Los catalanes suspenden el debate de política general y a Torra, según el CEO

La intervención mejor valorada fue la del republicano Sergi Sabrià y la peor, la de Inés Arrimadas; un 70% considera "demagógicas" las propuestas de la jefa de la oposición

Quim Torra e Inés Arrimadas, durante el debate de política general.
Quim Torra e Inés Arrimadas, durante el debate de política general.Albert Garcia

El debate de política general en el Parlament suscitó un bajo interés entre los catalanes y, entre los que sí lo siguieron, se puntúa con un 3,77 el grado de satisfacción, casi la mitad considera que nadie ganó y se suspende a todos los líderes parlamentarios, entre ellos al presidente Quim Torra (4,24). Así lo apunta la encuesta del Centro de Estudios de Opinión (CEO) de la Generalitat en relación al polémico debate que arrancó entre los días 2 y 4 de octubre, pero que se tuvo que reanudar el día 9 tras la crisis vivida entre JxCat y ERC a raíz de la suspensión de los diputados encausados por el Tribunal Supremo.

Más información

Aunque la encuesta, llevada a cabo telefónicamente entre los días 4 y 9 de octubre, tiene una muestra de 800 personas, sólo 465 dijeron haber tenido conocimiento del debate, la gran mayoría de ellos votantes de formaciones independentistas, puesto que 102 de los encuestados aseguraron haber votado a ERC, 93 a JxCat y 40 a la CUP, mientras que 47 a Cs, 46 al PSC, 31 a los comunes y 9 al PP, unos porcentajes alejados de las actuales mayorías parlamentarias. El propio director del CEO, Jordi Argelaguet, ha admitido que se trata de "una fotografía borrosa", que "dibuja formas y algunos colores, pero el detalle no lo tenemos ni de lejos".

De los 800 encuestados, sólo un 67 % admitió tener conocimiento del debate, por un 32 % que lo desconocía; no obstante, de aquellos 465 encuestados que recibieron información del debate, casi la mitad apenas lo siguieron, pues un 33,8 % lo siguió poco y un 8,6 %, nada. Aún así, los datos sí reflejan que el debate generó más interés entre los votantes independentistas y que el grado de satisfacción entre aquellos catalanes que siguieron el debate no solo no llega al aprobado, sino que apenas logra una nota media de 3,77 e incluso una quinta parte (20,9 %) puntúa con un cero.

Un suspenso que se extiende entre los votantes de todos los partidos, excepto los de JxCat, los únicos que dicen estar satisfechos (5,45 de nota); en cambio, el resto reprueba el resultado del debate y lo suspende, tanto los de ERC (4,81), CUP (3,44), comunes (2,79), Cs (2,09), PP (2) y PSC (1,98).

Un 85,6 % lamenta además que en las intervenciones del debate predominaron "las críticas, los reproches y las acusaciones de unos contra otros", por sólo un 6,2 % que creen que se expusieron propuestas para solucionar los problemas del país.

En valoración de líderes parlamentarios, se suspende a todos, siendo el republicano Sergi Sabrià el mejor valorado (4,65), seguido del cupero Carles Riera (4,48), el presidente Torra (4,24), el socialista Miquel Iceta (4,09) y la portavoz de los comunes Jèssica Albiach (3,9), mientras que los peor valorados son el popular Alejandro Fernández (2,74) y la líder de Ciutadans y jefa de la oposición, Inés Arrimadas (2,31). Incluso al ser preguntados sobre quién ganó el debate, un 42,2 % reconoce que no ganó nadie, y sólo un 11,4 % dice que fue Torra, un 6,2 % Arrimadas y un 4,5 % Iceta.

Pese a que Argelaguet ha recordado que el presidente, en términos generales, acostumbra a saca mejor nota que el resto de líderes, en esta ocasión la valoración de Torra es "bastante más baja en comparación con la serie histórica" de anteriores presidentes catalanes, ha incidido.

El CEO pone también en contraste las intervenciones del presidente y la jefa de la oposición, una comparación en la que sale ganando Torra, que se impone en propuestas serias, responsables y constructivas respecto a Arrimadas, como también en conocimiento de problemas de Cataluña, moderación y capacidad de encajar críticas. Y si bien un 70 % reprocha a Arrimadas que sus propuestas fueron "superficiales" y "demagógicas", en este aspecto Torra también es censurado por un 52 % de encuestados, que le achacan las mismas actitudes.

Tras este debate, el líder que consigue mejorar más su imagen es Miquel Iceta, entre un 23 % de encuestados; en cambio, un 45,6 % cree que la imagen de Torra ha empeorado, por solo un 18,9 % que ha mejorado; la más perjudicada es Arrimadas, con un 55,7 % que admite que la imagen que tenían de ella ha empeorado. Y en esa misma línea, respecto a la situación política de Cataluña, un 36,8 % cree que empeorará tras ese debate; un 45,4 % opina que se mantendrá igual; y sólo un 13,5 % augura que mejorará.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50