Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lázaro Carreter: "Quien habla o escribe mal piensa mal, poco o nada"

El ex director de la Real Academia Española presenta en Madrid 'El nuevo dardo en la palabra', una colección de artículos sobre la corrupción del lenguaje

"Hablar mal no es una cuestión de estilo equiparable a estirar el dedo meñique en el momento del brindis, quien habla y escribe mal piensa mal, poco o nada; casos todos ellos de reducción del lenguaje y, por tanto, de la mente". Así de contundente se ha mostrado hoy el ex director de la Real Academia Española (RAE) Fernando Lázaro Carreter en la presentación en la Biblioteca Nacional de Madrid de su libro El nuevo dardo en la palabra, una obra sobre "las distorsiones linguísticas que a menudo corroen nuestro idioma".

El nuevo dardo en la palabra (Aguilar) reúne los artículos publicados por el autor en los últimos cuatro años en el diario ELPAÍS sobre el mal uso del lenguaje, en particular el algunos políticos y periodistas "personas con resonante voz pública, cuyos sesos pintan con brocha gorda lo que piensan". Lázaro Carreter, que el próximo 13 de abril cumplirá 80 años, ha encontrado especial inspiración para sus críticas en las tertulias radiofónicas, los concursos de televisión, los manuales de instrucciones o los programas deportivos.

Entre las agresiones al lenguaje más frecuentes, el académico ha reseñado el abuso de la partícula "súper", el uso de expresiones como "en sede parlamentaria" (por Parlamento sin más), "violencia de género" (influencia del vocablo inglés gender), "perder la verticalidad" (por, simplemente, caerse al suelo), "dar luz verde" (por aprobar algo) o las innecesarias "en otro orden de cosas" o "la polémica está servida". Según Lázaro Carreter, "cada vez es mayor el número de quienes emplean las palabras según ocurrencia, lo cual anuncia que al español va a sucederlo otro idioma: el guirigay".

Errores propios y ajenos

El ex director de la Academia se ha mostrado sin embargo indulgente con los fallos ajenos porque él también ha cometido los suyos. Según ha confesado, su principal error mientras desempeñaba su cargo como director de la Real Academia fue llamar "testiga de Dios" a Santa Teresa de Jesús, cuando lo correcto sería "testigo". Y ha tenido tiempo para aclarar algunas dudas de los asistentes al acto, como que es indiferente usar "fan" o "forofo" para referirse a los seguidores de equipos fubolístico.

En la presentación han intervenido el periodista Eduardo Haro Tecglen; el presentador de TVE Lorenzo Milá; el presentador de la SER, Iñaki Gabilondo y el académico y periodista Juan Luis Cebrián. Cebrián ha elogiado a Lázaro Carreter por haber abierto la RAE a la sociedad durante el tiempo que fue director de la Academia y a su actual director, Víctor García de la Concha, por continuar su línea y abrir la institución a las Academia de los países de lengua española.

Al acto han asistido, entre otros el propio Víctor García de la Concha; la ministra de Educación, Cultura y Deporte, Pilar del Castillo; el director de la Real Academia Española, los académicos Gregorio Salvador Caja, Emilio Lledó, Valentín García Yebra, Antonio Muñoz Molina, José Antonio Pascual y Juan Luis Cebrián; la ex ministra de Cultura, Carmen Alborch; los futbolistas Jorge Valdano y Emilio Butragueño; los escritores Juan José Millás, Almudena Grandes y Luis Racionero (también director de la Biblioteca Nacional); el ex presidente de la Federación de Asociaciones de la Prensa, Jesús de la Serna; y directivos del Grupo Santillana.

Elogio del taco

En contra de lo que pudiera pensarse, el uso de tacos no encabeza el listado de reprimendas linguísticas. Para Lázaro Carreter, "el taco en si no resulta abominable cuando entra como un estoque en la charla confianzuda, oportuno, en su sitio".

Ahora bien, sí "es síntoma de hambruna mental eyacularlos en público y reírlos", particularmente a través de los medios de comunicación.

Más información