El ‘caso Manaos’

Una gran ciudad brasileña alcanza la inmunidad de rebaño. A un alto coste

Habitantes de la comunidad Bela Vista do Jaraqui, en la zona rural de Manaos, Amazonas (Brasil).
Habitantes de la comunidad Bela Vista do Jaraqui, en la zona rural de Manaos, Amazonas (Brasil).RAPHAEL ALVES / EFE

En el centro puntual de la mayor selva tropical del mundo, allá donde concurren el río Negro y el Solimoes, se erige la ciudad de Manaos, capital del Estado de Amazonas, nodo financiero del norte de Brasil y, con sus dos millones de habitantes, la mayor concentración humana de la Amazonía. También es probablemente la primera gran ciudad del planeta que ha alcanzado la inmunidad de rebaño contra la covid-19. Lo ha hecho por el más simple de los procedimientos: no hacer nada. Tras un pico montañoso de muertes en los primeros meses, la situación se ha estabilizado por sí misma, aunque a un alto coste. El caso Manaos ofrece lecciones importantes, y merece la pena echarle un vistazo.

La ciudad detectó su primer caso en marzo y, en sintonía con las disparatadas doctrinas del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, apenas tomó medidas de test, confinamiento y distancia social. El virus se propagó en mayo como fuego por la paja, y los medios locales dieron cuenta de los hospitales saturados, los cementerios desbordados y una demanda quintuplicada de ataúdes. Fueron meses de confusión y muerte entre el río Negro y el Solimoes, una partida desigual entre el virus y sus víctimas abandonadas al destino en un tablero urbano rodeado por la selva inacabable. Desde junio, sin embargo, las cifras del SARS-CoV-2 han declinado de manera rápida y constante. Cada vez menos casos nuevos de contagio, cada vez menos muertos. Un grupo de científicos brasileños y británicos se han preguntado por qué, y han encontrado una respuesta verosímil.

Ha muerto uno de cada 500 habitantes de la ciudad, o 4.000 personas. En la Comunidad de Madrid han fallecido 9.000 con el triple de población

La investigadora de la Universidad de São Paulo Ester Sabino y sus colegas han analizado los bancos de sangre de Manaos, uno de los pocos lugares del mundo donde es obligatorio guardar muestras de las donaciones, por si es preciso examinarlas en el futuro. Los científicos han buscado ahí anticuerpos contra el SARS-CoV-2 en las distintas fechas relevantes para la evolución de la pandemia. Concluyen que la asombrosa reducción de casos y muertes que está experimentando la ciudad se debe a que dos de cada tres manauenses (entre el 44% y el 66% de la población) se han contagiado y han desarrollado anticuerpos contra la covid-19. He ahí el primer caso de inmunidad de rebaño que conocemos. Han colgado su investigación en el repositorio medRxiv. Recuerden que esa web alberga manuscritos que no han pasado aún el proceso de revisión por pares, y que por tanto pueden sufrir correcciones antes de su publicación definitiva.

La razón muerte/infección (el porcentaje de contagiados que fallecen) no alcanza el 0,3% en Manaos, pero el número de infectados es tan alto que eso significa que ha muerto uno de cada 500 habitantes de la ciudad, o 4.000 personas. En la Comunidad de Madrid han fallecido 9.000 con el triple de población, lo que tampoco es para tirar cohetes. Pero la capital financiera del Amazonas ha alcanzado la inmunidad de rebaño, y Madrid no. Una buena ocasión para que los asesores de nuestros políticos se pasen el fin de semana haciendo cuentas.

Puedes seguir a MATERIA en Facebook, Twitter, Instagram o suscribirte aquí a nuestra newsletter.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50