Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP recupera Madrid y promete acabar con la herencia de Carmena

Villacís (Cs) será vicealcaldesa y no ha trascendido qué puestos de poder tendrá Vox

Begoña Villacís (Ciudadanos) y José Luis Martínez-Almeida (PP), antes de comenzar el pleno de investidura. En vídeo, las primeras palabras de Martínez-Almeida tras ser investido.

José Luis Martínez-Almeida recuperó este sábado para el PP la alcaldía de Madrid. La formación conservadora vuelve a sostener el bastón de mando de uno de sus principales bastiones, tras un paréntesis de cuatro años. Lo consiguió después de cerrar un pacto con Cs el viernes por la noche y, bien entrada la madrugada del sábado, con Vox, con los que quiere acabar con el legado de Manuela Carmena. Y lo logró pese a registrar el peor resultado del partido en la capital. En su despedida, la exalcaldesa, ganadora de las elecciones, pidió “cuidar la democracia” porque costó “esfuerzo y vidas” conseguirla.

El acuerdo que posibilitó que el PP ocupe la alcaldía de Madrid se cerró entre los dirigentes nacionales de Vox y del PP sobre las cuatro de la madrugada del sábado, a siete horas del pleno. Este sábado por la mañana firmaron un documento programático de 81 puntos muy parecido al que el PP había sellado horas antes con Ciudadanos, pero con diferencias sustanciales. En el texto pactado con la ultraderecha la violencia machista se convertía en intrafamiliar, las menciones al Orgullo y a la “diversidad LGTBI” desaparecían y de transformar Madrid Central —el área de bajas emisiones en el centro— se pasaba a acabar con él.

El PP necesitaba a toda costa los votos de los 11 concejales de Cs y los cuatro de Vox para llegar, junto a sus 15 ediles, a la mayoría absoluta, que se sitúa en 29.

“Debemos cuidar la democracia porque los que sabemos lo que nos costó traer a este país la democracia, fue tanto, fue esfuerzo, fue vidas, que no lo podemos olvidar”, dijo Manuela Carmena tras felicitar a Almeida por su nombramiento. Ante un pleno donde la ultraderecha ya ocupa cuatro asientos, la ya exalcaldesa hizo un alegato también en defensa del feminismo, “la mayor revolución del mundo sin que haya habido una gota de violencia”, y recordó a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas.

Carmena, la alcaldesa saliente, antes de empezar el pleno. En vídeo, la proclamación del nuevo alcalde de Madrid.

Carmena, que dejará su acta mañana, pidió salir del “frentismo” y recordó que más de 500.000 madrileños votaron por Más Madrid. Para ella, es una “paradoja democrática” que tras “ganar estrepitosamente” las elecciones, no hayan logrado gobernar. En 2015 el PP fue primera fuerza pero con escaño más, con el apoyo del PSOE, ella llegó a la alcaldía. “Les dejamos un Madrid que sabe el gobierno que quiere, tolerante, sencillo, honesto”, dijo, y pidió a Almeida que “lo de gobernar para todos sea de verdad”.

“Madrid es mucho más moderna y avanzada que el Gobierno que se constituye hoy aquí; este es un Gobierno del pasado”, manifestó el exseleccionador de baloncesto Pepu Hernández. En su primera intervención como concejal del PSOE denunció que el PP blanquee a Vox y comparta gobiernos, y se comprometió a defender “la igualdad entre mujeres y hombres y la libertad de amar a quien nos dé la gana”.

“Reto a que se encuentre en cualquiera de estos dos programas cualquier cuestión fuera del ordenamiento jurídico del que nos hemos dotado en España”, respondió el nuevo alcalde de Madrid. El suyo es, en sus propias palabras, un programa “sensato y de sentido común”. Almeida agradeció a sus socios que hayan facilitado un “Gobierno de centro derecha liberal centrado en las personas”, que gestionará con “eficacia y eficiencia”.

El reparto del poder en el Ayuntamiento

El acuerdo entre el PP y Ciudadanos detalla las áreas que quedarán bajo el control de cada uno de los dos partidos en su gobierno de coalición.

PP. Asumirá la alcaldía y las áreas de Hacienda; Salud, Seguridad y Emergencias; Cultura, Turismo y Deporte; Medio Ambiente y Movilidad; y Obras y Equipamientos. Asumirá la presidencia de los distritos de Centro, Arganzuela, Salamanca, Chamartín, Tetuán, Chamberí, Fuencarral-El Pardo, Moncloa-Aravaca, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz.

Cs. Además de la vicealcaldía, el partido se hace con las áreas de Economía, Innovación y Empleo; Desarrollo Sostenible —que incluye las competencias de urbanismo—; Familias, Igualdad y Bienestar social. Asumirá la presidencia de los distritos de Retiro, Latina, Ciudad Lineal, Hortaleza, Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro, San Blas-Canillejas y Barajas.

Begoña Villacís, de Ciudadanos, no logró la alcaldía por la que pugnó su partido pero será vicealcaldesa y parte de su equipo ocupará puestos relevantes en el nuevo Gobierno municipal. “Lo más importante de esta nueva era en la que se han acabado las mayorías absolutas no es quiénes firman los pactos, sino qué se firma en los pactos”, señaló la número uno de Ciudadanos en el Ayuntamiento para justificar el acuerdo con Vox. “Me gustaría que dentro de cuatro años se notase que hay un gobierno sensato y liberal en Madrid”, dijo.

Concejalías delegadas

Unas de las líneas rojas de Cs en su negociación con el PP fue no compartir ejecutivos con Vox. En el reparto de áreas de Gobierno y concejalías de distrito que acordaron el viernes no figuraba el partido de Santiago Abascal.

Vox sí ocupará “concejalías delegadas”, según el PP, que serán puestos que dependerán de delegados de área pero que, como reconoció Javier Ortega Smith a su llegada al pleno, todavía no se han concretado.

“Un punto de inflexión” para el PP de Casado

El Partido Popular volvió a desplegarse este sábado en el Palacio de Cibeles que mandó reformar Alberto Ruiz Gallardón. Desde las tribunas de invitados observaron la investidura de Almeida sus antecesores José María Álvarez del Manzano, Gallardón y Ana Botella, que gobernaron la ciudad durante 24 años consecutivos hasta que llegó Carmena. Tampoco faltó Esperanza Aguirre, vestida de “azul PP”, según dijo ella misma. Teodoro García Egea y Pablo Casado, secretario general y presidente del Partido Popular, y muñidores del pacto con Cs y Vox, no se podían perder “un día histórico”, como manifestó Casado.

“El Partido Popular ha demostrado una vez más que está en la centralidad de la vida política de España”, dijo el líder popular. Casado reivindicó que su partido es el “único partido capaz de hablar con la derecha, con la izquierda, y que esos acuerdos sean compatibles con no perder” sus principios.

Tras la debacle popular en las elecciones generales del 28 de abril, Casado consideró un “punto de inflexión” para su partido recuperar el poder de la capital. “El Partido Popular hoy demuestra que es la verdadera alternativa o, dicho de otra forma, que hoy empieza el cambio que llegará a España cuando sean las próximas elecciones”.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información