Miles de personas se manifiestan en Murcia para exigir soluciones que salven el mar Menor

La laguna litoral sufrió en agosto una enorme mortandad de peces debido al vertido constante de nitratos procedentes de la agricultura. Los vecinos reclaman a las administraciones que actúen

Miles de personas se manifiestan hoy en Murcia exigiendo medidas para salvar el mar Menor.
Miles de personas se manifiestan hoy en Murcia exigiendo medidas para salvar el mar Menor.Pedro Martínez

“No pararemos hasta volver a tener un mar Menor vivo”. Con este lema miles de personas han recorrido las calles de Murcia este jueves para reclamar a las administraciones públicas la adopción de medidas que recuperen su laguna, aquella de aguas transparentes que conocieron antaño y han perdido. Nueve colectivos ciudadanos se han unido en torno a la consigna “SOS Mar Menor. Por un mar Menor con futuro” para protestar por la situación de la laguna, dos meses después de la grave crisis que sufrió en agosto, cuando se sacaron 15 toneladas de peces. Se asfixiaron por la falta de oxígeno en el agua debido a la gran cantidad de nitratos que recibe el mar Menor, procedentes sobre todo de la actividad agraria.

Manuel López, murciano de 43 años, ha salido a la calle, a protestar, a intentar recuperar ese lugar donde “he jugado y me he bañado y al que ahora me da hasta vergüenza volver”, intenta hacerse oir entre los gritos de otras personas tan enfadadas como él. “Me da muchísima lástima todo lo que han hecho, la laguna es ahora de color verde y está todo urbanizado, no se puede ni pasear”, describe con tristeza. Cerca de él, su tía, Celina Gironés, que veranea en la Manga del Mar Menor “desde pequeña” no puede soportar el “ecocidio” que está viendo. “Me afecta como persona y hay culpables”, se lamenta.

Durante la marcha, Isabel Martínez de Velasco, portavoz de la plataforma SOS Mar Menor, pone el acento en la necesidad de presionar a los gobiernos y en que existe esperanza. “Si no viéramos un futuro, no lucharíamos, pero si las administraciones no actúan, tenemos que obligarlas. Hasta ahora no han hecho nada, pero imagínate un mar Menor muerto. Sería la muerte de todos nuestros pueblos”, dice enfundada en una camiseta negra con el grito de socorro por la albufera litoral que compartía con buena parte de los manifestantes.

Ese “grito de socorro”, ha recordado el presidente de Asociación de Naturalistas del Sureste, Pedro García, ya se oyó hace dos años en Cartagena, cuando toneladas de peces emergieron muertos en las playas bañadas por el mar Menor por la falta de oxígeno de sus aguas. Entonces unas 55.000 personas salieron a la calle. A la cita de este jueves han acudido unas 45.000, según los cálculos de los organizadores, pero el “grito” social, asegura García, es el mismo después del otro episodio de anoxia de agosto. En ambas ocasiones, la Administración regional culpó de ello a factores externos: las lluvias torrenciales en 2019 o el aumento de la temperatura en 2021. “No han parado de mentirnos sobre la salud del mar Menor y nos han mentido sobre el origen de su estado crítico”, decía el manifiesto que se ha leído ante la Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente.

Pero las críticas no van solo dirigidas al Gobierno regional, de cuyo presidente, Fernando López Miras, los manifestantes han pedido la dimisión. La marcha ha partido a las 20.00 de forma simultánea de la sede de la Delegación del Gobierno central en la Región de Murcia y del Palacio de San Esteban, sede de la presidencia del Gobierno autonómico. Entre los asistentes estaba Ramón Pagán, de la Plataforma Pacto por el Mar Menor, que considera fundamental que se cumpla la ley que ya está en vigor para proteger la laguna y que limita el uso de fertilizantes, porque no se está aplicando. Pedro Luengo, presidente de Ecologistas en Acción en la Región de Murcia ha reivindicado también la eliminación inmediata de las 8.000 hectáreas de regadíos ilegales que hay en la zona, que ya se podría haber llevado a cabo tanto por el Gobierno regional como por el central y, sin embargo, no se ha actuado.

Para Ángela García, de los colectivos ciudadanos Banderas Negras y Por un Mar Menor Vivo, el principio del fin de la situación actual pasa por la aprobación de la iniciativa legislativa popular que pretende dotar a la albufera de personalidad jurídica. El próximo 28 de octubre termina el plazo para recabar el medio millón de firmas necesarias para solicitar esa ley en el Congreso de los Diputados, y faltan aún en torno a 100.000 apoyos. En su manifiesto, los organizadores han exigido a la comunidad autónoma y a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) que desmantelen los regadíos ilegales y que apliquen y hagan cumplir las medidas de control de la agricultura intensiva recogidas en la ley de Protección del Mar Menor.

Los manifestantes han pedido al Ministerio que no traslade este problema a todo el Mediterráneo, sino que priorice medidas que garanticen el fin de la entrada de nutrientes a través de la rambla del Albujón. A la Unión Europea, que deje de mirar para otro lado y controle el uso de los fondos que se conceden a la comunidad. Y, en general, a “los responsables de este desastre” que “asuman su responsabilidad” y “dejen a otros que hagan el trabajo”.

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción