Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ciudadanía reivindica Madrid Central y convoca una manifestación en su defensa

Una plataforma y más de 200.000 firmas impulsan la lucha por Madrid Central

Una de las entradas a Madrid Central en la Carrera de San Jerónimo.
Una de las entradas a Madrid Central en la Carrera de San Jerónimo.

El Ayuntamiento confirmó el jueves por la mañana que la moratoria de las multas por acceder a la zona de bajas emisiones Madrid Central se pondrá en marcha el 1 de julio y que durará, al menos, dos meses. Horas después del anuncio se constituía la Plataforma de Defensa de Madrid Central, avalada por más de 200.000 firmas recogidas en las últimas semanas. Además de pedir audiencia al alcalde José Luis Martínez-Almeida (PP), el próximo 29 de junio han convocado una manifestación para recorrer el centro de la ciudad y mostrar su apoyo a la zona de bajas emisiones.

“Me parecía dramático que retirasen una de las medidas más importantes para luchar contra la contaminación en Madrid”, explica Justo Sáez, de 55 años y profesor de Informática. El pasado 18 de mayo, y a título personal, este vecino decidió iniciar una petición en Change.org ante la posibilidad de que el Ayuntamiento anulase Madrid Central.

No se equivocaban. En la segunda junta de gobierno del nuevo Ayuntamiento —gobernado por el PP con Ciudadanos y el apoyo de la ultraderecha de Vox— el único dato que se confirmó fue la fecha de cese: “Será el 1 de julio”, dijo Inmaculada Sanz, portavoz del ejecutivo municipal. Durante esa moratoria —que se activará aplicando el artículo 247 de la Ordenanza de Movilidad y durará al menos dos meses— se emitirán multas, pero estas no se harán efectivas.

“Madrid Central no ha funcionado”, insistía Sanz que también remarcó que el plan “no ha ayudado a disminuir la contaminación”. Los datos municipales dicen lo contrario: el pasado mes de mayo, en 14 de las 24 estaciones de medición de la polución de la capital, la polución bajó a niveles históricos. Si se estudia el primer trimestre del año —con unas condiciones meteorológicas de estabilidad, lo que agrava la concentración de contaminantes— se evidencia que la medida también ha sido efectiva: mientras en la ciudad los contaminantes han aumentado un 19%, en la Comunidad lo ha hecho un 29%, diez puntos más. “Tenemos que ser más ambiciosos con respecto a la calidad del aire”, añadió Sanz. La portavoz confirmó reuniones con los colectivos afectados por la medida: el próximo 25 de junio, el gobierno municipal se reunirá con la Plataforma de Afectados por Madrid Central.

Anulación de multas

“Nosotros también queremos reunirnos con el Ayuntamiento”, piden desde la recién creada Plataforma en Defensa de Madrid Central, que está formada por, entre otros, la Fravm —la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid, que aglutina a más de 120.000 vecinos—; la FAPA Giner de los Ríos, que representa a 900 asociaciones de padres y madres de la Comunidad de Madrid; colectivos ciclistas como Pedalibre; o ecologistas como Fridays For Future, Madres por el clima, Ecologistas en Acción o Greenpeace.

“Durante toda la campaña han estado exagerando y creando un ambiente hostil hacia la medida”, inciden desde el grupo, “y lo han hecho porque ha sido una medida aprobada por Carmena: tanto los ejecutivos de Gallardón y de Botella [ambos exalcaldes del PP] había planes de restricción al tráfico semejantes”. Hacen referencia a las Áreas de Prioridad Residencial (APR); la primera de estas se inauguró en la capital hace más de una década.

Para el actual equipo de gobierno municipal, “el sistema no está funcionando porque no se estaba sancionando con garantías”. La portavoz municipal se refería a la anulación de miles de multas debido a un fallo en el formato del sistema horario. Ayer, el Ayuntamiento reconoció que aunque pretende arrancar el receso de la zona de bajas emisiones en 10 días, aún no tienen estudios técnicos del impacto que supondría la vuelta de los vehículos a un centro cuyas calles y avenidas se han rediseñado para dar prioridad al espacio peatonal.

“Se puede producir un colapso”, apuntan desde Greenpeace. Una idea que comparten con Ecologistas en Acción, que también ha mostrado su intención de denunciar la moratoria en cuanto se apruebe. La Plataforma en Defensa de Madrid Central ha convocado diversas acciones la semana que viene que culminarán con “una gran manifestación” el próximo 29 de junio que discurrirá desde Callao a Cibeles.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información