Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera medida de Almeida: los actos del patrón de la Policía Municipal vuelven al Retiro

El nuevo alcalde de Madrid ordena a los mandos que se pongan a trabajar para que todo esté listo para el próximo 24 de junio

almeida nuevo alcalde madrid
José Luis Martínez-Almeida conversa con los mandos policiales tras su toma de posesión en el palacio de Cibeles.

Había pasado poco más de una hora desde que José Luis Martínez-Almeida había sido proclamado nuevo alcalde de Madrid, cuando ya tomó su primera decisión. La dio de viva voz y sin ningún atisbo de duda. Mientras el nuevo regidor era el foco de todas las cámaras y todos los asistentes del Palacio de Cibeles querían hacerse una foto con él, Almeida se acercó a los cuatro mandos de la Policía Municipal de Madrid que estaban siguiendo el pleno de investidura. Los cuatro se cuadraron y le saludaron. Acto seguido, les dijo que los actos de celebración del cuerpo, previstos para el lunes 24 de junio (día de San Juan), regresaban al parque del Retiro, como era tradicional.

Martínez-Almeida cruzó el patio de Cibeles, tras recibir numerosas felicitaciones. Al ver al comisario general de la Policía Municipal, Teodoro Pérez, y a dos mandos que le precedieron en el cargo, Emilio Monteagudo y José Luis Morcillo, entre otros, se aproximó a ellos y les estrechó la mano. Los mandos le dieron la enhorabuena por su nombramiento, mientras le comentaron que en breve estaba prevista la celebración del patrón. Le informaron de que el anterior equipo de gobierno había dispuesto que se desarrollara precisamente en ese punto, en el palacio de Cibeles. Eso sí, la última decisión le correspondía a él. Por ley, Almeida es el jefe nato de la Policía Municipal de Madrid.

El nuevo alcalde no lo dudó y les dijo a los comisarios que trasladaran la fiesta a su ubicación tradicional, el paseo de coches del Retiro, sobre todo, después de que la Feria del Libro concluyera este fin de semana. "Habrá que esperar a que quiten las casetas y limpien toda la zona", les dijo el flamante regidor. El comisario jefe le explicó que lo habitual en estos casos es ponerse en contacto con la directora del parque del Retiro y con los responsables de la Concejalía de Medio Ambiente. "Poneos a trabajar en ello a partir de lunes para que esté todo listo para el 24", les comentó Almeida, a lo que los mandos le dijeron que lo harían "sin ningún problema", con una sonrisa.

Esos gestos de la Policía Municipal suponían acabar con el trasiego de celebración que llevó a cabo el anterior equipo de gobierno, encabezado por Manuela Carmena. El responsable de Seguridad, Javier Barbero, decidió que el Retiro no era un lugar adecuado para celebrar el acto y optó por tres emplazamientos distintos. El primero sí se celebró en 2015 en el céntrico parque, dado que lo dejó organizado la anterior alcaldesa, Ana Botella (PP). Al año siguiente se trasladó a un teatro oscuro y lúgubre de la Casa de Campo, con un acceso muy restringido. Esto desencadenó las críticas de los policías y parte de los mandos, que decidieron no acudir al acto en señal de protesta. 

En 2017 se ubicó en el Palacio de Cibeles con entrada restringida. De nuevo surgieron las críticas, al no haber himno nacional ni homenaje a los caídos. Entre los reproches, los del propio Martínez-Almeida, que acusó a Carmena de celebrar el acto "a escondidas, en la semiclandestinidad". Pidió que el acto fuera abierto a todos los madrileños: "Queremos un acto en el que no solo participen los policías, militares y concejales, sino que esté abierto a toda la ciudadanía que quiere darle las gracias de las tareas que estén desarrollando". El último emplazamiento fue el lateral del paseo del Prado, junto a la calle de Montalbán y el Palacio de Cibeles.

Después de este periplo, el acto vuelve a su lugar tradicional y se espera que recupere el desfile de una representación de las unidades más destacadas con que cuenta la Policía Municipal. Fuentes del cuerpo explican que hay tiempo "más que suficiente" para cumplir la primera orden del nuevo alcalde. De hecho, la celebración del día de San Juan suele ser el primer acto institucional al que acude un nuevo alcalde en Madrid.

A vueltas con las medallas

La entrega de las medallas de la Policía Municipal ha levantado la polémica en los últimos tres años y este año se repite. La llamada Junta de Recompensas, formada por mandos del cuerpo, envió su propuesta definitiva al concejal de Seguridad saliente, Javier Barbero. Su departamento lo modificó una edición más: eliminó algunos nombres que contaban con el visto bueno de la cúpula policial e incorporó otros que no estaban en el listado oficial.

La concesión final aún no está aprobada, ya que le quedó pendiente al anterior equipo de gobierno encabezado por Manuela Carmena, según fuentes policiales. El nuevo alcalde, José Luis Martínez-Almeida, será el responsable de tomar la última decisión, dado que queda justo una semana para la celebración de San Juan.

"Todavía no se ha avisado a ninguno de los condecorados ni se han hecho públicos sus nombres, porque se puede caer gente de la lista. Siempre queda incluso que se retome la propuesta de la Junta de Recompensas y se olvide lo que ha acordado el anterior concejal", reconocen mandos policiales.

Sigue con nosotros la actualidad de Madrid en Facebook, en Twitter y en nuestro Patio de Vecinos en Instagram

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información