en el tema de "la culpa y la conciencia del mal", según su autor

El escritor Juan Manuel de Prada (Barakaldo, Vizcaya, 1970) ha obtenido hoy el Premio Nacional de Narrativa, dotado con 15.025 euros, por su obra La vida invisible, una novela que, según el propio autor, profundiza en el tema de "la culpa y la conciencia del mal", y con la que ya ganó el premio Primavera de Novela 2003.

De Prada, que también ganó el Premio Planeta en 1997 por su segunda novela La tempestad, ha tenido que competir duro con otras novelas, como El hijo del acordeonista, de Bernardo Atxaga; La orden del tigre, de J.J. Armas Marcelo; El heredero, de José María Merino; París no se acaba nunca, de Enrique Vila-Matas; o El purgatorio, de F. Mira.

Según varios miembros del jurado, la votación fue "muy reñida por la alta calidad de las novelas", y finalmente la ganó Juan Manuel de Prada por seis votos frente los cuatro que obtuvo la novela de Atxaga. El ganador de la pasada edición, Suso de Toro, que también integraba el jurado, ha expresado su discrepancia con la votación final: "No lo entiendo y este fallo literariamente me da vergüenza", ha dicho.

Muy distinta, lógicamente, ha sido la reacción del premiado, que no ha ocultado su "sorpresa" y "satisfacción, porque en esta novela "puse mucho de mí". "Ha sido mi obra más exigente, incluso se llegó a decir que era impropia para el gran público, pero sólo por su exigencia. Es fuerte y dura", ha resumido.

Los aspectos sombríos de la gran ciudad

Para De Prada, La vida invisible "mantiene mi universo personal", pero da entrada a "una serie de preocupaciones morales que antes no había tenido y, además, nace también del cambio de vida que experimenté al venirme a vivir a Madrid y sucumbir en un mundo distinto con los aspectos más sombríos de las grandes ciudades".

En La vida invisible, De Prada narra la historia de Alejandro Losada, un joven escritor español a punto de casarse, cuya existencia dará un giro tras viajar a Chicago y conocer a Elena, una mujer enloquecida tras un desengaño amoroso. "Me interesaba reflejar en el libro los fenómenos de los infiernos que hay en nuestras ciudades tan deshumanizadas, la locura, la soledad, la prostitución, situaciones que se cruzan en el libro con la zozobra por el miedo, el caos, y los malos augurios con que el mundo se estrena a partir del 11 de septiembre", subraya.

El jurado que ha fallado a favor de De Prada ha estado presidido por el director general del Libro, Rogelio Blanco, y vicepresidido por la subdirectora general de promoción del Libro, la Lectura y la Letras, Mónica Fernández.