NEWSLETTER

La diferencia entre un colegio con restricciones de tráfico y otro sin ellas

Las familias de los alumnos de decenas de colegios de toda España exigen entornos escolares con menos tráfico, menos ruido y menos contaminación

Una niña juega en la calle junto al colegio Fernando El Católico (Madrid) durante la protesta escolar contra los coches del pasado viernes.
Una niña juega en la calle junto al colegio Fernando El Católico (Madrid) durante la protesta escolar contra los coches del pasado viernes.Olmo Calvo

[Esta pieza corresponde a uno de los envíos de la newsletter semanal de Clima y Medio Ambiente de EL PAÍS, que sale todos los miércoles. Si quiere suscribirse, puede hacerlo a través de este enlace].

¡Buenas tardes!

Las familias de los alumnos de decenas de colegios de toda España se han sumado a la denominada Revuelta escolar contra los coches, una protesta que se realiza cada dos semanas y exige entornos escolares con menos tráfico, menos ruido y menos contaminación. ¿Qué cambiaría si se cumplieran sus reivindicaciones? Hemos grabado este vídeo en Madrid para mostraros las diferencias: en un colegio rodeado de tráfico, los alumnos se apelotonan en la puerta bajo la sinfonía de tubos de escape, pitidos y sirenas; mientras, en un centro donde se corta la calle a la entrada y salida de clase los pequeños pueden caminar sin miedo a atropellos y en un ambiente más agradable.

Llevo varias semanas siguiendo esta protesta, que arrancó con unos cuantos colegios en Barcelona y se extendió después a otras ciudades por todo el país. El pasado viernes fue el primero que la pudimos ver en Madrid y aproveché para recorrer tres colegios (Rufino Blanco, Fernando El Católico y Asunción Ricón, los tres en Chamberí) y hablar con los niños y sus familias. “Cortamos la calle para poder jugar y para que haya menos ruido y menos contaminación”, me contaba Lúa, de ocho años, que por un día podía jugar con sus amigas en la calle frente al centro. “Chamberí tiene pocas zonas verdes, parece que solo puedes ir con los niños a las terrazas de los bares”, me decía David Galbete, miembro de la Asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio Rufino Blanco, situado junto a una avenida de cinco carriles muy transitada. Escribí este reportaje sobre la jornada, que además tiene un vídeo. Y aquí podéis ver varias fotos de ese día. La próxima convocatoria será el jueves 25 y viernes 26 de marzo e incluirá centros de Olot, Valencia y Guadalajara (con esas serán ya 11 ciudades). La siguiente se espera para el viernes 9 de abril.

Este miércoles, Manuel Planelles desgrana un estudio que muestra que la pesca de arrastre libera mil millones de toneladas de dióxido de carbono (CO₂) cada año. Esto ocurre porque los sedimentos de los fondos marinos son un gran almacén de CO₂ (lleva atrapado allí miles de años) y este tipo de pesca remueve los fondos y hace salir una gran cantidad de este gas de efecto invernadero, que contribuye a calentar el planeta.

Telesilla Zabala, antes y después de que se desmantelara el remonte.
Telesilla Zabala, antes y después de que se desmantelara el remonte.Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama/ Santi Burgos

Hace unos días, el Gobierno ordenó desmantelar tres pistas de esquí del Puerto de Navacerrada (que ya ha confirmado su cierre) por las previsiones de cambio climático y restaurar los terrenos, situados en el entorno del Parque Nacional de la Sierra del Guadarrama. ¿Cómo se curan las heridas ambientales de una estación de esquí? Esther Sánchez cuenta en este reportaje cómo se ha hecho la regeneración de la antigua estación de Valcotos, que se inició hace 20 años y ya muestra sus frutos. Las imágenes del antes y el después son esclarecedoras. También en el plano medioambiental, este miércoles hemos conocido que la carrasca milenaria de Huesca ha sido elegida Árbol Europeo de 2021. Es la primera vez que un ejemplar español gana este concurso.

Aquí os añado varias noticias de la semana que merecen una lectura:

Una última cosa que no me gustaría dejar pasar: los enamorados de la bicicleta estamos de enhorabuena porque cada vez más gente se interesa por la bici. Esta semana hemos publicado un reportaje donde contamos que la demanda nacional se mantiene en niveles extraordinarios después de explotar durante la desescalada: las ventas aumentaron más de un 300% en pocos meses y, desde entonces, el interés se ha mantenido a niveles nunca vistos. Tanto, que el mercado ha sufrido para abastecer y entregar a tiempo sus productos. Hace unos meses también hablamos de que varias ciudades se han lanzado a hacer carriles bici temporales. Ojalá sea el inicio de una revolución ciclista como pata fundamental de una movilidad más sostenible.

¡Hasta la semana que viene!

Puedes seguir a CLIMA Y MEDIO AMBIENTE en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50