Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Manuel de Prada gana el Premio Primavera de Novela

La novela 'La vida invisible' se impuso a las otras 317 candidatas

El escritor Juan Manuel de Prada, con su obra La vida invisible, ha ganado el VII Premio Primavera de Novela que otorga cada año la editorial Espasa Calpe y Ámbito Cultural/El Corte Inglés y que está dotado con 200.000 euros. Al concurso se presentaron un total de 318 originales procedentes de España, Estados Unidos, México, Argentina, Colombia, Cuba, Suecia, Austria, Italia y Portugal.

El jurado ha estado presidido por la académica Ana María Matute y de él han formado parte el escritor Antonio Soler, el crítico literario Angel Basanta, el adjunto a la dirección de Espasa Rafael González Cortés y el director de Ambito Cultural, Ramón Pernas.

"Ambicioso y doliente"

El escritor define La vida invisible como un libro "ambicioso y doliente" y en el que ha pretendido descender "al infierno de la locura y de la culpa" con lo que, para él, ha supuesto "un trabajo extenuador". "Trata de las cosas que no se ven, que creemos que no dejan huella, que pueden quedar impunes y de cómo esas cosas tienen una vida subterránea que termina tarde o temprano aflorando. Esta es una novela sobre la culpa, sobre la conciencia del daño que hacemos, a veces sin querer, a otras personas y de cómo ese daño termina infectándonos, destruyéndonos y obligándonos a intentar repararlo, porque es también una novela sobre la expiación, dice este autor nacido en Baracaldo (Vizcaya) en 1970.

"He sufrido bastante pero yo siempre sufro escribiendo, tengo mucha envidia de esos escritores que dicen que disfrutan escribiendo porque, para mí, escribir es algo que me exige una aportación física y mental muy dolorosa. Esta novela la he escrito con una pasión agónica".

Ambientada en la actualidad, algo que es casi novedoso en su obra, La vida invisible trata sobre un joven escritor de éxito que antes de su boda hace un viaje desde Madrid a Chicago, una ciudad aún impactada por los atentados del 11de septiembre en Nueva York, en un periplo que cambiará para siempre su vida.

Volcado en el trabajo

Residente en Madrid, Juan Manuel de Prada escribe a mano y dice tener una vida "absolutamente volcada en mi trabajo". "Soy un apasionado de mi trabajo y vivo para él", explica para apuntar después que tiene "una vida de lo mas anodina" porque "nunca he creído demasiado en la vida brillante del escritor, creo que el escritor su brillo lo ebe poner en su obra, su vida diría que tiene que ser hasta mediocre, de manera que mi vida responde a eso, a pautas de trabajo, de austeridad absoluta".

Tras explicar que con los 200.000 euros que le reportará el premio piensa "fundamentalmente pagar deudas", De Prada defiende los certámenes literarios contra quienes lo denostan: "generalmente no les gustan a quien no los gana. Hay otros que no tienen necesidad de ganarlos y se pueden permitir el lujo de desprestigiarlos".