Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mas se reúne con Puigdemont en Ginebra en pleno debate por la investidura de Sánchez

Los sectores pragmáticos de Junts per Catalunya buscan convencer al expresidente catalán huido de la necesidad de facilitar el desbloqueo

Carles Puigdemont y Artur Mas, reunidos en Waterloo el pasado 20 de junio.
Carles Puigdemont y Artur Mas, reunidos en Waterloo el pasado 20 de junio.

El posicionamiento ante la investidura de Pedro Sánchez está tensando las costuras de Junts per Catalunya por la negativa del expresidente catalán  Carles Puigdemont a facilitar el desbloqueo y la voluntad de los sectores procedentes de la antigua Convergencia Democrática que creen que, al menos, deben plantearse la abstención. En este contexto, el expresidente Artur Mas se reunió el viernes en Ginebra con su sucesor, hoy huido de la justicia española. Mas está intentando mediar entre los sectores más radicalizados del partido, encarnados por Puigdemont, y los más pragmáticos para evitar la ruptura. Y el voto ante la investidura del socialista es capital para conseguirlo.

La reunión, avanzada por El Confidencial, tuvo lugar aprovechando que Puigdemont participaba en el foro Crans Montana en Ginebra. Fuentes de Junts per Catalunya confirman el encuentro, aunque lo enmarcan en un “intercambio de opiniones” sobre el momento político. La realidad es que Mas ha decidido adoptar un papel activo no solo para reconciliar a las diferentes familias del espacio político neoconvergente sino también para evitar que todo el poder siga recayendo sobre Puigdemont y sus allegados más directos.

La reunión tuvo lugar coincidiendo con la defensa a ultranza de la abstención ante la investidura hecha por los tres diputados presos de Junts per Catalunya: Jordi Sànchez, Jordi Turull y Josep Rull. Los tres diputados suspendidos de sus funciones consideran que hay que dejar a un lado la estrategia de la tensión permanente para allanar el camino de un nuevo Gobierno de Sánchez. Los tres consideran que lo ideal en estos momentos es facilitar la investidura aunque sus votos no sean imprescindibles. Es una manera, creen, de demostrar voluntad de diálogo y volver a la negociación política.

En una posición bien diferente han estado, al menos hasta ahora, Carles Puigdemont y sus afines, entre los que se encuentran las dos principales voces de Junts per Catalunya en el Congreso: Laura Borràs y Miriam Nogueras. En Barcelona, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, se alinea también con los contrarios a facilitar la investidura de Sánchez. Junts per Catalunya tiene siete diputados, pero Sànchez, Rull y Turull fueron suspendidos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información