Covid en la mente y el corazón

El cerebro y el tejido cardiaco están en el punto de mira del coronavirus

Una especialista en una UCI del hospital Vall d'Hebron, de Barcelona.
Una especialista en una UCI del hospital Vall d'Hebron, de Barcelona.Marta Perez / EFE

Según la mejor estimación disponible, puede haber en el mundo entre 10.000 y 50.000 pacientes de covid-19 con daños neurológicos. El cálculo es endeble, porque se basa en lo que se sabe de otros coronavirus como el SARS y el MERS, pero al menos pone un número provisional a un fenómeno indudable que han percibido en los últimos meses los médicos de medio planeta. Con 28 millones de casos de covid confirmados en el mundo, los 50.000 que presentan síntomas cerebrales no pasan del 0,2%. Pero las complicaciones suelen resultar graves y han llamado la atención de los neurólogos.

Ya al inicio de la pandemia los médicos notaron que algunos pacientes hospitalizados con covid-19 se mostraban confusos, desorientados y nerviosos, los síntomas del delirio. Un grupo japonés publicó en abril el primer caso de covid asociado a la inflamación del cerebro, y luego han venido más, como un paciente que exhibe daños en la mielina, un envoltorio graso que recubre los axones (prolongaciones) de las neuronas y acelera la trasmisión del impulso nervioso. El deterioro de la mielina subyace a la esclerosis múltiple y otras enfermedades neurodegenerativas. Otros pacientes sufren ictus, hemorragias cerebrales, encefalitis y pérdida de memoria. Michael Marshall documenta en Nature estas y otras evidencias.

Una cuestión clave es averiguar si estos daños cerebrales se deben a una acción directa del virus en el cerebro o a una respuesta inflamatoria de la propia víctima

Una cuestión clave para los científicos es averiguar si estos daños se deben a una acción directa del virus en el cerebro o, por el contrario, a una respuesta inflamatoria exagerada de la propia víctima, como ocurre con los síntomas pulmonares. Es una cuestión urgente, porque los médicos necesitan conocer la respuesta para tratar a sus pacientes. Si el SARS-CoV-2 entra en el cerebro y causa los daños directamente, el médico deberá prescribir fármacos antivirales como el remdesivir. Si, por el contrario, es la respuesta inflamatoria la que causa los daños, el galeno optará por un antiinflamatorio como la dexametasona. Dar el primer fármaco al segundo paciente o viceversa solo puede empeorar las cosas. No hacer nada tampoco es una opción.

Vale, pero la persona no es solo cerebro, ¿no? También tiene un corazón. Cierto, y también el corazón está en el punto de mira del coronavirus. Como ocurría con el cerebro, las evidencias de que la covid-19 daña el corazón de algunos pacientes se han ido acumulando en estos meses interminables. Causa miocarditis, o inflamación del tejido cardiaco y, como también ocurría con el cerebro, los investigadores están luchando para entender cómo la causa. La mitad de los pacientes con miocarditis de origen covid se cura sin complicaciones. Pero la otra mitad acaba desarrollando arritmias y mal funcionamiento cardiaco.

Espero que el lector me perdone la lección de fisiología que le acabo de infligir. La moraleja, si hay alguna, es que sigue sin haber ninguna razón para relajar las medidas de protección. Que la segunda ola se convierta o no en un tsunami depende de ello. Mientras nuestros gobernantes buscan un cuanto de luz en la espesura que ellos mismos han creado, recuperemos el respeto por este virus que nos ha dado la naturaleza

* LA CIENCIA DE LA SEMANA es un espacio en el que Javier Sampedro analiza la actualidad científica. Suscríbete a la newsletter de Materia y lo recibirás cada sábado en tu correo, junto con una selección de nuestras mejores noticias de la semana.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50