Coronavirus

“Les ruego que hagan la prueba del coronavirus a mi hija”

Los padres de la niña infectada en Madrid dicen que Salud Pública no quiso tomarle muestras tras dar ellos positivo

Colegio Paraíso Sagrados Corazones donde se ha producido el primer caso de un niño con coronavirus en Madrid.Víctor Sainz / atlas

Una alumna de educación infantil de un centro de Madrid ha dado positivo por coronavirus, días después de que su padre regresara de un viaje al norte de Italia. “Os comunicamos que el alumno/a del Centro que estaba pendiente de resultados de análisis ha dado positivo”, confirmó en la noche del martes Gloria Suárez-Pliego, directora de colegio Sagrados Corazones Paraíso, a través de un correo electrónico dirigido a los padres y madres de los alumnos. Este miércoles, la Consejería de Sanidad madrileña ha confirmado “un positivo en una escolar de cuatro años asintomática en el momento actual". Según Fernando Simón, coordinador del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, con ella son tres los niños afectados en España, de los cerca de dos centenares de casos registrados. Los otros dos niños se encuentran en Castilla-La Mancha. El día anterior, se conoció que un profesor de otro colegio madrileño, el Santa María la Blanca, está también infectado.

Se trata de la primera vez desde que se inició el brote en España que Sanidad informa sobre niños con coronavirus. El patógeno, por razones que aún estudian los investigadores, no afecta de la misma manera a los pequeños que a los adultos. “Por la experiencia de miles de casos en China, a los niños les afecta menos. En general tienen una evolución clínica más benigna y la tasa de mortalidad es muy baja", ha confirmado Simón. Según el mayor estudio epidemiológico desarrollado hasta el momento sobre los infectados en China, a 11 de febrero, de los más de 44.000 casos confirmados en el país, solo el 0,9% correspondía a niños de entre cero y nueve años, y el 1,2% a menores de 10 a 19 años. Sin embargo, “como cualquier enfermedad que afecte a los niños, estos pueden suponer un núcleo de transmisión en sus familias”, ha recordado el portavoz de Sanidad. “Algunas aulas deben ponerse en cuarentena, se ha comunicado a los colegios”, ha dicho, aunque “no es necesario cerrar los colegios”.

El padre de la niña que ha dado positivo en Madrid había vuelto de Bérgamo, ciudad situada en Lombardía, la región italiana más afectada por el coronavirus y foco principal de su expansión en Europa, el sábado 22 de febrero, según ha explicado la propia familia en un mensaje de WhatsApp a otros padres y madres del centro y al que ha tenido acceso este diario. “Estamos en casa y bien. Nos sentimos aterrados y en shock (...), espero que nadie más se vea afectado”, escribió la madre. Tras regresar su marido de Italia, ella se empezó a encontrar mal, con “dolor de garganta, paliza, diarrea, dolor de pecho”, cuenta en su mensaje. Su marido, sin embargo, estaba asintomático, por lo que los trabajadores del 112 le dijeron que ella acudiese a su médico. El sábado 29, ya con fiebre, las autoridades sanitarias decidieron hacer las pruebas a la pareja. “Se negaron a hacérselas a la niña porque, según ellos, los niños no lo pillan”, continúa el mensaje.

Finalmente, el lunes, la pareja recibió la noticia: habían dado positivo por Covid-19, la enfermedad causada por el coronavirus. Las autoridades sanitarias les sugirieron que llevaran a la niña con algún familiar, pero que continuara asistiendo al colegio porque no presentaba ningún síntoma. “Les pido, les ruego que le hagan la prueba porque me parece inmoral mandarla a algún sitio sin saber su estado”, cuenta la madre en un mensaje a los otros padres. Finalmente, la niña dio también positivo este martes, día en el que empezó con tos, según su madre. Según la Consejería de Sanidad, "los tres están en casa y evolucionan bien”. Los dos niños de Castilla-La Mancha, de los que Simón no ha querido dar más detalles, se han contagiado también de un conocido infectado por el virus.

El centro Paraíso Sagrados Corazones, en la zona norte de Madrid, informó a través de un email el martes a las diez de la mañana a los padres y madres de los alumnos de que el Centro estaba siguiendo los protocolos que establece el Ministerio de Sanidad. Más tarde, hacia las 16.30, los padres recibieron otro correo electrónico de la directora informando de que uno de sus alumnos de educación infantil había dado positivo por coronavirus, según informa una madre cuyos hijos pequeños acuden a ese mismo colegio. A media tarde del martes, según estas mismas fuentes, y a través de la plataforma Educamos -que utilizan varios centros educativos para la comunicación entre el colegio y los padres y madres del alumnado-, la dirección informaba del positivo de la alumna. “Y nada más”, se queja esta madre.

Durante la mañana, la dirección del centro ha guardado silencio a preguntas de los periodistas. Ha convocado una reunión con los profesores y ha derivado cualquier tipo de cuestión a la Consejería de Sanidad. “Seguimos recabando información”, confirma un portavoz. Los profesores, mientras tanto, salen a fumar a la puerta o a tomar café. “Estamos nerviosos, claro”. “Nada. Nada. No podemos decir nada”. “Hombre, pues un poco de miedo sí que hay. Las cosas como son”.

En las instalaciones del colegio reina la tranquilidad. Amparo, la portera, cuenta que no para de recibir llamadas de padres y de medios de comunicación. “Todo está muy tranquilo” Tanto es así que los niños pequeños pasan por su lado de camino a las aulas. “Estamos en contacto permanente con la consejería”, dice Carmen, la enfermera del centro. “Estamos más tranquilos que otros días. Hay que tener tranquilidad”. María, la cocinera, está muy tranquila: “Hoy los niños van a comer garbanzos y pollo”.

El colegio, de dos plantas, cuenta con una pista de baloncesto rodeada de vallas visible desde el exterior a la que los alumnos llaman “La Jaula”. Allí se agolparon decenas de niños durante el primer recreo al observar una cámara de TVE. No pedían ningún balón. “Coronavirus, coronavirus”, coreaban algunos. “Mamá, salgo en la tele”, gritaba otro.

Jaime, de 46 años, se presentó sobre las 13.00 de la tarde para recoger a sus hijas de seis y cuatro años. “He oído que ha habido padres que han decidido que no llevar a sus hijas. Entre los grupos de WhatsApps de padre se habla mucho. Yo creo que hay que tener tranquilidad. Nosotros en casa nos lavamos las manos continuamente”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puedes seguir la última hora sobre la evolución del coronavirus.

- ¿Cómo se compara el coronavirus con la gripe? Los números dicen que es peor

- Mapa de expansión y claves para entender el coronavirus

- Consejos para evitar los contagios





Más información

Lo más visto en...

Top 50