Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ripollet municipaliza las guarderías y la limpieza de edificios municipales

La operación municipal ha obligado a subrogar hasta 60 trabajadores

Una guardería en Ripollet.
Una guardería en Ripollet.

Desde esta semana, el Ayuntamiento de Ripollet ha recuperado la gestión de las guarderías y del servicio de limpieza de los edificios municipales, hasta ahora en manos de empresas privadas. El Consistorio, gobernado por Ara Decidim Ripollet (que agrupa a Podem, comunes y la CUP), asegura que continuará con las municipalizaciones durante el actual mandato para asumir la gestión del agua y la atención social domiciliaria.

Con esta gestión directa el Ayuntamiento pretende “mejorar la calidad, la transparencia y garantizar los derechos laborales, así como fortalecer los servicios municipales”, asegura la primera teniente de alcalde de Economía y Municipalización, Pilar Castillejo. Asimismo la concejal defiende que “en lugar de obtener beneficios a través de estos servicios, como sucede con la privatización, estas ganancias se reinvertirán en los propios servicios”.

La municipalización de las guarderías fue aprobada por el pleno municipal en 2018, pero no se hará efectiva hoy lunes. La medida afecta a los dos centros infantiles del municipio: La Verema y La Rodeta del Molí. El Ayuntamiento ha subrogado a un total de 20 trabajadoras y ha asegurado que les mantendrá las condiciones laborales. Castillejo asegura que el propósito de la municipalización de las guarderías es “garantizar el servicio educativo en estos centros y no actuar por motivaciones económicas”.

Unos días antes, el 25 de junio, el Ayuntamiento también asumió el servicio de limpieza de los edificios municipales, una medida que había sido aprobada por el pleno en junio de 2017, coincidiendo con la creación de la empresa municipal Genera. En este caso el Consistorio también ha subrogado el 100% de su plantilla, compuesta por 40 trabajadores. Castillejo afirma en breve “se llevará a cabo un proceso de negociación sindical para mejorar sus condiciones, tanto en cuestión de sueldo como social”, ya que “es un sector precarizado”, añade.

Durante el mandato actual, el equipo de gobierno pone el foco en recuperar la gestión del agua. Esta iniciativa ya fue puesta sobre la mesa en 2016, aunque no prosperó debido a la falta de apoyos en el pleno, ya que entonces Ara Decidim Ripollet solo contaba con nueve concejales de un total de 21. Ahora cuenta con uno más y espera lograr más apoyos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >