_
_
_
_

Un informe advierte de que en España solo el 36% de las botellas de plástico se separa para reciclar

Un análisis de una consultora británica, elaborado a petición de varias organizaciones ecologistas, asegura que el país está lejos de cumplir los objetivos de recuperación de estos envases de un solo uso

Reciclaje botellas de plástico
Botellas de plástico en un centro de reciclajeYves Herman (REUTERS)
Manuel Planelles

España no conoce aún oficialmente cuántas botellas de plástico de un solo uso y de menos de tres litros se recogen separadamente para reciclarse. Y la Comisión Europea le está reclamando este dato ya al Gobierno, que lo está recabando junto a las comunidades autónomas. Bruselas ha fijado duros objetivos para estos envases. España también ha establecido los suyos: si en 2023 no se alcanzó una tasa del 70%, se deberá operar un cambio radical en el sistema e implantar en todo el país un sistema de depósito, devolución y retorno, conocido por las siglas SDDR. A la espera de conocer el dato oficial, un informe de la consultora británica Eunomia, elaborado a petición de Zero Waste Europe y la Alianza Residuo Cero (que aglutina a decenas de organizaciones ecologistas de todo tipo), asegura que de todas las botellas de plástico de bebidas de menos de tres litros que se ponen en el mercado en España solo el 36% se recogen de manera separada.

Este dato, una estimación correspondiente a 2021, está a años luz del 70% fijado en la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, de abril de 2022. También está a una distancia sideral de lo que sostiene el sector. Por ejemplo, en las últimas memorias de sostenibilidad de la Asociación de Aguas Minerales de España se asegura que esta tasa estuvo en el 72,2% en 2022 y en el 71,1% en el 2021. Este último dato —el 71,1% de 2021— es el que ofrecía en su web Ecoembes en un apartado de preguntas y respuestas, aunque esa información ya no figura en la página de la organización. Ecoembes es la entidad con la que los productores de diferentes alimentos, envases y distribuidores gestionan el tratamiento de los desechos de plástico a través de los contenedores amarillos. Porque la ley establece desde hace dos décadas que son las empresas las que deben hacerse cargo de estos desechos y repercutirlo en el precio de sus productos.

El problema es que el modelo español del contendor amarillo, donde las botellas se mezclan con muchos más tipos de envases de los que se debe encargar Ecoembes, dificulta el conocimiento exacto de los datos de botellas recicladas. De hecho, varios altos cargos del Ministerio para la Transición Ecológica reconocieron hace unos días en una reunión con periodistas que todavía están tratando de averiguar la tasa de botellas recicladas y que no podían ofrecer un dato porque querían tenerlos “bien atados”. Porque de no haberse llegado al 70% en 2023 se tendrían que realizar importantes inversiones para instalar el modelo de SDDR, algo contra lo que Ecoembes lleva luchando desde hace años en España. Según un informe de Tragsatec, para poder desarrollar bien un sistema de retorno se necesitarían entre 12.146 y 28.264 máquinas de recogidas de envases en los comercios del país, aunque el modelo no tiene que pasar obligatoriamente por máquinas.

Y a lo que apunta el análisis de Eunomia presentado este miércoles en la sede de Greenpeace en Madrid es a que no se llega a ese 70% ni mucho menos. Aunque la estimación de esta consultora se corresponde con los datos de hace tres años, el informe señala que “a tenor del intenso trabajo de investigación realizado”, no se ha “encontrado ningún indicador” que “permita esperar que España pueda alcanzar una mejora significativa del índice calculado para 2021 en los ejercicios 2022 y 2023″.

En el estudio se incide en que “los datos preliminares presentados hasta la fecha sobreestiman en gran medida” las tasas de botellas recogidas para su reciclaje. Se corre el riesgo de que “de crear una falsa impresión de que la recogida separada va por buen camino en España, cuando en realidad parece que probablemente necesitará intervenciones políticas urgentes para cumplir con sus obligaciones legales”, aseguran sus autores.

Joan Marc Simon, director de Zero Waste Europe, ha explicado este miércoles que su organización está realizando los mismos estudios en otros países europeos, como Bélgica, Italia y Francia. Porque la forma en la que se están reportando los datos de la recogida de botellas a Bruselas “no es solo un problema español, sino de todos los países europeos”. Pero en el caso de España existe un desfase de especial tamaño, en referencia a la disparidad tan grande entre los datos que ofrece el sector y a los que apunta la investigación de Eunomia.

La información es la primera herramienta contra el cambio climático. Suscríbete a ella.
Suscríbete

Chris Sherrington, jefe del área de políticas medioambientales de esta consultora británica, ha explicado que han usado decenas de fuentes de datos para poder realizar su cálculo. Tras presentar su estudio, ha concluido que el “único” cambio que puede conseguir que España pase de una tasa del 36% a superar el 70% es el sistema de depósito y retorno.

El director de Zero Waste Europe ha pedido al ministerio que “haga su trabajo de fiscalizar a Ecoembes”. Y ha anunciado que remitirá el estudio presentado este miércoles a la Comisión Europea. “Es el estudio más serio realizado hasta ahora”, ha sostenido Simon. “Es la base sobre la que trabajar”, ha añadido. Por su parte, Julio Barea, de Greenpeace, ha asegurado que “en poco más de dos años España va a volver a tener un sistema de retorno”.

Ecoembes, por su parte, ha asegurado tras la publicación del informe que “ha atendido oportunamente los requerimientos de información” que le ha realizado el Ministerio para la Transición Ecológica para que el Gobierno pueda determinar finalmente la tasa de botellas recicladas como le exige la Comisión. “Es el propio Ministerio de Transición Ecológica el que tiene la legitimidad y responsabilidad de elaborar y hacer oficial esta información”, ha asegurado a través de un breve comunicado esta entidad. Además, ha sostenido que se compromete a “cumplir irrenunciablemente con los objetivos de recogida separada y reciclado establecidos” en la normativa nacional y europea.

Puedes seguir a Clima y Medio Ambiente en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Manuel Planelles
Periodista especializado en información sobre cambio climático, medio ambiente y energía. Ha cubierto las negociaciones climáticas más importantes de los últimos años. Antes trabajó en la redacción de Andalucía de EL PAÍS y ejerció como corresponsal en Córdoba. Ha colaborado en otros medios como la Cadena Ser y 20 minutos.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_