Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CEO

ERC ganaría las generales en Cataluña con el PSC en segunda posición, según el CIS catalán

El juicio del 'procés' empuja la opción por la independencia, apoyada por el 48,4%

El juicio del procés está dando fuelle al independentismo catalán y, particularmente, a Esquerra Republicana de Cataluña. El partido de Oriol Junqueras ganaría hoy las elecciones generales y autonómicas en Cataluña al tiempo que se hunden las expectativas de Junts per Catalunya, la formación que impulsan Carles Puigdemont y Quim Torra. La última oleada del barómetro del Centre d'Estudis d'Opinió (CEO), el equivalente al CIS en Cataluña, dibuja también un nuevo repunte del apoyo a la independencia, que se aproxima al 48,4%, muy cerca de los máximos históricos registrados en otoño de 2017, coincidiendo con la celebración del referéndum ilegal del 1 de octubre. El barómetro también muestra que hay casi un 80% de los catalanes que están de acuerdo con que el futuro de Cataluña pasa por celebrar un referéndum.

En las elecciones al Congreso de los Diputados, ERC ganaría hoy en Cataluña con entre 14 y 15 escaños y un 24,1% de la intención de voto, cuando en 2016 obtuvo nueve. El PSC quedaría en la segunda posición, con entre 11 y 13 escaños, por lo que subiría desde los siete actuales. Junts per Catalunya bajaría de los ocho diputados actuales a entre cinco y siete. En Comú Podem, actualmente la primera fuerza catalana en el Congreso, pasaría de 12 a entre siete y nueve escaños. El nuevo partido Front Republicà, una escisión de la CUP que ha decidido presentarse a las elecciones generales con el ex secretario general de Podem, Albano Dante Fachín, como cabeza de lista, obtendría como máximo un escaño. Además, el PP conseguiría dos diputados, cuando en 2016 logró seis, y Ciudadanos, que actualmente tiene cinco escaños en la Cámara baja logrados en Cataluña, obtendría entre cinco y seis.

En unas hipotéticas elecciones al Parlamento catalán, ERC ganaría los comicios con entre 40 y 43 diputados (en 2017 obtuvo 32); Ciudadanos quedaría en segunda posición, con entre 28 y 29 escaños (ahora tiene 36) y Junts per Catalunya lograría entre 22 y 24, lo que significa una bajada de entre 10 y 12 diputados con respecto a los que tienen ahora. La encuesta del CEO, presentada este viernes en rueda de prensa por su director, Jordi Argelaguet, también apunta que el PSC crecería en el Parlament hasta los 21 o 23 diputados desde los 17 actuales, los comunes tendrían entre ocho y nueve (ahora tienen ocho), la CUP, ocho (cuatro) y el PP, entre tres y cuatro (cuatro).

Con estos datos, los partidos independentistas mantendrían la mayoría en el Parlament, en la franja más alta de la previsión con 75 diputados y en la franja más baja con 70 escaños. La mayoría esta fijada en 68. La intención de voto la lidera ERC, que cosecharía el 26,9% de los votos. También crece en intención de voto el PSC, que se sitúa en segunda posición, mientras que Junts per Catalunya cae a la tercera. Ciudadanos, el primer partido en la Cámara en esta legislatura, obtiene una intención de voto del 6,1%.

Desgaste del Gobierno de Torra

El CEO también muestra el desgaste del Gobierno de Quim Torra. El president suspende en la valoración de los catalanes, con 4,53 puntos. El político mejor valorado es el presidente de ERC, Oriol Junqueras, con 6,37. El director del CEO ha destacado la constante presencia que tiene este dirigente en los medios de comunicación por la celebración del juicio del procés. Más allá de las valoraciones de los políticos, la gestión de Torra (reprobada esta semana en el Parlament por todos los partidos de la oposición) es valorada negativamente un 48,4% de los catalanes. Y más concretamente, un 20,3% piensa que la gestión de Torra es "muy mala". La gestión del Gobierno de Pedro Sánchez es negativa para el 67,6% de los catalanes.

En un contexto muy marcado por el juicio a los dirigentes secesionistas, el apoyo a la independencia vuelve a subir y se sitúa a niveles de otoño de 2017, cuando se celebró la consulta ilegal del 1 de octubre y el a la independencia obtuvo su máximo histórico en la encuesta. Hoy por hoy, el 48,4% de los catalanes votarían sí en un eventual referéndum sobre la secesión, y el 44,1% lo haría en contra. El apoyo a la independencia ha subido 1,2 puntos desde el sondeo de noviembre de 2018.

Cuando la pregunta se amplía a qué modelo de Estado prefieren los catalanes, la opción favorita es la independencia, con el 39,7%, un punto más que hace tres meses. Los partidarios del Estado de las autonomías suben dos puntos, hasta el 26,3%. La preferencia por una forma de gobierno republicana es la escogida por el 75,9% de los encuestados, mientras que la monarquía solo convence al 12,3% de los catalanes.

El barómetro del CEO también recupera la pregunta sobre si los catalanes están de acuerdo con que tienen que decidir su futuro votando en un referéndum. El 57,9% afirma que está muy de acuerdo con ello, y el 20,8% que está bastante de acuerdo, mientras que el 7,9% expresa su rotundo desacuerdo. 

La "falta de libertades", uno de los principales problemas según los catalanes

La segunda pregunta de la encuesta del CEO versa sobre los problemas más importantes que tiene actualmente Cataluña. Las tres primeras preocupaciones se mantienen con respecto al barómetro anterior: relaciones entre Cataluña y España, insatisfacción con la política y el paro y la precariedad laboral son los principales problemas, según los catalanes. Sin embargo, en la cuarta posición los encuestados han situado un concepto que no aparecía en los barómetros anteriores, el de la "falta de libertades", y que el director del CEO ha explicado por el desarrollo del juicio a los líderes del procés en el Tribunal Supremo. La falta de libertades es el cuarto gran problema de Cataluña según el 7,7% de los encuestados. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información