Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno avisa de los riesgos económicos si no hay investidura

La incertidumbre que rodea a la formación del Ejecutivo aumenta con el paso de los días

investidura pedro sanchez
Pedro Sánchez, este viernes en Osaka. AFP

El PSOE presiona con el impacto que una investidura fallida tendría sobre la economía española. “Un entorno de estabilidad política es el idóneo desde el punto de vista económico”, remarcó la ministra de Economía en funciones, Nadia Calviño, en la cumbre del G20. El Gobierno insiste en que la derecha se abstenga y Unidas Podemos renuncie a estar en el Consejo de Ministros. Pablo Iglesias respondió destacando “la naturalidad con la que en Europa entienden los Gobiernos de coalición”.

La incertidumbre que rodea a la formación del Gobierno aumenta con el paso de los días. Y desconcierta a los mercados y las grandes potencias reunidas en la cumbre del G20 en Osaka (Japón). La ministra de Economía advirtió este viernes de las consecuencias derivadas de la inestabilidad que provocaría que Sánchez no fuera investido en julio.

Algunos presidentes de otros países, reconoció Calviño, han trasladado a Sánchez su deseo de que pueda formar Gobierno cuanto antes, una forma indirecta de mostrar su inquietud. “Lo deseable es que tengamos cuanto antes un Gobierno del PSOE, que es el que ha ganado las elecciones. Pido responsabilidad a los otros grupos, en particular al PP y Ciudadanos, para que cuanto antes se garantice la gobernabilidad de España en beneficio de nuestra situación económica. Debemos abordar las reformas que nuestro país necesita”, subrayó.

Sánchez afronta, justo cuando se acaban de cumplir dos meses de la victoria del PSOE en las elecciones generales del 28 de abril, una investidura en la que, por el momento, solo tiene asegurado el voto favorable del único diputado del Partido Regionalista Cántabro. Los demás apoyos que el presidente del Gobierno en funciones necesita están en el aire.

El mayor interrogante es el sentido del voto de los 42 diputados de Unidas Podemos. Iglesias insiste en que debe producirse un Gobierno de coalición con ministros del PSOE y de su socio prioritario en los últimos 12 meses. “El Gobierno no quiere ir a nuevas elecciones. Vamos a tratar que esa investidura se sustancie en julio. Nosotros queremos presentarnos con la fuerza, respaldo y alianza de los votos que necesitamos para sacarla. Esa es nuestra voluntad. Esperamos y aspiramos a que ese apoyo sea prestado”, aseguró este viernes Isabel Celaá, portavoz del Ejecutivo, en la comparecencia posterior al Consejo de Ministros.

Declaraciones de la portavoz del Gobierno en funciones, Isabel Celaá.

A la espera de conocer la fecha en que se fijará la investidura, que saldrá de la reunión que el próximo martes Sánchez mantendrá con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, el PSOE y Unidas Podemos permanecen enrocados en sus respectivas posiciones. De momento nadie parece dispuesto a realizar concesiones. Sánchez recela de que haya ministros vinculados a un partido distinto al del actual partido en el Gobierno. Iglesias, por su parte, reclama una entrada visible en el Ejecutivo —el PSOE ofrece cargos intermedios en la Administración, esto es, secretarías de Estado y direcciones generales, por debajo del estatus y poder de los ministros— que le permita salvar la caída electoral de Unidas Podemos.

Quienes tampoco parecen dispuestos a abstenerse pese a las peticiones socialistas son el PP y Ciudadanos, que juntos suman 123 diputados. Los mismos que el PSOE. El voto en contra de Vox, con 24 escaños, se da por seguro. Concentrados en julio. “No nos ponemos en un escenario de una investidura fallida. En julio, vamos a reunir las fuerzas necesarias”, abundó la ministra portavoz. María Jesús Montero, ministra de Hacienda en funciones, ya negó la víspera la posibilidad de que hubiera una “segunda vuelta” en septiembre. “Trabajamos para construir un Gobierno en julio. Vamos a concentrarnos en esta legislatura. Ningún buen alumno lleva sus notas a septiembre”, reiteró Celaá.

Iglesias contempla que será entonces, y no en las próximas semanas, cuando el PSOE y Unidas Podemos acuerden un Gobierno de coalición. No una versión rebajada como plantean los socialistas, que insisten en que sea de “cooperación”. “La propuesta del Gobierno es de enorme identidad y contenido”, argumentó la portavoz frente al rechazo de Unidas Podemos a la propuesta socialista. “Estamos convencidos de que Sánchez no cometerá la irresponsabilidad de llevar al país a unos nuevos comicios y negociará un Gobierno de coalición con Unidas Podemos”, zanjó Iglesias.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información