Coronavirus

Una prueba de cuatro horas que tarda días en realizarse

La prueba PCR que se usa para diagnosticar el Covid-19 arroja resultados en cuatro horas tras la recogida de muestras de la garganta, pero la entrega de los resultados en España se demora

Un microbiólogo realiza una prueba de PCR para la detección del coronavirus.
Un microbiólogo realiza una prueba de PCR para la detección del coronavirus.Jessica Hill / AP

Más de una veintena de hospitales del país están preparados para completar la prueba de detección del coronavirus, según la información facilitada por las consejerías de Sanidad. En estos centros se reciben las muestras de exudado faríngeo (obtenidas con el frotado de la cavidad bucal con un hisopo) y son analizadas por el sistema PCR (siglas en inglés de reacción en cadena de la polimerasa). Los resultados pueden obtenerse en cuatro horas, según el protocolo de la Consejería de Sanidad de Madrid, que comparten otras comunidades. Sin embargo, la entrega de los mismos en España llega a tardar días.

La reacción en cadena de la polimerasa de las muestras obtenidas de la garganta se completa en un laboratorio de microbiología (del centro sanitario si dispone del equipo o en el Centro Nacional de Microbiología) y consiste en un método que permite amplificar la secuencia del genoma viral. Para ello se introducen cebadores (cadenas de moléculas relacionadas) diseñados especialmente para conectar con el genoma del virus SARS-CoV-2 y que actúan como guías.

Si hay unión, la reacción se pone en marcha y genera un gran número de copias cada vez más amplias que permiten detectar, en pocas horas, la presencia del SARS-CoV-2, incluso en casos en los que hay poca cantidad de virus. María Montoya, jefe de grupo de Inmunología Viral del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, asegura que es la técnica más sensible y eficaz para diagnosticar esta enfermedad. “Pero como es nueva la enfermedad, no sabemos si es más o menos compleja que otras que se detectan de la misma forma”, comenta. La científica explica que esta tecnología se utiliza a menudo para varios casos y que, para cada patógeno, se diseña un tipo de cebadores distintos.

Demoras en el proceso

Las pruebas que se están realizando en España presentan dos demoras. La primera es la tardanza en ser atendidos desde que se requiere la recogida de muestras por haber estado en contacto con contagiados o por haber visitado países de riesgo. Varios pacientes, entre ellos la madre de una de las menores contagiadas en la capital de España, denunció no haber conseguido que le realizaran las pruebas hasta más de 48 horas después de haber dado positivo su padre. Otros sospechosos de poder haber sido contagiados por familiares que han dado positivo confirman que han pasado más de dos días esperando en Madrid que acudan a practicarle el exudado faríngeo en su domicilio.

La otra demora se registra a la hora de obtener los resultados. Pese a que la prueba puede completarse en cuatro horas, de acuerdo al mencionado protocolo de las consejerías de Sanidad, una vez que se consigue que se recojan las muestras de exudado faríngeo, el resultado tarda entre 9 y más de 12 horas, según un responsable del Hospital de La Paz de Madrid que no ha podido dar su nombre y cargo por orden de la Consejería de Sanidad, que ha prohibido a los facultativos hablar sobre este asunto de forma oficial con los periodistas de este medio.

Las pruebas que se están realizando en España presentan dos demoras. La primera es la tardanza en ser atendidos desde que se requiere la recogida de muestras, la otra se registra a la hora de obtener los resultados

Personal médico que realiza las pruebas en un centro de referencia de Madrid justifica el retraso en la necesidad de validar las analíticas con el Centro Nacional de Microbiología, institución que tiene la última palabra. Fuentes de este laboratorio nacional aseguran que tienen equipamiento suficiente para proceder a los análisis y demandas actuales, pero no aportaron más información. “Nuestra máquina de PCR echa humo, pero por ahora no se necesita más personal”, afirmó un responsable.

Pelayo Pedredo, responsable de Salud Laboral y Prevención de la Asociación de Médicos de Madrid (AMYTS), habla de “saturación de los servicios de atención primaria y urgencias”. Sin embargo, ante esta denuncia, la Consejería de Sanidad madrileña sí responde y asegura que no es el caso, aunque no aporta cifras de afluencia ni explicaciones. “¿Quién ha dicho que hay saturación? Estamos en las mismas condiciones que siempre”, defienden.

Pedredo también asegura que, aunque todavía no sufren carencias en cuanto a profesionales sanitarios, “empiezan a faltar sistemas de protección”. El experto pide a la consejería que actualicen rápidamente el protocolo porque la situación “ha cambiado mucho” desde febrero, fecha de la última versión del informe.

Las comunidades que han facilitado la información sobre su red de laboratorios, aunque tienen infraestructura suficiente para determinar la detección del coronavirus, envían los casos positivos o dudosos al Centro Nacional de Microbiología para confirmarlos. El País Vasco cuenta con tres infraestructuras capaces de realizar todo el proceso; Madrid, cuatro; Galicia, siete; Andalucía, dos; y Murcia, Navarra, La Rioja, Valencia y Baleares, uno, según la información disponible. Cataluña tiene al menos cuatro hospitales de referencia, aunque la Generalitat no especifica cuántos.

Cinco veces más demanda de material de pruebas

Mark Stevens, gerente de la empresa inglesa PCR Biosystems, que produce y vende el material necesario para esta técnica (qPCRBIO Probe 1-Step Go) a los laboratorios de todo el mundo, asegura que la demanda de material ha aumentado “hasta cinco veces desde la llegada del coronavirus". "La técnica de detección no es distinta de la que cualquier otro virus que afecta el sistema respiratorio”, explica. El experto afirma que ha habido una clara mejora de los sistemas de detección de este tipo de enfermedades y que los diagnósticos son mucho más rápidos que hace un par de años.

En la distribuidora española Cultek, que trabaja con la empresa británica entre otras, todavía no han constatado un impacto sobre su mercado nacional, que se compone principalmente de centros de investigación. “El número de pacientes que se someten a las pruebas en España es poca cosa para la cantidad de sistemas PCR existentes en los centros sanitarios", asegura el director técnico de la distribuidora del material, Jesús Cancelas. Cada paquete básico cuesta unos 1.000 euros y sirve para realizar pruebas a 70 pacientes. "Los grandes hospitales ya tienen el material completo para sus diagnósticos. Veremos el mes que viene. Pero hay que tener en cuenta que muchos otros laboratorios hacen millones de pruebas para otras patologías a diario”, añade Cancelas.

El experto ha recibido este jueves dos proposiciones de China para vender un nuevo paquete que no se basa en la PCR, sino en anticuerpos para detectar los antígenos del virus. Cancelas no cree que sea más eficiente que la técnica actual. “Muchas empresas y laboratorios en España están desarrollando un nuevo kit para mejorar la detección de la enfermedad, pero hace falta tiempo antes que el Gobierno lo valide”, explica.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50