Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Almodóvar: "Me hago cada vez más grave y a lo mejor más triste"

El director manchego presenta su última película 'La mala educación', en la que "está representado por entero"

Pedro Almodóvar ha presentado esta mañana en Madrid su última película, La mala educación, después de que la productora El Deseo decidiera suspender el acto en honor a las víctimas de los atentados del jueves en Madrid. Acompañado del plantel de actores protagonistas, con la excepción del mexicano Gael García Bernal, que está rodando fuera de España, el director manchego ha explicado las claves y los temas en los que se adentra su nuevo trabajo.

Almodóvar ha querido dejar claro de nuevo que La mala educación, que se estrena en España el próximo 18 de marzo, no se trata de una cinta autobiográfica -"no es una antología de anécdotas de mi pasado"-, aunque ha reconocido que es su filme más personal, en el que está "representado por entero". "Mi corazón está todo ahí", ha asegurado.

Según ha confesado el propio Almodovar, La mala educación recoge un complejo trabajo de recopilación de diez años, para dar forma a una película que habla de dos niños que conocen el amor, el cine y el miedo en un colegio religioso a principios de los años 60, en pleno apogeo del franquismo. Los personajes se vuelven a encontrar dos veces más, al final de los años setenta y en los alocados 80. El reencuentro marcará la vida y la muerte de alguno de ellos. "Hay mucha realidad en la película, pero hay mucha más manipulación, porque la ficción es la manipulación de la realidad y yo siempre he huido, todo lo que puedo, tanto del documental como del naturalismo", ha apuntado Almodóvar.

Los años oscuros y los llenos de libertad

En la película, como recuerda el cineasta, se reflejan dos etapas de su vida que la han dejado huella: "Tanto los años de colegio como los años ochenta me han marcado, y esa marca y ese tono de las épocas están en la película. Los sesenta como unos años oscuros, y los ochenta llenos de color y libertad". "Mi corazón está en la película -añade- y en todos los personajes, desde los más positivos a los más negativos".

La mala educación aborda el tema de los abusos sexuales perpetrados por los curas en los colegios de los años sesenta. Una "monstruosidad" que Almodóvar retrata sin tapujos. "Me salen sapos por la boca. Se dice siempre que de lo que no se habla, no existe, y la Iglesia en ese aspecto es muy explícita. El Papa Juan XXIII, el gordito, el que nos cae bien, habló de los abusos que ya en aquel momento se cometían para recomendar silencio. Su postura es terrible, porque dice que lo horrible no es que sucedan, sino que se hable de ello".

En otro momento de su comparecencia ante los medios, Almodóvar ha reconocido que su último trabajo sigue la misma línea narrativa que La ley del deseo. Y lo explica: "lo que hacen los personajes lo hacen por deseo y es lícito pagar y sufrir ese deseo, porque el ser humano es así". El director manchego reconoce que en sus tres últimas películas ha habido "un tono y un ritmo distintos". Acto seguido, se ha sometido a un pequeño autoanálisis: "Me hago cada vez más grave y a lo mejor más triste. Soy consciente del cambio, lo que no sé es a donde me va a llevar", ha reconocido.

"Hemos vuelto a la democracia"

Pedro Almodovar ha empleado buena parte de la rueda de prensa en la que presentaba su nueva película para aportar su opinión sobre la cascada de acontecimientos que han sacudido la vida política y social en España desde el pasado jueves. "Esta terrible semana ha culminado con una noticia liberadora, lástima que tuviéramos que pagar un precio tan alto", ha empezado Almodóvar, que ha continuado: "El domingo hemos vuelto a la democracia, cosa que habíamos dejado de hacer hace ocho años". "El secuestro y la manipulación de la información a la que ya nos tenían acostumbrados, esa oscuridad, no es Democracia. A pesar del precio altísimo, estoy muy contento de volver a ver un país solidario y libre, porque nos lo habían quitado. Ya podemos volver a ser nosotros mismos", ha asegurado.

Más información